LA CIUDAD PERDIDA DE UBAR

En Medio Oriente existía una leyenda muy similar a la de la Atlántida en Occidente. Una ciudad de avanzada cultura y arquitectura megalítica cuyas elevadas torres de mármol y pilares finamente decorados hacían arrodillarse a cualquier visitante ante su belleza; siendo a causa de su desgraciado infortunio hundida en el desierto por una tormenta de arena. La diferencia, es que mientras la Atlántida permanece en el Reino de Mythos, Ubar resultó ser una realidad.

Meses atrás hablamos sobre Terra Incognitae, es decir, islas y ciudades sólo existentes en las leyendas. Ubar hubiese entrado en ésta lista, si no fuese porque hace 28 años un grupo de arqueólogos utilizando tecnología del programa Landsat y un complejo equipo abordo del transbordador espacial Challenger detectara los rastros de las rutas de trenes camello utilizadas por los mercaderes para llegar a la ciudad. Consecuentemente descubriendo la ubicación de la misma y desenterrando sus restos.

Ubar fue creída una leyenda dada la escasa cantidad de registros que la mencionaban, los cuales la marcaban como un gran centro comercial de esplendorosa arquitectura y riquezas en la región de Rub’ al Khali, al sur de la Península Árabe. Fundada hace 5 mil años y destruida bruscamente 3 mil años más tarde, el comercio logró que la misma poseyera todo tipo de riquezas, incluso varios relatos contaban sobre magníficas estatuas enchapadas en oro en las plazas.

Este esplendor, la falta de ruinas y su repentina desaparición -causada por un desastre climatológico según Surat al-Haaqqah- llevaron a que la misma ingrese en el terreno de las leyendas durante casi 2000 años. Leyenda que, dada su romanticismo, ya que la misma incluso hablaba de mercaderes europeos pre-romanos, llevó a que infinidad de exploradores la buscaran -uno de éstos exploradores, Harry St. John Philby, en 1932, no descubriría la ciudad, pero su expedición lo llevaría a descubrir los increíbles cráteres de Wabar. Inmensos cráteres de vidrio formados cuando una serie de meteoritos impactó con la arena cristalizándola en el proceso (en unas semanas hablaremos de los mismos)-

Desafortunadamente el abandono y los casi dos mil años de entierro llevaron a que pierda todo su encanto original. Sin embargo, su historia ha quedado como uno de los hallazgos más fascinantes de la arqueología moderna. Hoy sólo quedan ruinas y una sombra de antiguo esplendor.

Corán hace 1400 años menciona una ciudad con el nombre de Iram (ciudad de los pilares) que no era conocida en la historia antigua, a partir del descubrimiento de la ciudad de Ebla en Siria de unos 4300 años de edad, los investigadores encontraron una lista de ciudades que comerciaban con esa ciudad y allí figura la ciudad de Iram, también llamada la “Atlántida de las arenas” y que también se conoce como Ubar en el oasis de Shisar.-

Descubrimientos recientes han traído a Ubar a la historia y fuera del reino de la fábula, en la década de 1980 un grupo de investigadores interesados en la historia de esa ciudad utilizaron satélites de la Nasa de teleobservación, radar de penetración del suelo, datos del programa Landsat e imágenes tomadas desde el Transbordador espacial Challenger, así como el SPOT datos para identificar antiguas rutas de camellos, que mostraban donde se unían tales rutas del comercio de incienso alrededor de 2800 a.C..-

Un área en la provincia de Dhofar en Omán fue identificado como una posible ubicación para un puesto de avanzada de la civilización perdida, luego un equipo que incluía al aventurero Ranulh Fiennes, y al arqueólogo Juris Zarins realizan varios viajes y se detienen en el oasis de Shisar, donde las excavaciones descubrieron un antiguo asentamiento, donde se hallaba un fuerte construido sobre una gran caverna de piedra caliza que servía como fuente de agua, convirtiéndose en un oasis para las rutas de camellos.-

Debido al consumo de agua por parte de la ciudad fortificada de Ubar costruida sobre esa caverna hizo disminuir el nivel de agua, dejando la caverna seca, lo cual hizo colapsar la ciudad que se hundió en la arena entre 300 a 500 a.C., destruyendo el oasis.-

En 1992 fue descubierta Ubar, que llegó a ser fabulosamente rica por el comercio con las regiones costeras y el paso de caravanas entre la Península Arábiga y Europa, para luego perderse de la historia, y se pensaba que la referencia a ella era solo mítica y a pesar de las confusiones sobre si el nombre Ubar se refería a una ciudad o a un pueblo se develó a través de un antiguo mapa de la era de los Ptolomeos en que su nombre se asigna a una ciudad específica.-

Fuente:  Veritas Boss

Anuncios

Acerca de Fedex Despierta

Noticias, Investigación e Información sobre Civilizaciones Antiguas, Ufologia, Mitos, Leyendas, Profecias, Conspiraciones, Fantasmas, Arqueoastronomía, Criptozoologia, Viajes en el Tiempo, Dimensiones Paralelas, Exociencia, Esoterismo, Permacultura, Ecologia, Terapias Alternativas, Nueva Era y Mucho Mas…

Publicado el 12/04/2017 en Despierta Cordoba. Añade a favoritos el enlace permanente. Comentarios desactivados en LA CIUDAD PERDIDA DE UBAR.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: