Teletransportación : Materialización e Invisibilidad

teleporte
A lo largo de la historia ha habido reportes de investigación paranormal, chamanismo, misticismo y ufología, de personas u objetos que se vuelven invisibles, se materializan, se desmaterializan o se teletransportan.
Debido a su similitud, la comprensión de la dinámica de uno de estos fenómenos nos puede ayudar a comprender a los demás. En otras palabras, tal vez la “física”, si ese es el término apropiado, de volverse invisible puede ser similar a la de la materialización y desmaterialización de objetos sólidos, que a su vez podría ser similar a la dl teletransporte.
Los escritores de ciencia ficción con frecuencia juegan con la idea de la invisibilidad, y los investigadores militares modernos también están interesados en el tema. No hace mucho tiempo, los soldados solían marchar a la batalla vestidos con uniformes de espléndidos colores que lamentablemente los hicieron excelentes blancos.
Más recientemente han comenzado a usar camuflaje, en un intento de armonizar con su entorno. Una investigación actual por el ejército trata de hacer a los soldados del futuro aún menos visibles, haciendo que lleven una capa especial cubierta de sensores en miniatura que transmiten una imagen de lo que hay detrás de cada soldado a una matriz de material de tamiz en la parte frontal del abrigo. Esto ayuda a camuflarse, dando la impresión de que son transparentes.
Sin embargo, hay una sutil diferencia entre ser invisible y ser transparente.
Las fuerzas aéreas occidentales, en los últimos años, han gastado en gran medida en tecnología de sigilo, una forma de invisibilidad de radar para aviones. Principalmente por su forma, un avión de sigilo intenta reducir su reflectividad a la radiación del microondas utilizada en el radar hasta el punto de que un enemigo se deje engañar pensando que no está allí.
Los aviones de cautela tratan normalmente de hacerse menos detectables en la parte visible del espectro electromagnético al ser pintados de negro y operando sólo por la noche. La Fuerza Aérea de los Estados Unidos actualmente está experimentando con varias técnicas de ocultación a luz del día, como la aplicación de un recubrimiento electromagnético hacia el exterior de las aeronaves, que cambia de color para que coincida con su fondo. (Douglas y Sweetman)
Sin embargo, estos métodos no pueden ser completamente eficaces, a menos que el ruido de los motores del avión también pueda ser enmascarado, lo que podría lograrse mediante algún tipo de interferencia destructiva.
El Dr. Richard Boylan (1997) afirma que el Departamento de Energía de Estados Unidos está trabajando en la “tecnología de ‘clandestinidad’, o invisibilidad de alta energía”, sin embargo la prueba de esta afirmación, obviamente, sería difícil de obtener.
Aunque algunos OVNIs son detectados por radar, esto sólo sucede cuando quieren ser detectados.
Otras veces es posible utilizar la tecnología avanzada de sigilo, porque, además de volar a menudo completamente en silencio, los ovnis han desaparecido a veces sin ser vistos salir volando. En estos casos lo que a nosotros, y, probablemente ala Fuerza Aérea de los Estados Unidos nos gustaría saber es si sólo se estaban haciendo transparentes, o en realidad se desmaterializan y / o tal vez entran a otras dimensiones.
En su libro Crónicas OVNIs de la Unión Soviética, el veterano ufólogo Jacques Vallee describe un aterrizaje ovni en un parque en la ciudad soviética de Voronezh a la vista de niños jugando al fútbol allí, así como unos cuarenta adultos.
Después de haber aterrizado la nave, surgió de ella un ser muy alto de tres ojos y una entidad robótica, y comenzaron moverse. Cuando un niño cercano gritó de miedo y otras personas comenzaron a gritar, los seres y el OVNI desaparecieron en el acto.
Como Vallee escribe:
“Cinco minutos más tarde apareció la esfera y el ser de tres ojos de nuevo, tal cual extrañamente habían desaparecido. El ser ahora tenía a su lado un tubo de un metro de longitud. Un muchacho de dieciséis años de edad, estaba cerca de la escena.
El extraterrestre apuntó su “rifle” hacia el adolescente y el muchacho desapareció instantáneamente. El extraterrestre entró en la esfera y la esfera se fue volando, aumentando gradualmente su velocidad. En el mismo instante, el adolescente desaparecido reapareció “.
Sería interesante saber si el chico estuvo físicamente allí, pero invisible, durante esta experiencia, o, si de alguna manera no estuvo allí, en ese caso, ¿dónde estaba, ¿cómo logró regresar, y cómo sintió él la experiencia?
Otras preguntas estarían relacionadas a la física de la invisibilidad OVNI, y el tubo del extraterrestre. Sin embargo, podemos estar seguros de que, si bien la ciencia pública no puede en la actualidad explicar este fenómeno, los militares estarían muy interesado en él, y es probable que haya muchos padres en todo el mundo a quienes a veces les encantaría tener uno de esos tubos extraterrestres de hacer algo invisible.
Un artículo fascinante en el Anomalist (1995) de Donna Higbee describe su investigación sobre lo que ella denomina “invisibilidad humana espontánea involuntaria”, una condición por la cual las personas sanas, por lo demás normales, se encuentran que de repente se han vuelto invisibles a los que les rodean.
Después de hacer una investigación sobre el fenómeno en varios tablones de anuncios de internet, ella dice que,
“las cartas comenzaron a llegar a montones”.
(P.156)
Muchas personas afirmaron haber tenido varias de estas experiencias.
“A menudo se necesitan varios de tales hechos antes de darse cuenta de que son verdaderamente invisibles ante otras personas en ciertos momentos. Ellos intentan interactuar con los que les rodean, y simplemente no puede ser vistos ni oídos.”
Estas personas han reportado casos de invisibilidad en lugares como aeropuertos, bibliotecas, tiendas de ropa, restaurantes, fiestas, y en el hogar.
Afortunadamente, el efecto parece desaparecer de forma espontánea, de lo contrario nunca podríamos volver a saber de ellos. Como la invisibilidad a veces es reportada como un componente del fenómeno de la abducción OVNI, Higbee al principio pensó que las personas que se habían puesto en contacto con ella pudieran ser todos secuestrados, pero, al ir ampliando su base de datos, este no parecía ser el caso. Sin embargo, ella no afirma que ellos parecieran tener mayores habilidades psíquicas que el promedio de las personas.
Higbee también señala que el ocultismo occidental y las tradiciones orientales de yoga se refieren a la posibilidad de hacerse invisible.
Por ejemplo, en la tradición de la India, uno de los yoga-sutras, el de Patanjali, afirma que después de una formación adecuada,
“El contacto entre el ojo (del observador) y la luz (del cuerpo) se rompe y el cuerpo se vuelve invisible.”
(Taimini, 1975)
Esto no suena como desmaterialización, y no se refiere a la suspensión de los efectos de sonido como en los reportes de Higbee, pero parece afirmar que existe una relación entre la conciencia y esta forma de invisibilidad.
En la tradición oculta, al parecer, los antiguos creían que las piedras preciosas de heliotropo conferían la invisibilidad, y también daba el poder de la adivinación. (Tondriau, 1972)
El Heliotropo, también conocido como piedra de sangre, es una variedad verde oscura de la calcedonia mineral de sílice que se ve con nódulos rojos de jaspe, que parecen gotas de sangre. Por lo tanto, el heliotropo fue apreciado en la Edad Media por su idoneidad en las esculturas religiosas representando la flagelación o el martirio.
Calcedonia es una variedad criptocristalina del cuarzo que puede ocurrir en diversas otras formas, tales como ágata, crisoprasa, cornalina o el ónix. El cuarzo, o sílice cristalino, o natural, es el mineral más común en la corteza terrestre. Su nombre químico es dióxido de silicio, SiO 2, una combinación de los elementos silicio y oxígeno, que son, respectivamente, el séptimo y el tercer elemento más común en nuestro sistema solar.
La Silica tiene un alto punto de fusión, es duro, y se utiliza en la fabricación de vidrio y cerámica.
El por qué, entonces, la variedad de cuarzo llamada heliotropo podría conferir invisibilidad es un enigma. Hay otra versión de la conexión entre la palabra heliotropo y la invisibilidad. El heliotropo también se refiere a un color morado claro, el cual se deriva al parecer de una de las 250 plantas del género Helitropium (el nombre del género se refería originalmente a la capacidad de la planta para voltear sus flores hacia el sol) de la familia Boragaceae.
La más conocida de ellas, el jardín o heliotropo peruano (Heliotropum arborescens), tiene una fragante flor morada de cinco lóbulos. En esta versión, es la planta de heliotropo la que confiere invisibilidad y poderes de adivinación.
Una tercera versión de esta leyenda, que dice que un ritual mágico en el que se cubre la piedra de heliotropo con la planta de heliotropo para producir la invisibilidad, simplemente suena como alguien que trata hacer una apuesta con todo.
En una posible conexión con el color púrpura del heliotropo, se observa que al parecer, las leyendas afirman que los grimorios o libros que contienen los secretos de la brujería, tienen páginas de,
“Violeta púrpura y que los caracteres en la página son invisibles para el profano.”
(Trondriau & Villenuve, 1972)
Exactamente qué clase de personas son consideradas como profanAS por los practicantes de la brujería no está claro.
Las explicaciones de la invisibilidad de la escritura en las páginas de color púrpura no se dan, pero se observa que el color violeta es el último color del espectro visible antes de que la frecuencia de radiación electromagnética se vuelva demasiado alta para ser detectada por el ojo humano, y por lo tanto se vuelve invisible.
También puede ser importante que el color violeta es el color tradicionalmente reservado para la realeza.
La conexión entre la invisibilidad y la conciencia parece el lugar obvio para buscar más explicaciones. En su excelente libro El Universo Holográfico, el divulgador científico Michael Talbot describe un incidente en el que un hombre está hipnotizado en un cuarto lleno de personas, incluyendo a su hija adolescente, y se le da la sugestión post-hipnótica que, al despertar, su hija será invisible para él.
Cuando fue sacado fuera de su trance, no sólo podía, aparentemente, no ver a la chica riendo de pie delante de él, pero, cuando el hipnotizador estaba detrás de ella manteniendo una vigilancia sobre su espalda, él fue capaz de leer la inscripción como si estuviera mirando a través de su cuerpo.
Talbot, que en realidad hablaba con el hombre, no fue capaz de explicar el incidente, pero sugirió que tal vez estaba obteniendo la información a través de telepatía.
Al discutir lo que ella llama “escenarios de realidad virtual” la Dra. Karla Turner describe un caso OVNI de Encuentro Cercano, donde la experimentadora, Amelia, afirma estaba tumbada en la cama en la noche, cuando oyó un helicóptero sobre la casa. Mirando hacia arriba, descubrió que podía ver a través del cielo falso y del techo como si hubieran desaparecido, o hubieran llegado a ser completamente transparentes.
Esto le permitió ver una embarcación de aspecto extraño encima de la casa, con dos entidades que posteriormente aparecieron a los pies de su cama.
La otra persona durmiendo en la habitación no había oído el ruido de los “helicópteros”, ni visto las entidades. Mientras Amelia, que parecía envuelta en una bola de luz azulada, hablaba con estas entidades, dos testigos en la sala encontraron que, no sólo no podían comunicarse con ella, sino que apenas podían escucharse entre sí, incluso cuando gritaban.
La ufóloga Jenny Randles (1990) acuñó el término del ‘Factor Oz’ para describir una característica de algunos casos de ovnis en el que los testigos se encuentran entrando en un estado de extraña ensoñación donde, entre otras cosas, todo a su alrededor se pone en silencio.
Esto puede aplicarse, por ejemplo, a los ruidos de insectos, o pueden encontrar que no pueden oír el motor de su coche, o el ruido de los neumáticos en la carretera. (Harpur, 1994)
Mientras que una explicación para esto puede llegar a ser bastante simple, es interesante preguntarse qué es lo podría hacer que las personas repentinamente se vuelvan invisibles, siendo incapaces también de hacerse oír, cuando no hay ningún dispositivo anómalo como un OVNI, a la vista. La luz y el sonido se propagan a vastamente a diferentes velocidades.
El sonido viaja a unos mil kilómetros por hora, mientras que la velocidad de la luz es de unos mil millones de kilómetros por hora.
Un artículo en la revista New Scientist en algo llamado “Transparencia Inducida Electromagnéticamente” (Buchanan, 1997), describe la investigación siendo realizada en la óptica cuántica en varias universidades, donde,
“Sólidos opacos pueden hacerse transparentes simplemente haciendo brillar una luz láser sobre ellos.”
Trabajando originalmente con “nubes de baja densidad de gas”, y luego pasando a “una pieza de hidrógeno congelado sólido”, los investigadores han encontrado que la luz a partir de dos haces de láser ajustados cuidadosamente se puede hacer que interfieran unos con otros de tal manera que la luz de uno de los láseres dejará de interactuar con los átomos del material, y por lo tanto será capaz de pasar a través de ese material sin obstáculos.
En otras palabras, desde la perspectiva del rayo láser, el material se ha vuelto ahora transparente. Es todavía demasiado pronto para concluir que esta investigación puede llevar a una comprensión de la invisibilidad humana.
Como dice el artículo:
“Cualquier esperanza, por ejemplo, que se pueda hacer desaparecer monstruosidades con algunas lámparas de colores estratégicamente colocadas debe ser abandonada. Haciendo un material transparente a todas las muchas frecuencias visibles a la que pueda absorber la luz es probablemente imposible.”
Algunos reportes sobre la invisibilidad sugieren que algunas personas pueden hacerse invisibles selectivamente a otras.
Esto suena un poco como el caso de la hipnosis de Michael Talbot sin el hipnotizador:
como si una persona con esta habilidad puede afectar a algún otro sistema perceptivo usando algo como control mental telepático.
Un ejemplo de ello es el caso del monje español San Vicente Ferrer (1350-1419) que fue muy apreciado en la corte de Aragón por su sabiduría y supuestas habilidades milagrosas
La historia dice que la reina Yolanda pidió una vez ver su vivienda, y cuando el monje le negó el permiso, forzó la puerta y entró con su séquito. Allí descubrió que, mientras que todos los demás en la sala podían ver con toda claridad, la Reina no podía ver a Ferrer en absoluto.
Cuando se le preguntó acerca de esta invisibilidad, el monje explicó que esto era un castigo de Dios por la intrusión de la Reina, y su ceguera parcial se recuperaría cuando ella se fuera, lo que al parecer hizo.
Hay otros reportes similares de invisibilidad selectiva en la Edad Media, los cuales parecen relacionarse con hombres santos, que pueden haber adquirido esta capacidad como resultado de la oración o la contemplación prolongada.
Sin embargo, no se sugiere que en estos casos el interesado realmente se había desmaterializado.
La materialización y desmaterialización son dos caras de la misma moneda, y a veces sería indistinguible de la invisibilidad. Pero, si alguien simplemente desaparece de la vista de un testigo, más tarde vuelve a aparecer, y no podía ser tocado mientras estaba invisible, podemos suponer que algo más que una inhibición en el sistema perceptivo del testigo ha ocurrido.
En los anales de lo paranormal es probable que haya más casos de cosas materializándose que desmaterializándose. En sesiones de espiritismo, por ejemplo, los objetos con frecuencia han llegado a aparecer aparentemente de la nada.
Llamados aportes, generalmente se supone que un espíritu sin cuerpo o bien los ha creado de la “nada”, o los ha teletransportado desde otro lugar.
Hay muchos de estos casos para documentar aquí, pero un ejemplo podría ser una fragante rosa, todavía cubierta de rocío, que repentinamente cae del aire a una mesa de sesión de espiritismo. Si tal aporte hubiese sido de alguna manera cortado de un rosal por un espíritu, uno se pregunta lo que el dueño de ese arbusto podría haber visto si estuviera mirando por la ventana en ese momento.
¿La rosa repentinamente se volvería invisible, dejando atrás una ramita quebrada, mientras el espíritu ‘vuela’ invisiblemente de vuelta a la sesión para depositar rosa, ahora visible, en la mesa? Si es posible algo así, entonces ciertamente tenemos mucho más que aprender acerca de la naturaleza de la realidad, por no hablar de la invisibilidad.
Los objetos no sólo se materializan en sesiones de espiritismo, y cuando lo hacen, puede ser difícil saber si fueron teletransportados desde en otro lugar o no.
El sanador Inglés Mathew Manning, quien experimentó una gran actividad poltergeist durante sus años adolescentes, da varios ejemplos en su libro The Link:
“Yo estaba recogiendo material para una fogata en el fondo de nuestro jardín. Encontrándome corto de basura, a excepción de media docena de cajas de cartón, fui a la casa y le pregunté a mi madre lo que podría usar.
No había nadie más en casa y no tenía ni idea o sugerencia. Volví al fondo del jardín, y para mi asombro me encontré con una pila de grandes troncos y madera colocados junto a las cajas de cartón.
En ese momento no había nadie que pudiera haber hecho esto, y mucho menos en el corto lapso de tiempo que había estado en la casa.
En total, había varios quintales de madera y troncos… Otros de estos aportes incluyen varios discos de gramófono, una bolsa de azúcar, un billete de banco, un par de guantes de encaje negro y sellos postales”.
En otro incidente, “una botella de medio litro de cerveza y una tarta de manzana”, aparecieron en su bolsa, mientras él estaba en un tren.
Manning también describe aportes que parecen haber llegado de otro lugar.
“Un disco de larga duración del cual yo tenía una copia apareció un día en la casa; parecía haber venido de otro propietario, ya que mostraba señales evidentes de desgaste. No parecía haber ninguna razón por la cual esto se materializara, ya que yo ya tenía una copia del mismo”.
(P.98)
Manning parece sorprenderse cuando objetos no invitados se materializan en torno a él, a pesar de la relación ocasional entre lo que está haciendo o pensando y lo que aparece más adelante.
Por otro lado, el líder espiritual indio Sathya Sai Baba es bien conocido por materializar deliberadamente objetos sólidos que luego da a los visitantes y devotos. (Haraldsson, 1987)
Estos son normalmente pequeñas baratijas y, cuando se le preguntó acerca de esto, Sai Baba insiste en que él no las teletransporta de alguna joyería en otra parte. (Karanjia, 1994, p.29)
Esto nos deja con la desconcertante pregunta de cómo alguien puede producir la materia de ‘la nada’.
En la literatura sobre el chamanismo hay casos en que se materializan objetos, o incluso insectos vivos.
En su libro Dones de Cosas Desconocidas, Lyall Watson describe un incidente en el Amazonas, donde fue testigo de un curandero local primero quitando un diente infectado de un paciente y, luego anunciando que tenía que quitar el dolor de las encías infectadas. Para ello, de alguna manera materializó más de cien hormigas negras que marchaban en una columna ordenada a la boca del paciente, por su brazo y luego lejos en la hierba en el borde del claro.
Esto causó gran regocijo entre los nativos viendo porque, como Watson descubrió más tarde, la palabra local para dolor era la misma que para ejército de hormigas.
Como lo expresó Watson:
“El curandero había prometido que el dolor se iría, y así lo hizo en la forma de un elaborado y extraordinario juego de palabras. Se fue.”
(P.142)
Los militares también están interesado en aprender cómo hacer que las cosas se materialicen.
A principios de 1997, el científico Dr. Gary Madera, en el Laboratorio de Investigación del Ejército de Estados Unidos en Maryland, dijo que la investigación de su equipo en la óptica no-lineal podría en el futuro hacer que el ejército proyecte imágenes holográficas tridimensionales de tanques, aviones y soldados en un campo de batalla para confundir al enemigo.
Además de reducir las bajas de soldados de verdad, esta tecnología podría ser de gran utilidad en la formación de los comandantes del campo de batalla. (The West Australian, 13/5/1997)
Reportes de Encuentros cercanos con OVNIs describen con frecuencia a los alienígenas como fantasmas o transparentes, que se puede ver aparentemente a través de ellos. Tal vez esto se deba a que algunas de esas apariciones son proyecciones holográficas, junto con alguna forma de sofisticada inteligencia artificial.
La teletransportación se refiere al movimiento invisible de un objeto o persona, de un lugar a otro por un medio, hasta ahora, desconocidos. La teleportación ocurre con frecuencia durante los brotes de actividad poltergeist.
Colin Wilson (1981, Pág.156) da un ejemplo en el que un huevo, al parecer, desde el refrigerador de la cocina, flotó por la puerta de sala de estar de una casa afectada por poltergeist, y se dejó caer en el suelo.
Uno de los ocupantes de la casa, entonces, puso todos los huevos del refrigerador en una caja y se sentó en la tapa. Como si hubiesen sido provocados por este desafío, los huevos continuaron estrellándose por todo el piso hasta que la caja estuvo vacía, a pesar de permanecer cerrado durante todo el evento.
Ha sido tradicional considerar la actividad poltergeist como travesuras de espíritus invisibles de otras dimensiones. Más recientemente se ha sugerido que el fenómeno puede estar relacionado con conflictos no resueltos en la mente de un adolescente que vive en una casa así:
una forma de telequinesis inconsciente de trabajo a través del hiperespacio.
Esta teoría hace varios supuestos radicales acerca de la naturaleza de la conciencia: por ejemplo, que puede afectar la materia a distancia. Eventos Poltergeist como también ocurren después de casos de secuestros de ovnis. (Cahill, 1996)
Lo que esto sugiere es aún más especulativo. Sólo llamarlos poltergeist de duendes extraterrestres de la era espacial no ayuda.
Una sugerencia más detallada es que algunos OVNIs pueden ser capaces de teletransportarse a través del hiperespacio, que es a su vez está conectado de alguna manera a la conciencia, de modo siendo halado a este ‘reino’ afecta las mentes de los abducidos lo suficiente como para provocar la actividad poltergeist alrededor de ellos después.
Idries Shah, experto en el sufismo, que es la rama mística del Islam, afirma que el Qutub, el jefe del sistema Sufi, siempre hay alguien que haya alcanzado el grado de Wasl (unión con el infinito).
Tales hombres,
“Son capaces de transportarse a sí mismos a cualquier lugar instantáneamente, en forma física, por un proceso de descorporearización.”
(Shah, 1973)
Esto suena como teleportación, y refuerza la afirmación de que tales habilidades están vinculadas con estados alterados de conciencia.
El parapsicólogo, Dr. Scott, Rogo, (1991) señala que la teleportación se traslapa con el fenómeno de la bilocación, en el que una persona es vista en dos lugares a la vez. El monje italiano Padre Pío aparentemente se apareció físicamente en dos lugares al mismo tiempo en varias ocasiones.
Rogo también cita el caso de 1951 del chico adolescente Cornelio Closa en Milán, Italia, quien afirmó que su repetida teletransportación fue el resultado de haber sido afectado por la aparición de una chica adolescente vestida todo de blanco.
Él reaparecería más tarde, a veces a millas de casa, incluso después de haber sido encerrado en su habitación con sus padres. Las desapariciones se detuvieron después de que fue exorcizado por un misionero estadounidense.
John Michell da un ejemplo de evidente teletransporte en su libro La Visión del platillo volador.
El 25 de octubre 1593, un soldado español fue detenido en la plaza principal de la Ciudad de México, porque era incapaz de explicar su presencia allí, y porque llevaba el uniforme de un regimiento que estaba en ese momento estacionado en las Islas Filipinas, casi un año de distancia de en barco. El confuso soldado, sin embargo, dio detalles precisos de su vida en Manila hasta el momento en que se había encontrado a sí mismo instantánea e inexplicablemente transportado a México.
Incluso fue capaz de decirle a sus interrogadores de la reciente muerte del gobernador español de Filipinas. Noticias que no llegaron a la ciudad de México durante muchos meses
Es interesante preguntarse qué pudo haber causado este evento. ¿Poseía el soldado desconocidas habilidades psíquicas, era él excepcionalmente devoto, o estuvo tal vez en el lugar equivocado en el momento equivocado, cuando algunos espíritus delincuentes o extraterrestres decidieron tener un poco de diversión a su costa?
El parapsicólogo profesor Erlendur Haraldsson (1987) cita varios testigos que, junto con otros devotos, a finales de los años cuarenta, solía ir para paseos por la tarde con el líder religioso indio Sathya Sai Baba hacia el río en su pueblo natal de Puttaparthi, en el sur de India.
En varias ocasiones Sai Baba desaparecería de entre los devotos y volvería a aparecer en la parte superior de una colina cercana. A veces, él entonces gritaba que estaba bajando y que inmediatamente volvería a aparecer entre los devotos. Más tarde, en 1995, hubo reportes anecdóticos de que a la vista de un grupo de devotos de Australia, a quienes se les había concedido una entrevista con él en su ashram en Whitefield, en las afueras de Bangalore, Sai Baba teletransportó a un anciano de vuelta a su casa en Australia para estar con su esposa enferma.
Sus amigos vieron al hombre desaparecer de la sala de entrevistas, y cuando, poco después de la entrevista, fueron y llamaron a su casa en Australia, se dice que fue él quien contestó el teléfono. Si es verdad, este reporte sugiere que una persona con fuertes poderes paranormales puede teletransportar a otra persona.
Una breve artículo en New Dawn (julio-agosto 1997) afirma que la traducción de un artículo de la Agencia de Inteligencia de Defensa Estados Unidos en una revista china 1983 describe las exitosas experiencias en la teletransportación de objetos pequeños como moscas de la fruta, un reloj, un cerillo y un clavo con “niños extraordinarios” como sujetos de prueba.
Los investigadores llegaron a la conclusión de que:
“La transferencia no es un simple proceso de movimiento mecánico en el espacio tridimensional.” (P.12
Si estos reportes son ciertos, podemos sospechar que el artículo original en chino impulsó a los militares de Estados Unidos a patrocinar investigaciones similares.
El Dr. Richard Boylan (1997) afirma que los investigadores del Lawrence Livermore y el Laboratorios Nacional de Sandia en los Estados Unidos han llevado a cabo “exitosos experimentos de teletransporte.”
No es sorprendente que los detalles no parecen haber sido publicados en ninguna revista científica, por lo que es difícil saber qué hacer con tales afirmaciones.
¿Cómo es posible que algo se desmaterialice y / o se teletransporte de un lugar a otro?
Una explicación común es que estos objetos entran en otras dimensiones invisibles a la percepción humana normal. Desafortunadamente, ésta no es una explicación muy satisfactoria, ya que simplemente sustituye a un misterio con otro. Sin embargo, la posible existencia de dimensiones superiores, también conocido como hiperespacio, es frecuentemente mencionado por los físicos en estos días.
La ventaja del hiperespacio es que, al estar más allá de las tres dimensiones físicas del espacio-tiempo, puede facilitar los accesos directos de una parte del espacio-tiempo a otra.
Los topólogos, que estudian otras dimensiones desde una perspectiva matemática, señalan que tres barreras físicas dimensionales , tales como los lados de una caja, dejan de ser obstáculos en espacio dimensional superior. En 1985, el físico estadounidense Kip Thorne sugirió que los atajos interdimensionales llamados “agujeros de gusano” algún día podrían facilitar los viajes espaciales.
El astrónomo Carl Sagan utilizó esta idea en su libro Contact (que ya ha sido llevado al cine), sobre el contacto humano con los extraterrestres. Sin embargo, los físicos dicen que para crear un agujero de gusano se requerirían vastas cantidades de energía. Incluso se sugiere que los agujeros negros son versiones de estas rasgaduras en el tejido del espacio-tiempo. (Couper y Henbest, 1996)
A una escala mucho más pequeña, pero no menos dramática, tal vez la conciencia misma de alguna manera es capaz de crear el equivalente de un agujero de gusano para facilitar la teletransportación. Si es así, entonces tal vez una civilización extraterrestre avanzada ha investigado este aspecto de la “física” de la conciencia lo suficiente como para utilizar los resultados en el fenómeno y el secuestro OVNI.
En su libro Hiperespacio Michio Kaku explica cómo la teoría de supercuerdas postula que muchas otras dimensiones existen debajo de la escala sub-atómica, y que el electromagnetismo y las otras tres fuerzas fundamentales del universo se unen en este reino.
Tal vez la materia producida por la energía del Big Bang, y la producida por cualquier persona que materializa objetos, se origina en el hiperespacio al que la conciencia también tiene acceso. De hecho, en el hiperespacio, la materia, la energía, el tejido del espacio-tiempo, y la conciencia de sí mismo, pueden derivar de la misma fuente.
Otra explicación para la teletransportación es que el objeto en cuestión se desmaterializa, de alguna manera viaja a su destino, y luego se solidifica de nuevo. En su libro La física de Star Trek, el físico estadounidense Lawrence Krauss analiza la validez científica de las ideas de la ciencia ficción en la popular serie televisiva.
Krauss señala que, desde la perspectiva de un físico, para teletransportar a un cuerpo humano, como en “Lánzame el rayo, Scottie”, requiere de varios pasos.
Primero vamos a tratar con las objeciones de Krauss a la teletransportación.
En primer lugar usted tiene que grabar la configuración exacta de todos los átomos en el cuerpo, y almacenar toda la información que requeriría una pila astronómicamente alta de 10 gigabytes-unidades de disco duro.
En segundo lugar, usted tendría que desmaterializar de alguna manera a la persona, que según él requiere grandes cantidades de energía.
En tercer lugar, usted transmite a la nueva ubicación o bien las partículas sub-atómicas del cuerpo, llamados quarks, o tal vez sólo la información atómica sobre ellos.
Finalmente, ya sea con los quarks originales o algunos nuevos, usted utiliza la información acerca del cuerpo de la persona a materializarse en el otro extremo.
Krauss es lo suficientemente sabio como para añadir la advertencia de que si los seres humanos tienen alma, como mucha gente cree, todo su plan se cae a pedazos.
Sin embargo, teniendo en cuenta estos y varios otros obstáculos, Krauss es de la opinión de que la ciencia no va a estar teletransportando a nadie a ningún lugar durante algún tiempo por venir.
Vamos a tratar con las objeciones de Krauss a la teletransportación primero. Krauss dice que el volumen de los datos atómicos acerca del cuerpo humano es difícil de manejar.
Sin embargo, las matemáticas de la Geometría Fractal, aparte de producir hermosos diseños psicodélicos, permite que sean eliminados los datos redundantes, por ejemplo, una imagen de satélite espía de alta resolución, para facilitar su transmisión a la Tierra, donde, utilizando las mismas matemáticas a la inversa, la imagen puede ser descomprimida.
El producto final es de alta calidad, y tales técnicas están aumentando rápidamente en sofisticación.
La Geometría Fractal también puede producir patrones que son similares a muchos de los que se encuentran en la naturaleza. Debido a que el cuerpo humano está compuesto de billones de partículas subatómicas casi idénticas, la compresión de datos podría ayudar en la transmisión de dicha información.
Así que la información que pesa más que la objeción de Krauss es probablemente irrelevante. Krauss afirma que para evaporar el cuerpo en energía pura, en preparación para la teletransportación tomaría el equivalente de mil 100 megatones de bombas.
Sin embargo, los reportes paranormales de teletransporte no mencionan tales energías.
Podríamos sugerir, por lo tanto, que la física moderna está investigando la naturaleza de la materia de la manera difícil – desde el exterior. Pruebas paranormales sugieren que la sutileza de la conciencia puede afectar la materia desde el “interior” en forma de energía muy eficiente.
Un ejemplo sencillo de esto es la forma paranormal de doblar la cuchara, donde la mente parece capaz de afectar la estructura molecular de los metales desde dentro. En la actualidad no sabemos cómo funciona esto, pero nunca lo sabremos a menos que hagamos la investigación pertinente. Un lugar para buscar es la relación entre la materia, la energía, la conciencia y el dominio en el que operan, llamado espacio-tiempo, que es cada vez más visto por los físicos y otros, no como el vacío en el que suceden las cosas, sino más bien como una «sustancia» que se puede ampliar, contraer, doblar o reverberar.
Esto sugiere que el espacio-tiempo pudiera tener un “afuera” o “más allá” (Matthews, 1997), lo que podría ser sólo una descripción alternativa del hiperespacio.
Los intentos de lidiar con una definición de este “más allá” se han referido a estados alterados de conciencia, otras longitudes de onda, vibraciones, o, más esotéricamente, una especie de conciencia trascendental o mente universal. Yo prefiero usar una analogía de la informática y referirme a este desconocido “más allá” como un “reino” que parece tener sorprendentes capacidades de procesamiento de información, sofisticadas y multidimensionales, o no- locales, y que pueden utilizar el espacio-tiempo de cuatro dimensiones como ‘pantalla’ sobre, o en, la que para visualizan los resultados de dicho procesamiento de información.
La sugerencia de Krauss, que en la teletransportación es posible que sólo se necesite transmitir información atómica en vez de partículas atómicas, hace eco de esta idea, que la teoría de la información puede proporcionar el mejor modelo de la naturaleza fundamental de la realidad. En otras palabras, las unidades básicas de la materia, si existen tales cosas, pueden ser unidades de información en lugar de algo sólido.
Como ejemplo de ver más allá del espacio-tiempo, los físicos dicen que nadie necesitaba mostrar la energía producida durante el Big Bang, de cómo se unió a la materia. Las partículas subatómicas y átomos parecían saber cómo ensamblarse a ellos mismos, como si las reglas de la física ya estaban allí.
Si esto es así, ¿cómo fue almacenada esta información, y de dónde vino realmente la energía del Big Bang?
Algunos investigadores hablan de la energía del vacío o energía de punto cero, lo que sugiere que “detrás” del tejido del espacio-tiempo pudiera existir una cantidad casi infinita de energía.
Por ejemplo:
“Según la teoría cuántica, el espacio vacío no es tan vacío como parece: si pudiéramos examinar un vacío en la “escala de Plank”- una resolución de 10-35 metros – veríamos una masa hirviente de partículas virtuales, icluyendo fotones, revoloteando dentro y fuera de la existencia. “
(Watson, 1996)
Si el universo entero surgió de la nada, parece más bien grosero por parte de los físicos de afirmar que es imposible que una persona con extraordinaria capacidad paranormal, como Sai Baba, produzca un objeto conteniendo menos de un kilogramo de materia de esa misma ‘ninguna parte’.
Lo que nos gustaría saber es cómo lo hace. Tal vez la conciencia de alguna manera puede abordar la energía de la escala de Plank, y persuadirla a crear partículas atómicas permanentes en lugar de simplemente virtuales.
Pero, ¿cómo estas partículas saben qué objeto hacer?
Para responder a esto tenemos que hacer referencia a la anterior exención de responsabilidad anterior de Krauss que, si los seres humanos tienen alma, sus teorías de teletransportación estén probablemente equivocadas. Sin embargo, la existencia de las almas puede hacer más fácil de explicar el teletransporte, y no más difícil.
Hay evidencia de hechos como las Experiencias Cercanas a la Muerte que al menos algunos seres humanos tienen formas invisibles de conciencia que tal vez podrían llamarse almas.
Desde hace tiempo también ha sido afirmado que todos los seres vivos tienen algo parecido a una versión sutil de su código genético que existe más allá del cuerpo. Platón se refirió al reino de las formas y en los tiempos modernos Rupert Sheldrake habla de campos mórficos.
Él sugiere que a medida que crecen las cosas, obtienen información sobre el desarrollo tanto de sus códigos genéticos como de su resonancia mórfica. Estas dos fuentes de información pueden incluso solaparse, con una siendo capaz de sustituir a la otra.
A largo de estas líneas, un breve artículo, mal referenciado en Nexus (Kanzhen, 1995) afirma que un científico chino que trabaja en Rusia ha perfecionado un proceso de campo bio-electromagnético mediante el cual él puede cambiar la estructura genética de algunas plantas y animales.
Si es cierto, tal descubrimiento sería de enorme importancia. Esto podría significar que la información necesaria para reensamblar el cuerpo humano después del teletransporte es obtenible a partir de un reino de información como la resonancia mórfica.
Sheldrake ha sugerido que los campos mórficos pueden trascender el tiempo y el espacio, lo que podría significar que, siempre que el órgano sea desmontado correctamente, la información para volver a montarlo no tendría que ser transmitida desde ningún lugar, sino que en su lugar podría ser almacenada, no localmente y por lo tanto, ser accesible desde cualquier lugar. Después de varios experimentos sin precedentes, la física moderna ha aceptado que la no-localidad no existe en el nivel sub-atómico.
De lo contrario conocido como el paradigma holográfico, esta investigación muestra que dentro de la esfera cuántica, algo que ocurre en la región A puede tener un efecto físico instantáneo en la región B, independientemente de la distancia o las condiciones entre A y B. (Talbot, 1991)
Investigación adicional en este campo, sin embargo, puede dar lugar a importantes avances en nuestra comprensión tanto de lo paranormal como de la naturaleza de la conciencia.
Por ejemplo, hace unos años, el profesor Roger Penrose (1989) en la Universidad de Oxford presentó la controversial propuesta que la conciencia puede tener algo que ver con el dominio cuántico.
Es evidente que se necesita más investigación, pero si él y otros teóricos en la materia están en lo correcto, entonces tal vez la conciencia tiene la capacidad de ir más allá de las limitaciones dimensionales del espacio-tiempo, a un asombrosamente creativo reino no local de información que tiene algo así como las “plantillas” para la estructura de la materia.
Una vez que se accede, la fuerza de voluntad por sí sola puede ser capaz de ‘dar cuerpo a’ o ‘consolidar’ dicha información para producir, dentro del espacio-tiempo, algo que los habitantes de ese reino normalmente consideran como ‘sólido’.
Estas propuestas implican que los científicos van a tener que echar un vistazo más a la evidencia de anomalías paranormales como la teleportación, la materialización, la invisibilidad y el fenómeno OVNI si alguna vez quieren descubrir la naturaleza fundamental de la realidad que pretenden buscar.
Referencias
Boylan, Richard J. (mayo-junio de 1997). ” El gobierno en la sombra: la identificación y el análisis . Nuevo Amanecer, n ° 42, p.21.
Buchanan, Mark. (15/2/97). “Ahora lo ves, ahora no lo ves … ‘New Scientist, n ° 2069, p.19.
Cahill, Kelly. (1996). Encuentro.
Couper, H. & Henbest, N. (1996). Agujeros negros.
Douglass, S. y Sweetman, B. (mayo de 1997). “Ocultando a plena vista. Popular Science, pp.54-59.
Haraldson, E. (1987). Los milagros son mis tarjetas de visita.
Harpur, Patrick. (1994). Realidad Demoníaca.
Higbee, Donna. (Winter, 1995/96). El Anomalist.
Kanzhen, Chiang. (Diciembre de 1995-enero de 1996). “Los experimentos con auras.” Nexus, Vol 3, No 1.
Kaku, Michio. (1994). Hiperespacio . Karanjia, RK (1994). Dios vive en la India. Krauss, Lawrence. (1996). La física de Star Trek. Manning, Mathew. (1974). El Link. Matthews, Robert. (17/5/97) “Más allá del espacio y el tiempo. ‘ New Scientist, 2082, pp.38-42. Michell, John. (1974). Visión platillo volador. ‘psicocinéticos en China, Nuevo Amanecer, julio-agosto de 1997, n ° 43, p.12. Penrose, Roger. (1989) La nueva mente del emperador. Randles, Jenny. (1990) Abducciones Alienígenas. Sagan, Carl. (1986). ‘Contacto’ de Scott D.Rogo, (1991). Milagros. Shah, Idries. (1973). Magia Oriental. Taimini, IK (1975). La ciencia del Yoga. Talbot, Michael. (1991). El universo holográfico . Tondriau, Julien. (1972). Ocultismo. Trondriau, J. & Villenuve, R. (1972). Un diccionario de diablos y demonios. Turner, Karla. (1994). Ampliación de los parámetros de la agenda abducción extraterrestre-humana. MUFON Actas del Simposio. ‘Ejército estadounidense – Planes guerra falsa “. The West Australian. 13 de mayo 1997. Vallee, J. (1992). OVNI Crónicas de la Unión Soviética. Watson, Andrew. (05/04/96). “Destellos de luz desde el mundo cuántico.” New Scientist, n º 2028, p.13. Watson, Lyall. (1976).Regalos de cosas desconocidas. Wilson, Colin. (1981). Poltergeist.
Fuente: Biblioteca Pleyades
progamacion-actualizada

Acerca de Fedex Despierta

Noticias, Investigación e Información sobre Civilizaciones Antiguas, Ufologia, Mitos, Leyendas, Profecias, Conspiraciones, Fantasmas, Arqueoastronomía, Criptozoologia, Viajes en el Tiempo, Dimensiones Paralelas, Exociencia, Esoterismo, Permacultura, Ecologia, Terapias Alternativas, Nueva Era y Mucho Mas…

Publicado el 17/11/2016 en Despierta Cordoba. Añade a favoritos el enlace permanente. Comentarios desactivados en Teletransportación : Materialización e Invisibilidad.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: