Los Hombres de Negro…y sus Origenes Mágicos

Sobre Algunas Hermandades y Jefes Ocultos
Hemos encontrado este capítulo de la obra de 1994 “Secret Cipher of the UFOnauts” del escritor ocultista y ovnilógico estadounidense Allen Greenfield (1946, obispo de la Ecclesia Gnostica Universalis de Georgia, EE.UU.)
El libro se refiere a ciertos códigos secretos de letras y números (Cábala, en suma) con que visitantes exteriores (los ocultos jefes masónicos, entendemos) se comunican con sus agentes terrenales.
El autor enmarca el fenómeno alemán de los años ’30 – dentro de la fantasía de la polaridad entre la Hermandad Blanca y la Logia Negra de que nos habla – en la esfera de influencia de esta última, que, dentro de una cierta visión gnóstico-masónica, sería sólo la fachada de la entidad llamada el Demiurgo.
Nos parece que esta afirmación sacada de la nada (casi todo el capítulo habla de cosas a veces incomprensibles e incomprobables) deriva, por una parte, de un fraudulento prejuicio grabado a fuego, y, por otra, del desconocimiento, como consecuencia de lo anterior, de la integral cosmovisión a la que alude.
Enterados de que este autor considera a los antiguos Templarios, a la secta Golden Dawn y a Gurdjieff como parte de las fuerzas de la luz, en una fusión masónico-ocultista, y como un importante referente a Aleister Crowley, se recomienda encarecidamente el uso de guantes verdes al leer.
El título sin duda es desorientador, puesto que no desarrolla dicho tema de manera rigurosa sino que parte de él para otras divagaciones que equiparan, en último término, ovnilogía y magia.
Publicamos esto en castellano por si se pudiese espigar algún grano de conocimiento; a menos que estemos equivocados.
Los Hombres de Negro…y Sus Orígenes Mágicos
“… Tratamos con un misterio mundial de tamaño completo y una verdadera lucha entre las Hermandades Blanca y Negra”.
Frater Achad
1948
” A lo largo de los tiempos medievales existió una importante corriente de pensamiento distinta de la religión oficial, que culminó en las obras de los alquimistas y herméticos.

Entre tales grupos se encontraban algunos de los primeros científicos modernos y hombres notables por la fuerza de su pensamiento independiente y su vida aventurera, como Paracelso.
La naturaleza de los seres que misteriosamente aparecieron, vestidos con ropas brillantes o cubiertos con pelo oscuro, y con quienes la comunicación fue tan difícil de establecer, intrigó intensamente a estos hombres”
Jacques Vallee
Pasaporte a Magonia
En 1947 fue organizada la CIA, y los primeros casos de OVNIs irrumpieron sobre el paisaje de los medios de comunicación estadounidenses como “platillos voladores”. En ese año, también, tuvo lugar la primera visita moderna de los infames Hombres de Negro en la cual un testigo, un tal Harold Dahl, fue silenciado.
De allí en adelante, un patrón comenzó a surgir.
La leyenda de los Hombres de Negro es perenne; y que se revele en conexión con la ciencia de los OVNIs no debería constituír ninguna sorpresa.
El extravagante cronista de la ovnilogía John Keel (“Disneyland of the Gods”, “Jadoo”, etc.) observó en su obra “UFOs: Operation Trojan Horse”:
“Los archivos de la demonología están llenos de paralelos asombrosos… las descripciones generales de los vampiros mismos son idénticas a los “hombres de negro” [men in black, MIB]. La piel oscura y angular y rostros como orientales, eran comúnmente reportados”.
En “The Autobiography of Malcolm X” se describe el encuentro de Malcolm con un MIB en la prisión:
“Él tenía un traje oscuro, recuerdo. Yo podía verlo tan claramente como veo a cualquiera que mire. Él no era negro, pero tampoco era blanco. Él era de piel café clara, con un semblante de tipo asiático, y tenía un aceitoso pelo negro…”
Es interesante que la celebrada película “Malcolm X” decida sugerir que esta figura era el líder de Nation of Islam Elijah Mohammed.
Mientras Elijah Mohammed y su misterioso maestro Wallace Fard (quien desapareció sin dejar rastro) habían salido de la logia masónica Príncipe de Alto Grado, y ciertamente conocían algunos secretos esotéricos, el ser que Malcolm X describió esta más de acuerdo con la descripción de Aleister Crowley dela inteligencia preterhumana Aiwass que de Elijah Mohammed.
“En las sombras, los Hombres de Negro habían estado acechando durante un largo tiempo, aguardando su hora, esperando. Aquí y allá, de vez en cuando, algunas personas pensaron que los habían visto, pero ellos no estaban completamente seguros; quizás ellos los sentían más que verlos realmente…
“Catorce años antes, los sombríos visitantes se habían mostrado abiertamente. Entonces ellos habían descendido en brillantes platillos voladores, amenazándolos y aterrorizándolos, reduciéndolos al silencio…
“Albert K. Bender, un investigador de OVNIs, había sido la primera víctima conocida… él realizó un cierto experimento y se presentó el horror que está al acecho. Comenzó con brillantes luces azules. Luego vino el extraño con los ojos luminosos en el oscurecido teatro, y más tarde en una calle oscura.
Esto culminó cuando los Hombres de Negro, tres de ellos, le fueron a hacer una visita…”
Gray Barker, “The Silver Bridge”
El ovnílogo Gray Barker consiguió su primer y único libro de gran venta en que detalla la historia de Albert K. Bender y la ola de silenciamientos a nivel mundial.
“Ellos Sabían Demasiado sobre los Platillos Voladores” (They Knew Too Much about the Flying Saucers) fue un éxito internacional.
Fue ampliamente asumido que los Hombres de Negro eran agentes del gobierno o extraterrestres, pero como los investigadores Wilgus y Keel han mostrado, el ojo en el triángulo era a veces su única insignia, mientras que mi propia investigación muestra paralelos sorprendentes con ciertos rituales de magia negra en tiempos medievales que provocaban visitaciones de los que a menudo eran llamados “los Hombres de Negro”, de los que generalmente se creía que eran el Diablo mismo.
Incluso Barker notó que los experimentos de Albert K. Bender eran más como un conjuro mágico que una tentativa de comunicación extraterrestre. Cualquier mago iniciado que lea los relatos de Bender reconocería los elementos de conjuro mágico inmediatamente.
Tal vez, reflexioné, estábamos tratando más con magia que con marcianos.
La Logia Negra
“Mathers, por supuesto, continuó; pero él había caído. Los Jefes Secretos lo echaron fuera; él cayó en una deplorable abyección, e incluso abandonó su condición académica.
Él no publicó nada nuevo y vivió en una intoxicación alcohólica hasta que la muerte le puso fin a su larga miseria. Él fue un gran hombre a su manera…”
Aleister Crowley
“De lo que debo quejarme es de lo que seriamente creo que es una conspiración organizada de las Logias Negras para impedir a la gente pensar…”
Aleister Crowley, “Magia sin Lágrimas”
A menudo cuando una persona o institución se aliaba con la histórica Gran Hermandad Blanca, se acercaba al éxito (diversamente definido) o entraba en posesión de ciertos aspectos de la sabiduría superior, algo intervenía.
Ese algo ha sido definido como el Hombre de Negro, los Hombres de Negro, las logias negras, o la Logia Negra. Este último término es el que más casi se acomoda a mi propio punto de vista.
Que ellos tengan que hacer esto, y que a menudo ellos fracasen en sus esfuerzos, es en sí mismo una indicación de que
a) la Logia Negra es combatida por Algo Más, igualmente fuerte
b) ellos tienen miedo de algo que podríamos averiguar, sobre ellos, sobre su oposición, sobre nosotros mismos o de todos los tres
La historia de nuestra interacción con los ovninautas comienza con el cabalístico Árbol de la Vida, y con el sistema de los chakras del cuerpo.
Según el punto de vista primordialmente oculto y con frecuencia secreto y subversivo, el universo manifiesto surge de una NO-COSA Última, una Conciencia o Algo que Es más allá de las palabras o las expresiones, y a veces es mencionado como el Inmanifestado o la Luz Ilimitada.
ste Inmanifestado no puede ser entendido en un sentido externo, pero puede ser Conocido en el sentido gnóstico por los iniciados o seres sensibles perfeccionados, los Übermenschen. Puede establecerse comunicación con ello.
Por motivos igualmente inexpresables, esta calidad de singular se despliega en su manifestación. Así, la Luz Ilimitada se convierte en una serie de emanaciones o expresiones o Inteligencias que involucionan hacia nuestra forma material de existencia y por lo tanto hacia la accesibilidad en el sentido convencional.
Pero las manifestaciones también llegan cada vez más a estar sometidas a la subdivisión en conceptos arbitrarios como “bueno” y “malo” como éstos son comúnmente entendidos. Y ellos también llegan a estar cada vez más cercanos en forma y contenido a nuestra propia realidad mundana, aunque en la relatividad de las cosas estas Inteligencias Superiores puedan parecer indeciblemente poderosas, míticas y divinas.
La perspectiva gnóstica ha tendido a ser que lo que el mundo externo de la persona convencional entiende como dios, demonio diabólico, ángel o, más recientemente, los seres extraterrestres, son, de hecho, tales emanaciones del Inefable último.
En efecto, los gnósticos antiguos veían al “Dios”, el “diablo” de la teología convencional, como una entidad enloquecida por el ego bajo la ilusión de que, en efecto, ES el Ser Último.
El fallecido Phil Dick, en su última ficción alegórica gnóstica pone finalmente el nombre de “V.A.L.I.S.” o “Vasto Sistema de Inteligencia Viviente Activa” sobre este ser o Demiurgo. Él luchó durante su carrera literaria y su vida secreta como un filósofo gnóstico cristiano, con que si VALIS era una benevolente especie de deidad tipo máquina, o una super-computadora extraterrestre demente.
A través de toda la Historia registrada, y, a partir de la evidencia de objetos y obras de arte primitivos, durante eones anteriores, cierta gente ha tenido la capacidad para sintonizar o canalizar a varias de estas Inteligencias Superiores con grados diversos de exactitud.
Estos humanos han sido nuestros Videntes, Oráculos y Profetas.
Parece, de hecho, que la mayor parte del material-fuente de todas las religiones viene de tales canalizaciones, incluyendo, probablemente, el “Libro del Apocalipsis”, el “Libro de Mormón”, y el “Libro de la Ley”.
Simultáneamente, y no de manera casual, dos grandes cuerpos iniciáticos, u órdenes, han sido generados y regenerados a través de toda la Historia.
La llamada Gran Hermandad Blanca, cuando no deformada, aparece (según la leyenda) dirigida por Inteligencias asociadas con el sistema estelar dual de Sirio o Sothis en alguna manera (vea “El Misterio de Sirio” (The Sirius Mystery) de Robert Temple para una discusión de la conexión Sirio; también “Fuera de los Círculos del Tiempo” (Outside the Circles of Time) de Kenneth Grant habla del asunto desde una perspectiva mágica).
Esta Hermandad también parece tener el objetivo de elevar el carácter humano e iniciar una evolución biológica y social diseñada para avanzar hacia la identificación con el Ser Último. Lo que es a veces llamado la “Logia Negra”, que podemos asociar con el gnóstico Demiurgo o VALIS de Phil Dick, es generada para mantener a la Humanidad en un estado de trance materialista y estancamiento evolutivo.
Los místicos generalmente consideran que la comprensión de las motivaciones de ambas Fuentes puede estar más allá de nuestro conocimiento, o incluso de nuestras capacidades. Existencialmente, sin embargo, se puede declarar con confianza que una está dedicada a mantenernos en subyugación, miseria y estancamiento; y la otra, a nuestro mejoramiento y enriquecimiento, aunque ambas a veces hayan hecho la afirmación de ser nuestros salvadores.
Hay claves para descifrar cuál es cuál.
Por ejemplo, rituales que han sido generados o transmitidos a las logias mágicas de los tiempos modernos que se refieren a una estrella o estrellas que directa o indirectamente tienden a ser transformativas, serían parte así de la Gran Hermandad Blanca.
Los códigos para descifrar mensajes entre las logias negras y sus patrocinadores alienígenas siempre han existido.
Pero existen confusiones de una naturaleza deliberada; los antiguos gnósticos develaron una clave que claramente indica que la historia del Jardín de Edén en su forma convencional está declarada al revés.
La Serpiente es claramente el símbolo del Conocimiento, la Sabiduría, la fuerza yóguica de Kundalini, la corriente de la Voluntad… es decir, es el símbolo de la Liberación y el Dominio de Sí Mismo. Los “dioses” celosos, como se lee en los manuscritos originales, son claramente las fuerzas de bloqueo, auto-negación y represión, es decir, las Inteligencias que gobiernan la Logia Negra.
Este Conocimiento del Bien y el Mal y de la Vida y la Muerte ha sido el Terrible Secreto de los Iniciados a través de toda la Historia, registrado en claves y mitos, y transmitido mediante los rituales.
La Logia Negra puede ser definida como la institución organizada dirigida por VALIS con el propósito de frenar la evolución humana y mantener en su lugar una mentalidad de esclavo. Sus líderes humanos son los “hermanos negros”, que no deben ser confundidos con meros magos negros.
En efecto, Aleister Crowley observó que,
“el Mago o Hechicero Negro es apenas un primo distante del Hermano Negro”.
Los Hermanos Negros son adeptos altamente avanzados del Arte que simplemente, como dice la frase popular, “han sido seducido por el lado oscuro de la Fuerza”.
En ciertos tiempos y lugares en la Historia – por ejemplo, en el Tíbet medieval, o, en tiempos más modernos, en la Alemania nacionalsocialista – la Logia Negra ha funcionado más o menos abiertamente con símbolos ocultistas característicos de cráneos humanos, rayos, etc.
Pero tal como la Gran Hermandad Blanca, a la que activamente procura destruir y derrocar (como lo hizo en la época de los Caballeros Templarios), la Logia Negra se comunicaba generalmente mediante códigos y mitos, en silencio y secretamente, a menudo dentro de instituciones religiosas, fraternales y políticas, dedicadas al statu quo.
En el Occidente desde al menos principios del siglo XVIII, la Logia Negra ha tendido a funcionar a lo largo de líneas cripto-masónicas, y su desarrollo ha tendido a coincidir con y a reflejar el de la Gran Hermandad Blanca.
Este desarrollo, de hecho, puede ser atribuido a un principio cósmico de “generación igual de fuerzas”.
De este modo, el nacimiento de la forma moderna, como la fraternidad de los caballeros militantes del Nuevo Eón en la turbulencia cultural y política de Alemania en los años 1890s, puede justamente (junto con el coincidente auge en el desarrollo de la Orden Hermética del Alba Dorada y de la Iglesia Gnóstica Universal) ser caracterizado como el resurgimiento de la Gran Hermandad Blanca y su rejuvenecimiento a partir de la degeneración de la francmasonería especulativa clásica.
Esto coincide estrechamente con el “Gran Temor a las Aeronaves” de 1897.
Casi en el mismo momento, y en la misma tierra infeliz, la Logia Negra se reafirmó en la forma de fraternidades tales como la Sociedad Vril y el Grupo Thule.
La historia de,
la Sociedad Vril
el Grupo Thule
la Ahnenerbe
la Schwartze Orden (Orden Negra),
…y otras manifestaciones de la Logia Negra en la época nacionalsocialista y anterior tiene que ser contada aún, aunque Pauwels y Bergier hagan un intento informal de ello en “El Retorno de los Brujos” (Le Matin des Magiciens).
Rudolf Hess, el último miembro conocido del Grupo Thule, dijo a Jack Fishman (“Los Siete Hombres de Spandau”) que el líder de Thule e iniciado ocultista el general Karl Haushofer (1869-1946),
“era el mago, el Maestro secreto” de la Alemania Nacionalsocialista.
Hess creyó en la causa hasta el final de su vida. Siendo el último prisionero en Spandau, Hess murió a la significativa edad de 93, proclamando su lealtad al ideal de Thule hasta su mismo final.
El período, a mediados de los años ’30, en el cual estos grupos alcanzaron su mayor poder, ruinoso, sobre el Estado alemán, coincide estrechamente con los informes de “cohetes fantasmas” sobre Europa del Norte.
El Rajá británico en India, y la colonización cristiana europea del Este en general, casi habían destruido el tantrismo clásico y el Iluminismo de la Gran Hermandad Blanca en el Oriente, al considerar que instituciones tales como la Prostitución en los Templos, los chakra-puji, la devoción a Shiva, etc., eran obscenidades sexuales.
Por otra parte, el temor al poder de la Logia Negra como entidad política, y erosionando su control sobre la esotérica Religión del Este como una necesidad práctica, había provocado que los británicos desmantelaran efectivamente la clásica manifestación oriental de la Logia Negra, y los ocultistas occidentales que visitaron Oriente en el siglo XIX y a principios del XX ya sólo podían encontrar remanentes diluidos y adeptos secretos ejerciendo la sabiduría oculta en una u otra forma.
La Gran Hermandad Blanca sobrevivió en el Tíbet junto con las Logias Oscuras, y, desde la ocupación china, muchos de sus jefes han encontrado su camino en India y alrededor del mundo.
Hasta donde se sabe, la última ceremonia chakra-puja clásica en ser observada por un occidental fue en los años ’30, mientras que el último antiguo cuerpo de adeptos intacto de la Logia Negra del Este, irónicamente dedicado a imponer sobre la Humanidad durmiente un completo y desmoralizante materialismo, fue descubierto y destruido de acuerdo con el marxismo insípido que guió al Ejército chino de Liberación “del Pueblo” en el Tíbet a finales de los años ’50.
Entre diversas instituciones budistas tántricas y religiosas Bon, el Ejército de Liberación Popular liquidó las cavernas de retiro de Shambalá y Agarthi, siendo la primera posiblemente la rama superviviente más antigua de la Logia Negra en el planeta (ver ‘Hombres, Bestias y Dioses’ de Ossendovski, hacia 1925, para un informe de Shambalá y Agarthi).
Como se sabe que los sobrevivientes de la masacre marxista de la Gran Hermandad Blanca tibetana han venido a Occidente en los años posteriores, se puede suponer que los sobrevivientes de la Logia Negra han establecido operaciones en nuestra propia sociedad también.
Podemos ver las señales de su presencia en los llamados círculos orientales de la mano derecha que han ganado una cierta aceptación entre los occidentales, y que venden de puerta en puerta un bagaje inútil de lugares comunes New Age.
Las tradiciones sobreviven realmente aquí y allá en Oriente.
Una amiga mía – durante 10 años una alta dignataria de la Sociedad Internacional para la Conciencia de Krishna en India – fue seducida por un mago negro tántrico, y terminó abandonando una vida de celibato como una Hare Krishna por la existencia escabrosa de una madame en una costosa casa estadounidense de prostitución.
Dejo a mis lectores decidir si ella fue seducida desde la Gran Hermandad en favor de la Logia Negra, o viceversa.
Ciertamente, antes de la destrucción de las logias negras tibetanas, la SS alemana – bajo la influencia de Vril y Thule y dirigida por el grupo de la Ahnenerbe – importó a varios Hermanos Negros y Adeptos desde el Tíbet durante y antes de la Segunda Guerra Mundial. La colonia tibetana en Berlín de hecho precede al ascenso nacionalsocialista al poder, habiendo sido establecida en 1926.
Un monje tibetano, llamado “el hombre con los guantes verdes”, un reputado psíquico, era frecuentemente visitado por Hitler, y se rumoreaba que tenía las llaves del Reino de Agarthi. Tales llaves son mejor entendidas en términos de códigos.
Místicos occidentales, entre los que estaban,
Karl Kellner
P.B. Randolph
G.I. Gurdjieff,
…recibieron instrucción de instituciones sobrevivientes de la Gran Hermandad Blanca y llevaron su influencia con ellos a Europa, tal como los Templarios habían hecho siglos antes, e incorporaron sus enseñanzas en el Sistema Esotérico Occidental.
Es sabido que la Logia Negra – que, como se opone a la evolución, intrínsecamente lucha una acción de retaguardia – ha hecho una guerra incesante contra la Gran Hermandad Blanca en Occidente desde los comienzos del renacimiento mágico.
En efecto, los adeptos caídos y fracasados de la Gran Hermandad Blanca se han convertido en los instrumentos y los peones de la Logia Negra, desde Mathers a Hubbard y más allá.
Parecería que el objetivo inmediato de los Hermanos Negros es retrasar la Manifestación del Nuevo Eón, el nacimiento del niño mágico y la realización delUbermensch por medio de la desviación de la corriente de la Voluntad hacia algo que es menos que unos simples e inútiles juegos de poder, ilusiones desmoralizantemente materialistas y supersticiosas, jerga de la Nueva Era, etc.
El ejemplo clásico en el siglo veinte fue la apropiación que hicieron los nacionalsocialistas del concepto mismo del Übermensch, y su desviación hacia una patética caricatura racialista del súper-ser de Nietzsche.
“Deberíamos fundar la sociedad sobre una casta de ‘hombres de la tierra’, ‘hijos del suelo…’ – decía Crowley.
“La peor cosa que ellos pueden hacer es lo que se ha hecho en Estados Unidos: desilusionar al hombre de la tierra con respecto a su destino; llenarlo de hechos y fantasías que cautivan a pálidos y degenerados idealistas y que lo incapacitan para su objetivo evidente, el de suministrar superhombres a la sociedad”.
La Logia Negra en la época nacionalsocialista desacreditó totalmente el concepto de los superhombres humanos evolucionados, injertándolo en la vanidad racialista y nacionalista alemana, suprimiendo a la Iglesia Gnóstica, la OTO (Ordo Templi Orientis), la Sociedad Antroposófica y hasta a la francmasonería de la palabra-perdida.
En resumen, suprimiendo a cualquiera que pudiera tener una comprensión del Ser que vendrá.
La figura principal de la OTO en Alemania, el futuro Gran Maestro Karl Germer, fue enviada a un campo de concentración. Su delito oficial consistía en que él conocía y mantenía relaciones con Aleister Crowley. El obispo principal de la Iglesia Gnóstica Universal en Francia fue ejecutado por los alemanes.
Crowley, por su parte,
“al comienzo de la Guerra… fue invitado a ver al Director de la Inteligencia Naval británica”.
Según Gerald Suster,
“Crowley afirmó que él abogaba por el uso de dos signos mágicos que debían incrementar la moral británica y que fueron usados con frecuencia por Winston Churchill: el signo de la ‘V’, que, en términos mágicos, es lo contrario de la Esvástica; y el ‘Pulgar Arriba’, el signo del Falo y de la Victoria, lo cual fue publicado en un folleto de poesía de Crowley durante los días más desesperados de 1940 y cuyo uso se extendió a través de toda la nación”.
¡Guerra de los magos, en realidad!
Creo que la distorsión hecha por la New Age del concepto de Nuevo Eón es una tentativa directa de la Logia Negra y sus Gobernantes de los Planes Internos (que llamamos, por conveniencia, VALIS) para retrasar la manifestación del Eón creando confusión entre los receptivos.
La mayor parte de la “Canalización de la Luz Blanca” claramente lleva el sello de la Logia Negra y de VALIS, una ciega metafísica vacía de insípidas trivialidades psíquicas.
Muchos grupos de perfeccionamiento personal tienen sus orígenes en las ideas de magos fracasados como L. Ron Hubbard (1911-1986). Tenemos centros new age que no enseñan nada útil, cultos orientados por mensajes de OVNIs que agitan linternas en las montañas, y, como he mostrado, agoreros del “final del mundo” que pregonan tal o cual gran alineación cósmica, la convergencia armónica o un cambio polar.
Los cultos de OVNIs han influído claramente hasta en la llamada “Tifoniana OTO” de Kenneth Grant, que parece usar corrientes mágicas válidas para perseguir los horribles viejos mitos ficticios de Cthulhu de H.P. Lovecraft.
Los últimos esfuerzos de Phil Dick se vieron empañados por insípidas y triviales canalizaciones de cultos de OVNIs, la clase de materia que era ya un sombrero viejo para los endurecidos ovnílogos de finales de los años ’50. Compare las consideraciones de Phil Dick en “El Último Testamento” con, por ejemplo, los materiales de Gloria Lee Bird o Dick Miller de la ciencia de los contactados por OVNIs.
La magia de la Logia Negra puede ser definida y por ello identificada de una sola manera y por un conjunto standard: la subversión de la Verdadera Voluntad. Ésta es la esencia de la Magia Negra, y es su única definición verdadera.
Aleister Crowley lo explicó de esta manera:
“La Voluntad Mágica es, en su esencia, doble, ya que presupone un comienzo y un final, ya que la voluntad de ser una cosa es admitir que usted no es aquella cosa.
“De aquí que querer algo excepto la cosa suprema es vagar todavía lejos de ella – cualquier voluntad salvo la de entregar el Yo al ser amado es magia negra—, pero la rendición es un acto tan simple que para nuestras mentes complejas es el más difícil de todos los actos; y de aquí que una formación sea necesaria…
“La mayoría de la gente en este mundo es atáxica: ellos no pueden coordinar sus músculos mentales para hacer un movimiento intencional. Ellos no tienen una verdadera voluntad, sólo un conjunto de deseos, muchos de los cuales contradicen a otros… y al final de la vida los movimientos se anulan el uno al otro…”
Las referencias de Crowley a sus guerras con la Logia Negra están dispersas a través de todos sus escritos y conllevan un mayor estudio. De estos escritos, uno puede llegar a comprender que la forma del ataque sobre el mago puede extenderse desde la represión política a la seducción.
Los grandes magos, los teósofos y otras fuentes occidentales han dedicado incluso más testimonios del otro lado de la moneda:
la “Gran Hermandad Blanca”
o los “Jefes Secretos”
o los “Maestros”
En los primeros días del renacimiento mágico, la existencia de una Orden Interior fue dada por supuesta.
Esto fue seguido de una larga época de denuncia, desilusión y cansancio mundial. Pero ahora los historiadores revisionistas están encontrando pruebas de que estos grupos, por lo general descritos en términos míticos, son tan materiales como arquetípicos.
Ellos son, en Verdad, la “Orden Interior”, en comunicación y traslapados con Fuentes Ultraterrestres.
La Realidad de los Jefes Secretos
La mitología de los maestros o jefes secretos y el mito de la logia negra forma un substrato arquetípico del saber mágico moderno, que es casi una necesidad si la magia no debe ir a la deriva en una especie de insulso humanismo secular parapsicológico o de una psicología poco convencional por una parte, o de un fundamentalismo religioso basado en una nueva fe substituída a cambio del cristianismo.
Pero habría que conceder al menos que la leyenda de los jefes secretos pueda tener alguna base bastante literal de hecho, que hay altos maestros del arte esparcidos alrededor del mundo, que ellos están en comunicación unos con otros, y que cómo ellos usen su iluminación depende de su carácter y predisposición.
Esto es todo lo que hay que conceder para considerar a la Gran Hermandad, o a los Jefes Secretos, así como su probable oposición.
En el Tíbet medieval esto era conocido como la “sucesión susurrada”. Esto es una parte abierta de la literatura del yoga tántrico, y la a menudo invocada conexión tibetana de adeptos y publicistas viene rápidamente a la mente.
Fue la Iglesia Escondida (Hidden Church) de Karl von Eckartshausen la que llevó a Aleister Crowley al camino, y, pequeña maravilla, Von Eckartshausen escribió en el siglo XVII de,
“…la sociedad de los Elegidos, que ha continuado desde el primer día de la creación hasta el presente; sus miembros, es verdad, están dispersos por todo el mundo, pero ellos siempre han estado unidos en el espíritu y en una verdad…
“Es desde ella que todas las verdades penetran en el mundo; ella es la Escuela de los Profetas y de todos quienes buscan la sabiduría, y es sólo en esta comunidad que la verdad y la explicación de todo misterio deben ser encontradas. Es las más oculta de las comunidades, pero posee miembros de muchos círculos; de tal es esta Escuela…
En todo tiempo, por lo tanto, ha habido una asamblea escondida, una sociedad de los Elegidos, de aquellos que buscaron y tuvieron la capacidad para la luz, y esta sociedad interior fue llamada el Santuario Interior o Iglesia”.
En la mitología europea medieval del Graal, encontramos una serie de consumados templarios del Graal que salen en secreto a gobernar y proteger poblaciones lejanas, pero (como en el Parzival de Von Eschenbach),
“…pudieron verse los escritos acerca del Gral para el efecto de que cualquier templario a quien Dios otorgase un pueblo distante para su señor debe prohibirles preguntar su nombre o su linaje, pero debe ayudarles a ganar sus derechos… los miembros de la Compañía del Gral son ya para siempre contrarios al interrogatorio, ellos no desean que se les pregunte acerca de ellos mismos…”.
Como mitologista mágico, Aleister Crowley tiene un maravilloso tiempo tanto con amigos como con enemigos en su obra de ficción “Moonchild”, pero su recuento documental del mismo período se acerca incómodamente a la metáfora de la guerra entre la Gran Hermandad Blanca y la Logia Negra.
Entonces encontramos el realista (y notable) ensayo sobre magia sexual, “El Entusiasmo Energizado” interrumpido, por decirlo así, en su curso medio por un relato anecdótico digno de “Moonchild”.
“Yo había escrito hasta ahora cuando el distinguido poeta, cuya conversación conmigo sobre los Misterios me había incitado a escribir estas pocas notas en borrador, golpeó a mi puerta… Si usted viene conmigo ahora, terminaremos su ensayo”.
Bastante alegre de cualquier excusa para dejar de trabajar, mientras más plausible mejor, me apresuré a sacar mi abrigo y mi sombrero.
“A propósito”, él comentó en el automóvil, “doy por hecho que a usted no le importaría darme la Palabra de la Rosa Cruz”. Intercambié los secretos de I.N.R.I. con él…”
Lo que siguió fue un relato de un encuentro cercano de la Clase Más Peculiar, mejor leído en el original.
Crowley, siempre tanto racionalista como místico, estaba consciente de las dificultades superficiales que habían en la idea de unos jefes secretos. Pero él tendía a ser bastante inequívoco en esta materia.
“Sí; esto implica una teoría de los poderes de los Jefes Secretos tan romántica e irrazonable que parece apenas digna de una sonrisa de desprecio…
Me propongo citarla aquí a fin de mostrar que los acontecimientos más ordinarios, aparentemente desconectados, son de hecho sólo inteligibles postulando a algún pueblo como los Jefes Secretos…”
Él comenta en esta manera en su autobiografía, pero todavía está completamente convencido veintitantos años más tarde cuando él escribe, en “Magick Without Tears”:
“Ellos pueden inducir a una muchacha a bordar una tapicería, o a iniciar un movimiento político que culmine en una guerra mundial; todos en búsqueda de algún plan totalmente más allá del ámbito o la comprensión de los pensadores más profundos y sutiles…
¿Pero son Ellos hombres, en el sentido habitual de la palabra? Ellos pueden estar encarnados o desencarnados: esto es un asunto de Su conveniencia…”
Deberíamos tomar nota del reciente estudio pionero de Paul Johnson acerca de los maestros teosóficos.
La esencia puede ser reducida a esto: los jefes secretos o los maestros escondidos pueden tener una buena razón para mitologizarse ellos mismos y animar a aquellos que están en contacto directo con ellos a hacer lo mismo en la frontera donde la filosofía mágica se encuentra con sus implicaciones políticas, y la necesidad del secreto asume una lógica más práctica.
Los Jefes Secretos pueden ser secretos no porque ellos sean mitos o inmortales sino porque ellos no son nada de eso.
¿Dejan Huellas los Dioses?
Las recientes historias revisionistas, sobre todo “The Masters” de Paul Johnson, los artículos acerca de la mano oculta (hidden hand) escritos por Joscelyn Godwin, y nuestra propia obra con las “claves de los Jefes Secretos” (idénticas con las de los OVNInautas), han comenzado a restaurar el componente político para la comprensión histórica del renacimiento mágico de finales del siglo XIX.
Para los occidentales, sobre todo en Estados Unidos, la separación de Iglesia y Estado ha sido suficiente para hacer difícil incluso pensar en términos de espiritualidad y filosofía política como una esfera continua. Incluso los bíblicos del núcleo duro son incapaces de imaginar realmente una religión establecida en el sentido europeo, y mucho menos en el asiático.
Creo que la mayor parte de nosotros no tiene prácticamente ninguna idea de lo que hace latir al Republicanismo Islámico, y estamos horrorizados no sólo de las atrocidades del Gobierno Islámico sino de su gran celo.
La imagen de un Pat Robertson conduciendo un camión lleno de explosivos en un recinto militar enemigo gritando “¡Jesús es el Señor!” es absurda en nuestra imaginación.
Entonces ponga a Billy Graham al volante… usted captó la idea.
Sin embargo, ha sido mostrado que los fundadores de la masonería especulativa en el siglo XVIII, sobre todo en su versión continental, eran partidarios de una visión política radicalmente espiritual, a veces republicana, que capturó la imaginación de muchos, incluyendo a socialistas tempranos, por una parte, y a ocultistas, por otra.
Estas tendencias se reúnen y se traslapan, y explican mucho sobre la naturaleza del secreto masónico y ocultista, la estructura de célula común a radicales políticos y ocultistas, y la hostilidad del Estado establecido y de la Iglesia a ambos.
Los Jefes Secretos de la Teosofía, de la Golden Dawn y de la OTO, pueden ser capaces de, como Crowley dijo, “iniciar un movimiento político que culmine en una guerra mundial” (o impedir uno), pero si la tesis de Paul Johnson es correcta, no habría que concluir de esto que ellos son inmunes frente al arresto, la tortura y la ejecución.
Alessandro di Cagliostro, casi ciertamente un (bastante más público de lo que parecería prudente) Jefe Secreto, fue detenido y condenado por la Inquisición, muriendo en una prisión romana.
Johnson observa de algunos de sus sucesores:
“Todos ellos estaban comprometidos con un esfuerzo internacional para combatir el dogmatismo religioso, ampliar el rango del gobierno democrático, y dirigir la atención pública a los valores de libertad, igualdad y fraternidad…
La relación de Sotheran con Blavatsky comenzó en Europa entre los discípulos de Mazzini. El relato de Sotheran de Cagliostro deja claro que él consideraba el trabajo de Mazzini y de los carbonari como la continuación directa de la misión de Cagliostro…”
El elenco de personajes que presenta Johnson en la historia teosófica temprana se superpone con la historia mágico-ocultista de manera considerable. El gran mago Papus, P. B. Randolph y John Yarker todos llegan a la consideración de Johnson.
Pero antes de que inauguremos a Karl Marx o a la anarquista Emma Goldman como “Jefes Secretos”, tenemos que evitar perder de vista el hecho de que aquellos que manifiestamente encontraron a estos seres escondidos tenían tendencia a describirlos en términos de, al menos, súper-seres en forma humana.
Considere el relato de Henry Steel Olcott de un encuentro en Lahore con el legendario “K.H.”:
“Yo dormía en mi tienda de campaña, la noche del 19, cuando me precipité de nuevo a la conciencia externa al sentir una mano puesta sobre mí. Estando el campamento en la llanura abierta, y más allá de la protección de la policía de Lahore, mi primer instinto animal fue protegerme…
‘¿No me conoce usted?; ¿no me recuerda usted?’.
Era la voz del Maestro K.H.
“Una rápida reacción repentina del sentimiento vino sobre mí, solté mi agarre de sus brazos, junté mis palmas en un saludo reverencial, y quise saltar de la cama para mostrarle respeto.
“Pero su mano y su voz hicieron que me quedase ahí, y después de un intercambio de unas pocas frases, él tomó mi mano izquierda en la suya, juntó los dedos de su mano derecha en la palma, y permaneció quieto al lado de mi cama, desde la cual podía ver su cara divinamente benigna a la luz de la lámpara…
En ese entonces pude sentir una sustancia suave formándose en mi mano, y al minuto siguiente el Maestro puso su cariñosa mano en mi frente, pronunció una bendición, y se marchó…
“Me encontré sosteniendo en mi mano izquierda un papel doblado envuelto en una tela de seda…”
La carta, como resultó ser, predecía la muerte de dos enemigos de la Sociedad Teosófica, lo que rápidamente llegó a ocurrir.
La identidad real del “Maestro K. H.” parece ser la de un tal Thakar Singh, un iluminado líder sikh radical, en contacto con la red mundial de radicales del siglo XIX.
Contraste el encuentro de Olcott con el relato de S.L. MacGregor Mathers de sus relaciones con los Jefes Secretos:
“Se encontró absoluta e imperativamente necesario que debería haber algún miembro eminente especialmente elegido para actuar como el vínculo entre los Jefes Secretos y las formas más externas de la Orden.
Era requisito que tal miembro debería ser yo, quien, teniendo la base educacional necesaria y peculiar del Conocimiento Arqueológico Oculto crítico y profundo, debería al mismo tiempo estar preparado y dispuesto a dedicarme en todo sentido a una obediencia ciega e irracional a aquellos Jefes Secretos…”
Israel Regardie describió el fatídico encuentro de Mathers de esta manera:
“Mientras caminaba en Bois de Bologne un día, meditando… Mathers afirmó triunfalmente que a él se le acercaron tres hombres.
Él afirmó que éstos eran Adeptos pertenecientes a la oculta o secreta Tercera Orden, y por lo tanto pertenecían a aquella categoría de hombres descritos en La Nube Sobre el Santuario (The Cloud Upon the Sanctuary).
Aparentemente, así él lo sostiene, ellos se habían materializado, y en aquella tensa atmósfera emocional y espiritual de fenómenos psíquicos, lo confirmaron como la única autoridad de la Orden”.
Mathers observó que, por su parte,
“creo que ellos son seres humanos que viven en esta Tierra, pero poseen poderes terribles y sobrehumanos”.
Tan estrafalarios como estos cuentos puedan ser, ellos coinciden notablemente con los relatos de encuentros cercanos desde tan temprano como la decisiva experiencia de Pablo camino a Damasco, hasta los tres Hombres de Negro de Albert Bender.
La discusión más inteligente de lo que es y no es ilusión, deshonestidad y engaño en todo esto, está en “Magick Without Tears” de Crowley.
Que esté dispersa a través de toda la obra y escrita bajo el supuesto implícito de que las pruebas de un residuo de realidad concreta, aunque extraña, son fácilmente obvias para el lector, es lamentable en los (apropiadamente) más cautelosos círculos mágicos y ovnilógicos de hoy.
Todo lo que intentamos demostrar aquí es que unas razones plausibles pueden ser dadas para la revisión histórica en este tiempo.
La identificación provisional de Johnson de los Maestros Teosóficos los desmitologiza y a la vez añade credibilidad a su existencia. Si Johnson tiene razón, los Jefes Secretos no sólo son reales sino que ellos probablemente tienen números de teléfono, aunque indudablemente no registrados.
Crowley observó con sequedad en un añadido a una carta:
“La historia de un visitante acaba de recordarme de la posibilidad de que yo sea un Jefe Secreto sin saberlo: ya que algunas veces he sido reconocido por otra gente como habiendo actuado como tal, aunque yo no fuera consciente del hecho entonces”.
Brad Steiger observó en 1988, que, por lo visto,
“Los Seres Espaciales se han colocado en el papel de mensajeros de Dios, o nosotros, en nuestra desesperación por mesías cósmicos que puedan sacarnos de la apestosa situación que hemos hecho en este planeta, esperamos que existan tales mensajeros que puedan desenredarnos de la grave situación que hemos provocado sobre nosotros mismos”.
Sólo con la aparición del conocimiento de las claves podemos discriminar entre los salvadores fingidos y los benefactores auténticos o mejores aliados.
Teniendo en cuenta que el contactado por OVNIs George King y su Aetherius Society están seriamente involucrados en la guerra emprendida por la Gran Hermandad Blanca contra los Magos Negros, “un grupo que ellos piensan que procura esclavizar a la raza humana”, como decía Steiger, el mito de la ovnilogía y el mito mágico son mostrados claramente como cortados de la misma tela.
La naturaleza de aquella tela, en las manos de Crowley o King, ya no es obscura ahora.
por Allen H. Greenfield 1994
del Sitio Web BrotherBlue
recuperado a traves el Sitio Web WayBackMachine
traducción de Editorial-Streicher
5 Marzo 2014
del Sitio Web Editorial-Streicher
Fuente: Despierta al Futuro
Anuncios

Acerca de Fedex Despierta

Noticias, Investigación e Información sobre Civilizaciones Antiguas, Ufologia, Mitos, Leyendas, Profecias, Conspiraciones, Fantasmas, Arqueoastronomía, Criptozoologia, Viajes en el Tiempo, Dimensiones Paralelas, Exociencia, Esoterismo, Permacultura, Ecologia, Terapias Alternativas, Nueva Era y Mucho Mas…

Publicado el 23/02/2017 en Despierta Cordoba. Añade a favoritos el enlace permanente. Comentarios desactivados en Los Hombres de Negro…y sus Origenes Mágicos.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: