Nuestra Energía Vibratoria… Ejercicio Para Subir Tu Frecuencia Vibratoria

Todo pensamiento vibra, todo pensamiento irradia una señal y todo pensamiento atrae una señal que se corresponde con él. Este proceso se denomina la Ley de Atracción.
La Ley de Atracción dice: «Todo lo que se asemeja se atrae». Por tanto podemos afirmar que la poderosa Ley de Atracción es un Gerente Universal que se ocupa de reunir todos los pensamientos que concuerdan.
Para comprender este principio basta con que enciendas la radio y sintonices deliberadamente tu receptor para que capte la correspondiente señal de una antena emisora. No puedes oír la música emitida por la frecuencia de radio 101 FM si sintonizas en tu receptor la frecuencia 98.6 FM. Entendes que la frecuencia vibratoria debe coincidir, y la Ley de Atracción lo confirma.
Así pues, cuando tu experiencia te haga lanzar cohetes vibratorios de deseos, debes hallar el medio de mantenerte constantemente en una armonía vibratoria con esos deseos a fin de captar su manifestación.
 ¿A qué prestas atención?
Aquello a lo que prestas atención hace que emitas una vibración, y las vibraciones que ofreces equivalen a lo que pides, lo cual equivale a tu punto de atracción.


Si en estos momentos deseas algo que no tenés, sólo tenés que centrar tu atención en ello y, en virtud de la Ley de Atracción, lo obtendrás, porque cuando piensas en ese objeto o experimentas lo que deseas, emites una vibración, y según esa Ley de Atracción, obtendrás ese objeto o esa experiencia que deseas.


Ahora bien, si deseas algo que en estos momentos no tienes y centras tu atención en el hecho de que no lo tienes, la Ley de Atracción seguirá respondiendo a la vibración de que no lo tienes, de forma que seguirás sin obtener lo que deseas. Así funciona esta ley.


¿Cómo puedo saber qué atraigo?


La clave para atraer algo que deseas hacia tu experiencia consiste en alcanzar una armonía vibratoria con lo que deseas. La forma más sencilla de alcanzar esa armonía vibratoria es imaginar que ya tienes lo que deseas, fingir que ya forma parte de tu experiencia, hacer que tus pensamientos se deleiten con la experiencia, y a medida que practiques esos pensamientos y empieces a ofrecer sistemáticamente esas vibraciones, facilitarás que lo que deseas pase a formar parte de tu experiencia.


Ahora bien, si prestas atención a lo que sientes, te será fácil averiguar si diriges tu atención a tu deseo o a la ausencia de él. Cuando tus pensamientos coinciden a nivel vibratorio con tu deseo te sientes bien, la gama de tus emociones pasa de la satisfacción a la expectativa, al anhelo, a la alegría. Pero si prestas atención a la falta, o la ausencia, de lo deseado, tu gama de emociones pasa del sentimiento de pesimismo a la preocupación, al desánimo, a la ira, a la inseguridad y a la depresión.


Así que, en la medida en que seas consciente de tus emociones, siempre sabrás si facilitas esa parte de tu Proceso Creativo, y no volverás a interpretar erróneamente el motivo por el que no consigues lo que anhelas. Tus emociones constituyen un maravilloso sistema de guía, y si les prestas atención podrás orientarte hacia lo que deseas.


Te guste o no, obtienes aquello en lo que piensas


Según la poderosa Ley de Atracción, atraes hacia ti la esencia de lo que ocupa predominantemente tu pensamiento. De modo que si piensas sobre todo en las cosas que deseas, tu experiencia vital reflejará esas cosas. Por el contrario, si piensas ante todo en lo que no deseas, tu experiencia vital reflejará esas cosas.


Pienses lo que pienses, es como planificar un acontecimiento futuro. Cuando valoras algo, lo planificas. Cuando algo te preocupa, lo planificas. (Preocuparse es utilizar tu imaginación para crear algo que no deseas.) Cada pensamiento, cada idea, cada Ser, cada objeto… todo es vibratorio, de forma que cuando centras tu atención en algo, siquiera durante un breve espacio de tiempo, la vibración de tu Ser comienza a reflejar la vibración de aquello a lo que prestas atención. Cuanto más piensas en ello, más vibras como ello; cuando más vibras como ello, más atraes a aquello que se corresponde con tu vibración. Esa tendencia en materia de atracción aumenta hasta que ofreces una vibración distinta. Y cuando ofreces una vibración distinta, las cosas que coinciden con esa vibración son atraídas hacia ti, por ti.


Cuando comprendes la Ley de Atracción deja de sorprenderte lo que ocurre en tu experiencia, pues entiendes que eres tú quien lo ha propiciado, a través del proceso de tu pensamiento. No puede ocurrir nada en tu experiencia vital que tú no hayas propiciado a través de tu pensamiento.


Puesto que no existen excepciones a la poderosa Ley de Atracción, resulta sencillo comprenderla. Y cuando comprendas que consigues aquello en lo que piensas y, lo que no es menos importante, cuando seas consciente de lo que piensas, podrás ejercer un control absoluto sobre tu propia experiencia.


Comprender tu naturaleza vibratoria te ayudará a crear tu propia realidad de forma sencilla y deliberada. Luego, con el tiempo y la práctica, comprobarás que todo lo que deseas puede realizarse fácilmente, pues no hay nada que no puedas ser, hacer o tener.


EJERCICIO PARA SUBIR TU FRECUENCIA VIBRATORIA

Cuando estás fluyendo amor, tu frecuencia vibratoria sube y te vinculas con energía que vibra a ese nivel, con personas en la misma frecuencia en la que te encuentras y atraes a tu vida situaciones que te dicen que la vida es bella. Lo mismo pasa cuando fluyes alegría, felicidad, gozo, esperanza, pasión, emoción, entusiasmo, gratitud, fé y cuando estás altamente motivado a lograr algo.

Cuando fluyes enojo, tu frecuencia vibratoria baja y te conectas con más de ello y con circunstancias que te confirmen que la vida es un asco. Igual sucede con el resentimiento, el miedo, la culpa, la angustia, el dolor, la preocupación, la frustración y la ira.

Recuerda que eres imán de aquello en lo que te enfoques. Así que para encaminarte hacia un Salto Cuántico lo primero es elegir en que rango deseas vibrar hoy.


Ejercicio:

Para empezar a subir tu frecuencia vibratoria, elije pensamientos agradables, escucha una música que te guste y te haga sentir feliz y motivado, realiza una actividad que te de placer y significado a lo que haces.

El Dr. Len, principal promotor del Ho’Oponopono recomienda la respiración ‘HA’ para liberar el inconciente de memorias negativas. La misma debe hacerse en cuatro tiempos de siete segundos cada uno..

1) Inhalo, contando hasta siete,

2) Retengo la respiración, contando hasta siete,

3) Exhalo, contando hasta siete y;

4) vuelvo a retener, contando hasta siete.

Si tomamos estos cuatro tiempos como un conjunto, se sugiere hacer nueve conjuntos, cada vez que se practique. Algo que potenciará el ejercicio, será poner los dedos formando el símbolo del infinito

“Simbolo del infinito”

Tal como se muestra en la imagen y cerrar recitando el conocido enunciado de Ho’Oponopono: “LO SIENTO, PERDÓNAME, TE AMO, GRACIAS.”

Acerca de Fedex Despierta

Noticias, Investigación e Información sobre Civilizaciones Antiguas, Ufologia, Mitos, Leyendas, Profecias, Conspiraciones, Fantasmas, Arqueoastronomía, Criptozoologia, Viajes en el Tiempo, Dimensiones Paralelas, Exociencia, Esoterismo, Permacultura, Ecologia, Terapias Alternativas, Nueva Era y Mucho Mas…

Publicado el 23/12/2016 en Despierta Cordoba. Añade a favoritos el enlace permanente. Comentarios desactivados en Nuestra Energía Vibratoria… Ejercicio Para Subir Tu Frecuencia Vibratoria.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: