La Evolución De Los Monstruos Marinos En Los Mapas Medievales Y Renacentistas

portada-monstruos-marinos-mapas

El libro “Sea Monsters on Medieval and Renaissance Maps” (“Monstruos marinos de los mapas medievales y del Renacimiento”), publicado hace unos años por la Biblioteca Británica, estudia la evolución de las icónicas serpientes de mar, sirenas y otras criaturas míticas que aparecen en los mapas del mundo desde el siglo X y hasta la época renacentista. A pesar de su fantasiosa apariencia, la mayoría de las criaturas estaban basadas en encuentros reales con animales marinos, constituyendo claras evidencias de cómo la mitología y el folclore pueden evolucionar partiendo de hechos verídicos.

En el libro de Chet Van Duzer aparece representada toda una serie de “monstruos marinos” que los cartógrafos utilizaban para ilustrar regiones misteriosas e inexploradas del globo terráqueo, avisando de los posibles peligros que supondría la navegación por dichas latitudes. A lo largo de la historia, son muchos los que han asumido que estas criaturas míticas fueron el resultado del divertimento de imaginativos ilustradores. Sin embargo, lo cierto es que numerosas criaturas del océano, como ballenas, morsas y calamares, rara vez se veían, y en aquellos tiempos eran considerados bestias monstruosas.

El barco de San Brandán encalla sobre el lomo de una ballena. Ilustración del libro de Chet Van Duzer “Monstruos marinos de los mapas medievales y del Renacimiento”, publicado por la Biblioteca Británica. (Paul K./CC BY-SA 2.0)

El barco de San Brandán encalla sobre el lomo de una ballena. Ilustración de un antiguo mapa que aparece en el libro de Chet Van Duzer “Monstruos marinos de los mapas medievales y del Renacimiento”, publicado por la Biblioteca Británica. (Paul K./CC BY-SA 2.0)

“Las criaturas parecen ser pura fantasía. Todas parecen haber sido inventadas. Pero, de hecho, muchas de ellas provienen de lo que en aquella época se consideraban datos científicos”, comenta Van Duzer, historiador de mapas de la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos, en una charla sobre su libro.

De hecho, por aquel entonces era bastante habitual que las enciclopedias de la época hicieran referencia a animales con raras apariencias híbridas terrestres-acuáticas, y acaso los cartógrafos solo se tomaran alguna que otra licencia poética a la hora de representarlos. Así, existe un claro ejemplo de una criatura marina real que se acabó transformando en una bestia legendaria: el Kraken. En la mitología escandinava aparece como una criatura marina gigante, de la que se llega a afirmar que podía alcanzar hasta los 1.600 metros de largo. Se representaba como una enorme bestia que atacaba embarcaciones. Tanto era así que se decía que su enorme cuerpo podía confundirse con una isla.

Orcas atacando a una ballena. Detalle de un mapa oceánico de 1539 dibujado por Olaus Magnus (1490-1557). (Public Domain)

Orcas atacando a una ballena. Detalle de un mapa oceánico de 1539 dibujado por Olaus Magnus (1490-1557). (Public Domain)

El kraken es mencionado por primera vez en la Örvar-Oddr, una saga islandesa del siglo XIII. Posteriormente, también fue mencionado en la primera edición del Systema Naturae [1735]: una clasificación taxonómica de organismos vivos escrita por el botánico, médico y zoólogo sueco Carlos Linneo, quien lo clasificó como un cefalópodo, dándole el nombre científico de Microcosmus marinus. Historiadores, científicos e investigadores creen que el mito del kraken guarda relación con el calamar gigante, animal marino que puede alcanzar los 18 metros de longitud y que rara vez ha sido visto por el ser humano, ya que habita en las zonas más profundas de los océanos.

Al rastrear a lo largo de los siglos las representaciones de monstruos marinos, Van Duzer presenta la evolución del mundo marino partiendo de los peligros que acechan en los distantes océanos, donde pulpos gigantes y ballenas arrastran barcos y marineros a los fondos marinos, continuando en los mapas del siglo XVII, que muestran a los barcos dominando a las bestias del océano hasta que, con el paso del tiempo, las bestias desaparecieron por completo de las cartas de navegación.

Kraken atacando a un barco mercante (1810). Dibujo de Pierre Dénys de Montfort († 1820). (Public Domain)

Kraken atacando a un barco mercante (1810). Dibujo de Pierre Dénys de Montfort († 1820). (Public Domain)

Eso sí, el principal mensaje que nos deja Van Duzer a través de su fascinante presentación de monstruos marinos es que resulta bastante improbable que las historias mitológicas y leyendas del pasado sean únicamente fruto de la imaginación de los cartógrafos, más bien parece claro que la mayoría de los relatos de nuestros ancestros evolucionaron a partir de hechos reales, ilustrados y retratados según la comprensión y el conocimiento de la época.

Imagen de portada: Mapa marino de la costa portuguesa realizado por Christoffel Plantijn, Leiden, ilustración publicada en la revista ‘The Mariner’s Mirror’. Bibliotecas de la Universidad de Texas en Arlington. (Public Domain)

Autor: April Holloway

Fuente: Ancient Origins

e89fe-gif-animado-programacion

Anuncios

Acerca de Fedex Despierta

Noticias, Investigación e Información sobre Civilizaciones Antiguas, Ufologia, Mitos, Leyendas, Profecias, Conspiraciones, Fantasmas, Arqueoastronomía, Criptozoologia, Viajes en el Tiempo, Dimensiones Paralelas, Exociencia, Esoterismo, Permacultura, Ecologia, Terapias Alternativas, Nueva Era y Mucho Mas…

Publicado el 16/01/2017 en Despierta Cordoba. Añade a favoritos el enlace permanente. Comentarios desactivados en La Evolución De Los Monstruos Marinos En Los Mapas Medievales Y Renacentistas.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: