El Tiempo de los Sueños y las Pirámides de Oro

Los mitos y leyendas de los aborígenes australianos hablan de dioses sabios que llegaron del cielo en lo que se conoce como el “Tiempo de los Sueños”.
Cuenta una leyenda de los aborígenes australianos que una vez se libró una terrible batalla en Uluru durante el Tiempo de los Sueños, cuando un pueblo conocido como “los hombres serpiente venenosos” atacó para dar muerte a los pueblos que habitaban la zona, “los hombres serpiente no venenosos” pero Bulari, la diosa madre de la Tierra, logró vencerlos con una nube de gases letales.
Muchos de los hombres serpiente permanecen encerrados en una prisión bajo el Uluru, el punto más sagrado de toda Australia, más conocido por el nombre de Ayer’s Rock, una enorme colina de granito que cambia de color durante el día y asombra a cuantos la visitan por constituir una de las maravillas del mundo mineral.
En Moon City o “La Ciudad Secreta”, otros de los puntos sagrados de los aborígenes australianos, también se libraron duros combates entre el dios del Sol que llegó del cielo en una nave y el dios de la Tierra.
Los vestigios de estas luchas quedaron reflejados en los extraños monolitos y formas que se encuentran diseminados por toda Australia, como Ayer´s Rock, Moon City o la Montaña de Muchas Cabezas , producto, según la ciencia oficial, de erosiones de tipo natural, pero los aborígenes contradicen esta teoría y aseguran que son los restos de ciudades construidas por los “arientas” y “luritchas”, seres que eran mitad hombre y mitad animal. (Ésto me hace pensar por ejemplo en las sirenas, quizás no sea sólo un mito!)
En Moon City, muchos dibujos rupestres fueron destruidos por los aborígenes para preservar los misterios y tradiciones de estos pueblos a la llegada de los occidentales. Ciudades subterráneas, los “yowie” una especie de hombres mono, las “Min-Min”, luces que recorren a gran velocidad el desierto australiano, forman parte también de los mitos y tradiciones de Australia.
En 1838, cerca de Glenelg River, en la región de Kimberley, al noroeste de Australia, fueron descubiertas gran cantidad de pinturas rupestres de gran tamaño.
Los aborígenes llamaban a las figuras antropomorfas que aparecen en estos extraños dibujos con el nombre de “wandjinas”, y aseguraban que no habían sido realizadas por sus antepasados, sino por unos seres que descendieron a la Tierra en tiempos remotos.
Los “wandjinas” fueron seres sabios que trajeron la civilización y la prosperidad a los pueblos de la zona. Su símbolo era la serpiente, al igual que el de otros dioses del resto del mundo, como el caso de Quetzalcóatl, la serpiente emplumada … la serpiente es el animal que cambia la piel y renace, el símbolo de la eternidad, de la pervivencia de la vida en el más allá.
En las pinturas de Kimberley aparecen, entre otras, figuras de seres calzados con sandalias, algo absurdo si tenemos en cuenta que los aborígenes siempre han ido descalzos. Algunas de las figuras tienen 3 ó 7 dedos, tanto en las manos como en los pies.
A pesar de que tanto la técnica y el uso de pigmentos de color azul que los aborígenes no utilizan hacen pensar que ellos no hicieron estos dibujos, los arqueólogos insisten en que sí fueron realizados por los nativos, y que representan al dios de la lluvia.
Según las tradiciones aborígenes, hay construcciones megalíticas en toda Australia y se han encontrado huellas de pisadas fósiles de un tamaño gigantesco de fisonomía humana en estratos de esquisto en las Montañas Azules, Nueva Gales del Sur.Pero veamos más acerca de estas pirámides ..
El 25 de Marzo de 1982, Marilyn Pye, que había hecho algunas afirmaciones insólitas en relación con Gympie, asistió a una sesión de encauzamiento psíquico, durante la cual recibió una noticia, que había una “pirámide de oro” en un lugar situado 144 kilómetros y pico al norte de Cairos.
Cinco semanas después, Marilyn, ya había vendido su casa, abandonado un negocio que acababa de inaugurar y obtenido la ayuda de un conocido psíquico de New York, Bryce Bond, que la ayudaría a resolver el secreto de la supuesta pirámide.
Marilyn fue conducida a la ciudad de Toowoomba, en Queensland, donde desenterraron una rara roca de basalto que se encontraba unos siete metros debajo de la superficie. Marilyn observó que en la roca había unos grabados extraños que representaban el sol y dijo que no era obra de los aborígenes. También averiguó que las leyendas de las tribus del lugar no hablan de una, sino de “dos pirámides de oro” cerca del sitio donde encontraron la roca.
Fuente: Veritas Boss

Anuncios

Acerca de Fedex Despierta

Noticias, Investigación e Información sobre Civilizaciones Antiguas, Ufologia, Mitos, Leyendas, Profecias, Conspiraciones, Fantasmas, Arqueoastronomía, Criptozoologia, Viajes en el Tiempo, Dimensiones Paralelas, Exociencia, Esoterismo, Permacultura, Ecologia, Terapias Alternativas, Nueva Era y Mucho Mas…

Publicado el 22/04/2017 en Despierta Cordoba. Añade a favoritos el enlace permanente. Comentarios desactivados en El Tiempo de los Sueños y las Pirámides de Oro.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: