El Papiro Tulli: Antiguo Texto Egipcio Describe En Detalle Un Masivo Avistamiento De Ovnis

Este antiguo texto enigmático ofrece pruebas concluyentes de un masivo avistamiento OVNI que tuvo lugar en el antiguo Egipto alrededor del 1480 aC, durante el reinado de Tutmosis III. “… Eran más numerosos que cualquier otra cosa. Ellos estaban brillando en el cielo más que el sol hasta los límites de los cuatro soportes del cielo […] poderosa era la posición de los discos ardientes … “

La civilización del antiguo Egipto desde hace mucho tiempo ha estado conectado a misteriosas deidades y logros increíbles. Considerada como una de las antiguas civilizaciones más avanzadas, los antiguos egipcios lograron cosas increíbles en su larga historia y eran extremadamente sofisticados astrónomos, arquitectos, ingenieros y científicos. Sin embargo, ¿de dónde provino ese conocimiento? Por otra parte, ¿quienes fueron los enigmáticos ‘dioses’ y ‘semidioses’ que se describe en los textos del antiguo Egipto?
Mientras que la mayoría de nosotros hemos oído hablar de la Canon Real de Turín y la Piedra de Palermo, sólo unos pocos saben de la existencia de un documento egipcio antiguo llamado ‘El Papiro Tulli. “En lugar de ser un papiro, el papiro Tulli papiro es, de hecho, una traducción de una transcripción moderna de un documento egipcio antiguo que registra lo que se interpreta como OVNIs de fuego.

El Papiro Tulli ha sido citado por muchos como el antiguo texto egipcio más importantes que documenta la visita de los Antiguos Astronautas a Egipto hace miles de años.

Los antiguos textos describe con gran precisión, un masivo avistamiento OVNI que tuvo lugar en el antiguo Egipto durante el reinado de Tutmosis III.

El Papiro Tulli pertenecía a la ex directora del Museo Egipcio, en el Vaticano, el profesor Alberto Tulli. El documento es considerado como “el registro más antiguo conocido de una flota de platillos volantes escritos en papiro hace mucho tiempo en el antiguo Egipto.”

El papiro fue traducido por el príncipe Boris de Rachewiltz, quien declaró que el papiro “era parte de los Anales de Tutmosis III.” Sin embargo, nada en el texto antiguo se refiere al faraón por su nombre, lo cual es lamentable, sin embargo, no carece de precedentes.

La parte más misteriosa de los documentos antiguos son los enigmáticos “círculos de fuego” que volaban por el cielo del antiguo Egipto en dos ocasiones distintas, separadas por unos pocos días.

Muchos han desacreditado las credenciales del príncipe Boris de Rachewiltz, la verdad es que era un conocido erudito, y aún quedan algunas de sus obras disponibles y son demandados en la actualidad. La mayoría de los estudiosos coinciden en que su traducción del Papiro Tulli es aceptable. Lo más importante, el documento y la traducción se consideran auténtico y no un engaño.

Hay dos traducciones independientes del antiguo texto egipcio, uno por el príncipe Boris de Rachewiltz, y el otro por el antropólogo R. Cedric Leonard.

Esto es la traducción por el príncipe Boris de Rachewiltz:

“En el año 22, tercer mes del invierno, sexta hora del día, entre los escribas de la Casa de la Vida se encontró que un círculo de fuego venía del cielo. (Aunque) no tenía cabeza, el ancho de su boca (tenía) un olor repugnante. Su cuerpo era de un rod de largo (alrededor de 46 metros) y un rod de altura, no tenía voz… Sus corazones se confundieron, entonces ellos se echaron sobre sus vientres…Ellos fueron donde el (Rey?) para reportarlo. Su majestad ordenó…ha sido examinado… su majestad meditó sobre todo lo que pasó, que estaba escrito en los rollos de papiro de la Casa de La Vida.

Ahora, después de algunos días, estas cosas eran más numerosas que nunca. Resplandecían en el cielo más que el Sol en los límites de los cuatro pilares del cielo. La posición de los círculos de fuego era poderosa.

La armada del rey se quedó mirándolos y su majestad estaba en el medio de todo. Fue después de la cena. Inmediatamente después. Ellos (los círculos de fuego) se elevaron hacia el sur. Pescados y (aves?) cayeron del cielo. (Fue) una maravilla nunca ocurrida desde la creación de esta tierra! causó que su majestad trajera incienso para pacificar el hogar… lo que pasó en el libro de la Casa de La Vida (será recordado?) por la eternidad.”

Según la traducción de Leonard, los egipcios no se referían precisamente a “círculos de fuego” sino a “discos ardientes”:

“En el año 22, tercer mes del invierno, sexta hora del día, entre los escribas de la Casa de la Vida se encontró que un extraño disco ardiente venía del cielo. No tenía cabeza. El ancho de su boca emitía un olor repugnante. Su cuerpo era de un rod de largo (alrededor de 46 metros) y un rod de ancho. No tenía voz. Vino hacia la casa de su majestad. Sus corazones se confundieron con esto, y ellos se echaron sobre sus vientres… Ellos fueron donde el (Rey) para reportarlo. Su majestad (ordenó que) los manuscritos (localizados) en la Casa de la Vida fueran consultados. Su majestad meditó sobre todos los acontecimientos que estaban sucediendo.

Después de algunos días, ellos (los discos) se volvieron más numerosos que nunca en el cielo. Brillaban en el cielo más que el Sol y se extendieron a los límites de los cuatro pilares del cielo … poderosa era la posición de los discos ardientes.

El ejército del Rey se los observó, con su majestad en el medio. Fue luego de la cena que los discos ascendieron aún más en el cielo hacia el sur. Pescados y una variedad de aves cayeron desde el cielo: una maravilla nunca antes vista desde la creación de este reino. Y su majestad pidió que se trajera incienso para clamar el corazón de Amun-Re, el dios de las Dos Tierras. Y (se ordenó) que el evento (fuera registrado por) su majestad en los anales de la Casa de la Vida (para ser recordado) por siempre.”

De acuerdo con este texto antiguo, el faraón que gobernó Egipto fue Tutmosis III, y este masivo avistamiento OVNI ocurrió hacia el año 1480 antes de Cristo. Fue registrado en la historia como un día de gran importancia, un día que ocurrió algo inexplicable.

Es importante mencionar que es muy poco probable que los antiguos egipcios malinterpretasen estos “discos de fuego” con algún tipo de fenómeno astronómico o meteorológico. Los antiguos egipcios tenían experiencia y eran astrónomos dotados, y para el año 1500 aC, ellos ya eran expertos en el campo, lo que significa que ellos podrían haber descrito los fenómenos astronómicos de una manera muy diferente. Además, en este antiguo documentos, los “discos de fuego” se describen como cambiando de dirección en el cielo, así que sabemos que estos objetos no cayeron, sino se mantuvieron en el cielo egipcio.

Fuente: Conspiraciones 1040

charlas despierta ya tv 4

Acerca de Fedex Despierta

Noticias, Investigación e Información sobre Civilizaciones Antiguas, Ufologia, Mitos, Leyendas, Profecias, Conspiraciones, Fantasmas, Arqueoastronomía, Criptozoologia, Viajes en el Tiempo, Dimensiones Paralelas, Exociencia, Esoterismo, Permacultura, Ecologia, Terapias Alternativas, Nueva Era y Mucho Mas…

Publicado el 16/05/2016 en Despierta Cordoba. Añade a favoritos el enlace permanente. Comentarios desactivados en El Papiro Tulli: Antiguo Texto Egipcio Describe En Detalle Un Masivo Avistamiento De Ovnis.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: