LARVAS ENERGÉTICAS – PARASITOS ASTRALES

Hablar de larvas energéticas pareciera algo fantasioso, pero no lo es, cada vez que tenemos una enfermedad, un accidente, es que hay una larva, que no vemos, pero que deteriora nuestra energía, nuestra mente , nuestro cuerpo, o nuestro ambiente.

Las larvas afectan a nivel estructural o corporal-físico, mental, emocional y químico, como todo, no se afecta un cuerpo sin que el otro no lo sepa, pues todo está unido.

Los animales, las plantas y los objetos tienen también campo magnético o aura, así ellos también pueden ser afectados.

Hasta que no se perfora el Aura, no hay acceso al alma, y el aura siempre se perfora desde dentro, mediante la respuesta de miedo, o deseo de salir al encuentro de la entidad agresora para defendernos, identificándonos con su vibración baja.

Mi casa es mi fortaleza, así dicen desde hace mucho tiempo todos los pueblos y para esto hay explicación. Cuando en casa todo va bien, nos sentimos dentro muy confortablemente. Pero cuando no nos sentimos en ella confortablemente, y no podemos descubrir la causa del mal estar, de miedo, de pesadillas, la causa de todo esto pueden ser las entidades astrales.

Hay «parásitos astrales». Se adhieren a nuestro cuerpo (pero no al cuerpo físico, sino al cuerpo delgado) y se alimenten de su energía. No son malvados y personalmente no tienen nada contra nosotros, simplemente tienen hambre.

Si se introducen en el aura de uno u otro órgano humano (del corazón, del hígado, de los pulmones), lo privarán de su energética normal y pueden llevarlo hasta una enfermedad.

Además, en diferencia de los virus “terrestres” son capaces de llamar enfermedades no sólo físicos, sino también mentales.

Normalmente nosotros no los sentimos directamente.

Es posible sentirlo indirectamente: Aparece una inquietud inexplicable, la opresión, sueño inquieto , a veces con la sensación desagradable del peso en el pecho , en las cervicales, lumbago, o en la espalda en general como si alguien se echase encima. Al pasar algún tiempo, baja la capacidad de trabajo, se agrava el estado personal, surgen con frecuencia ataques inexplicables y enfermedades misteriosas.

Hay una hipótesis oculta que la infección astral puede llamar aun enfermedades oncológicas.

Puede ser que por esto médicos no pueden encontrar ninguna enfermedad concreta en el caso de « síndrome del cansancio crónico».

Las larvas son entidades energéticas de origen humano (almas de fallecidos), son los causantes de grandes males, se adhieren a las personas y se alimentan de su energía, las personas que cargan con estas entidades sufren síntomas tales como; dolores de cabeza, agotamiento, cansancio, estrés, problemas intestinales y pesadillas, estas criaturas habitan sitios o lugares en los cuales se hayan cometido hechos de desagradables, o donde se hayan invocado energías perversas, es decir por ejemplo magia negra, o alguna clase de perversión.

Al mal transmundano le gustan mucho los lugares llenos de trastos, especialmente las esquinas, donde durante meses se acumula polvo y basura: allí le espera el suministro energético. Allí ella hace sus “nidos”.

Desde allí influye en toda la atmósfera psicológica de la casa, (haciéndose especialmente desvergonzada durante ” incursiones nocturnas”).

La conclusión es evidente: es necesario librarse de manera regular de la basura y del polvo, especialmente en los lugares poco accesibles.

Hay otro tipo de parásitos invisibles. Son inferiores sustancias astrales , algo parecido “al moho astral», que se alimenta de energía fina de la descomposición, la putrefacción que se libera cuando se estropean los productos terrestres.

Las vajillas sucias, hasta de los restos de comida, dejados sobre

la mesa, atraen a su casa “al festín de noche» a las sustancias malas astrales.

Parece extraño, pero la mesa para comer es uno de los lugares más “sucios” energéticamente en el hogar.

Las personas, que se reúnen alrededor de él (del comedor), lo cargan con sus pensamientos muy diferentes, que también como las huellas de la comida, atraen a las sustancias malas astrales.

Se puede atraer a sustancias astrales a casa sin querer.

No lleven a nadie diferente de casa a su habitación y además no pongan sobre la cama la ropa de abrigo, o con la ropa que llegan de la calle, esta esta “Cargada” de radiaciones desconocidas, esta ropa atraerá con seguridad a las sustancias indeseables al lugar de su sueño.

Por esa misma razón no anden por la habitación en calzado de calle.

Algunos modos han llegado a nosotros del tiempo muy remoto.

Así, prácticamente todos los pueblos consideraban que el sonido del metal funciona de manera purificadora al organismo de la persona, y a la naturaleza que le rodea.

Las campanas de todo género, las campanillas y los cascabeles siempre servían como medio que espanta los malos espíritus y sustancias malas.

Aún en la Antigua Grecia durante los misterios los sacerdotes batían en vasos metálicos. Se podía oír la campanada no sólo durante las fiestas, los funerales o tormentas, sino también durante epidemias. La ciencia moderna ha confirmado la sabiduría de nuestros antepasados. Fue detectada la acción desinfectante de la campanada.

El efecto purificador tiene la ionización por medio de la lámpara ultravioleta o de los ionizadores para la casa (lámparas de sal, pirámides, orgonitas etc.).

Un excelente efecto purificador se obtiene mediante otro modo probado, el fuego de la vela, la chimenea, la hoguera…

Ese fuego no sólo regala calor, sino también ennoblece alrededor la atmósfera psicoenergética. Una llama abierta es algo místico.

Porque existe razón cuando se afirman que la llama pertenece al mismo tiempo a dos mundos: y a nuestro visible- físico y al mundo astral”, que influye sobre nuestra mentalidad.

Ningún método de “limpieza” ayudará para mucho tiempo, si en la casa continúa reinando la atmósfera de broncas, mentiras, la malicia, las ofensas, suciedad, desorden, vicios, etc. etc.

Pues estas cosas cargan la casa y a largo plazo atraen a entidades astrales. Resulta aquí el círculo de dependencia. Todo esto atrae a sustancias y a parásitos astrales.

Al encontrar condiciones adecuadas, los seres tratan de reforzar sus posiciones e inducen constantemente a las personas a emborrachamiento, drogas, y a escándalos en la familia.

El aura es un campo de información que se extiende a miles de kilómetros, rellenándose de experiencias y conocimientos a la medida que evolucionamos.

SOBRE LAS LARVAS:

Las Larvas o gusanos astrales, son seres de bajo nivel, como decir insectos, que andan en cantidades, ellas se adhieren a tu aura, y se alimentan de tu energía. Debilitándote. Y ocasionándote vicios.

Algunos creen que estas larvas llegan cuando fuiste una persona muy viciosa en cualquier contexto, y dejaste ese camino por uno lleno de luz y espiritualidad, se dice que ellas llegan a recordarte esos placeres o tentaciones.

FACTORES POR LOS QUE SE NOS PEGAN LARVAS:

La muerte de un ser cercano o familiar: Los choques emocionales bajan las defensas astrales.

Aborto: Puede ser también causado por el aura del bebe al debilitarse.

Drogas y cirugía: No viene al caso fumarse un cigarrillo sino drogas o vicios mas serios, la cirugía solamente quedar inconsciente en el momento.

Desgastes de energía: Al practicar mucho alguna magia, o habilidad, nos desgastamos de nuestra energía y ellos pueden entrar al tener nuestras defensas bajas.

Contraerlas puede suceder cuando visitamos el astral mediante viajes astrales, regresiones o meditaciones sin la protección adecuada puede pegarse alguna, aunque también sucede si tocamos un objeto de otra persona, un objeto que retenga energía negativa como un cuarzo, algo de metal, también cuando estamos cerca de personas muy negativas, o viciosas (como si te pegaran los piojos) Pero debes estar débil primero.

Pueden ser atraídas por los pensamientos negativos o de baja vibración (también por emociones, palabras o acciones negativas), que nos rodean pueden hacernos sentir especialmente mal en momentos en los cuales no estamos vibrando a una alta frecuencia.

Estar en un ambiente de personas que no nos desean bien, o que envidian algo que tenemos o, incluso, algo que somos, puede terminar afectándonos si lo permitimos.

Visitas frecuentes a cementerios, iglesias, tanatorios, hospitales, en estos sitios ha

y miles de larvas astrales con lo cual es probable que alguna se nos pegue al visitar estos sitios sin la protección energética adecuada o si estamos bajos a nivel espiritual.

Magias o mal de ojo: Si alguien nos hace magia o nos desea mal también podemos coger una larva (porque estamos mas bajos a nivel emocional y energético como si bajaran nuestras defensas) mediante un ritual o magia que nos hagan para mal.

Al hacer espiritismo (ouija etc.), mediante técnicas adivinatorias (tarot, etc.),o al realizar exorcismos sin las protecciones espirituales adecuadas.

 

Por otro lado tener en cuenta que cuando estamos vibrando a una alta frecuencia (siendo optimistas, vibrando en positivo, queriéndonos, estando felices con hacer el bien, etcétera), las vibraciones inferiores no pueden afectarnos.

Pero desde el momento en el que nosotros no vibremos de esta manera, todas estas energías inferiores pueden hacernos daño, sobre todo daño psíquico, ya que las enfermedades no son más que reflejos en el cuerpo físico del plano espiritual, mental y emocional.

Esas energías al vibrar y atacar desde esos planos (sobre todo emocional), tardan en afectar al cuerpo físico una vez estemos nosotros de bajón, pero con el tiempo sentiremos que nos falta energía, las cosas parece que no nos salen bien, pensamos negativamente, e incluso con el tiempo notaremos dolores de cabeza, físicos, etcétera.

COMO SABER SI TENEMOS UNA PEGADA EN NUESTRA AURA:

Descartando causas medicas por supuesto siempre antes que considerar que se deba a causas esotéricas, estos son los síntomas mas comunes de que algún espíritu “o entidad espiritual” esta unido a nosotros por una lazo energético a nuestro cuerpo energético” normalmente la parte trasera de algún chacra medio, que abreviando podemos decir por el cuello y/o la espalda”.

Tras quitar el espíritu los síntomas suelen desaparecer entre casi instantáneamente y 3 días, dependiendo de la persona y sus circunstancias personales, siempre es recomendable limpiar energéticamente a la persona tanto el aura como los chacras.

Los síntomas mas comunes y quizás intensos son punto el 1 y 9, también es muy normal el 6 y 7, aunque generalmente suelen darle una buena mayoría de ellos, aunque quizás alguno de estos síntomas parezca muy normal que pueda pasarle a cualquier persona, no ocurren normalmente con la intensidad a la que yo me quiero referir.

Los síntomas son los siguientes , los espíritus que no fueron a la luz buscan energía muchas veces robándosela a las personas y también además así se aferran a sentir lo que es estar vivo, los trabajos mágicos suelen acarrear esta misma sintomatología haciendo especial hincapié en alguna de ellas según el tipo de trabajo que hallan hecho:

1- Te levantas muy cansado/a y coges algo mas de energía a media mañana.

2- Dolores o molestias en cuello y/o espalda.

3- Malestar general, desgano.

4- Mal humor y ataques de rabia o ira sin motivo justificado.

5- Respondes desmesuradamente a cualquier cosa que interpretes como un ataque verbal.

6- Sientes una angustia dentro de ti que no ves que se te corresponda con tu vida.

7- Sientes como un vacío interior difícil de explicar, cosa que antes no tenias.

8- A veces no te reconoces por tus acciones.

9- No consigues tener energía por mucho que descanses.

10- Todo esto empezó y se desarrollo de una forma bastante rápida.

11- Ellos manipulan nuestra mente para que tengamos cierto tipo de “antojos” que suelen ser los que ellos prefieren, beber, sexo, azúcar, comida en exceso, cigarro, drogas, etc.

12- Pueden llegar a ocasionar traumas más serios como depresiones, trastornos de personalidad, para eso se necesita mucho tiempo, y que sean personas de carácter más bien débil o sumiso.

13- También pueden ocasionar trastornos energéticos, ya que son cuerpos energéticos extraños a nosotros, como pequeños bloqueos.

14- Vómitos inexplicables, diarrea repentina, fiebre, mal estar general, dolores de cuello y lumbago, dormir mal siempre, mareos, pesadillas, tener visiones, oír voces, etc., estos son algunas señales de que tienes una o varias larvas pegadas a tu aura alimentándose de tu energía y deberías hacerte una limpieza energética lo antes posible .

Limpieza profunda de entes y energías negativas en el hogar y en personas (con videncia), y también exorcismos: Lo realizamos nosotros, también cortamos trabajos en fincas, protección de casas, limpieza de seres, etc. Para más información llámanos en el teléfono : 673 45 13 23

BAJOS ASTRALES:

Los bajos astrales son entidades con un rastro mayor de conciencia, al igual que las larvas se alimentan de la energía de los seres humanos a los cuales asedian y así mismo causan los mismos síntomas anteriormente citados para las larvas, pero estos síntomas se presentan con mayor gravedad y seriedad.

Estos seres no son entidades como los fantasmas o demonios; son como residuos semi-conscientes y dicho de alguna manera son entidades que poseen una muy bajísima vibración y deben obtener y consumir de forma parasitaria la energía espiritual de seres espirituales de mayor vibración.

Estas entidades suelen merodear y en sitios similares a los de las larvas, pero incluso pueden sobrevivir en otra clases de sitios, como basurales, no necesitan tanta energía perversa para sobrevivir como en el caso de las larvas.

A TENER EN CUENTA PARA EVITAR QUE SE NOS PEGUEN:

Se debe mantener limpia y aireada la casa.

Se debe permitir la entrada de la luz, ventanales y luces estratégicamente colocadas.

Se debe evitar guardar trastos viejos.

No tener cosas rotas en la casa.

No traerse objetos viejos a la casa, salvo que se sepa su procedencia.

Evitar un innecesario exceso de espejos en las habitaciones.

No encender velas a seres o entes sin saber a quien o porque a fondo.

No jugar con herramientas de trabajo energético sin comprender de que se trata; típico caso el de la ouija.

No meterse a merodear y jugar en cementerios, o casas abandonadas con historial de fantasmas etc…

No practicar magia negra.

Prender frecuentemente inciensos en tu hogar.

Darse baños de agua con sal gruesa y vinagre a menudo.

Lleva puesta gemas de protección en pulseras, pendientes, o colgantes, y si vas a cementerios tanatorios u hospitales mete un poco de azufre en polvo en cada uno de tu zapatos.

Distribuye vasos de agua con sal gruesa por las estancias de tu casa y renuévalos cuando estén sucios y hayan recogido la negatividad.

Friega dos veces al mes tu casa de dentro hacia afuera con: agua, vinagre, amoniaco perfumado, sal gruesa, y luego echa esa agua por el W.C. tirando tres veces de la cadena.

Es muy aconsejable tener en casa amuletos: ojo turco, espejos pakua, elefantes con la trompa hacia arriba, budas, hadas, angelitos, santos, etc.

La limpieza de bajos astrales también la hacemos nosotros con un exorcismo.

Espero que esta entrada os haya gustado y aclarado vuestras dudas pues es mucha gente la que me pregunta que son las larvas y porque se nos pegan , como evitarlas etc.

Fuente Texto: Sofia Caminos de Conciencia 

Acerca de Fedex Despierta

Noticias, Investigación e Información sobre Civilizaciones Antiguas, Ufologia, Mitos, Leyendas, Profecias, Conspiraciones, Fantasmas, Arqueoastronomía, Criptozoologia, Viajes en el Tiempo, Dimensiones Paralelas, Exociencia, Esoterismo, Permacultura, Ecologia, Terapias Alternativas, Nueva Era y Mucho Mas…

Publicado el 27/11/2016 en Despierta Cordoba. Añade a favoritos el enlace permanente. Comentarios desactivados en LARVAS ENERGÉTICAS – PARASITOS ASTRALES.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: