Dioses Voladores Sobre América

a3010-contact1

POR EL TIEMPO de las Cruzadas, se habían desplegado importantes dramas al lado opuesto del globo. Grandes civilizaciones habían venido y se habían ido en los continentes americanos.
Es difícil de estudiar la historia de las antiguas civilizaciones americanas, porque casi todos los registros originales de esas civilizaciones fueron destruidos hace siglos. Como resultado, los historiadores, a menudo son confrontados con disputas acerca de los hechos más básicos, como fechas. Por ejemplo, los estimados de tiempo respecto a la gran civilización maya la han puesto en cualquier tiempo desde hace 30,000 años hasta hace 12,000 años, y aun hasta hace sólo 700 años. Para propósitos de este libro, normalmente usaré las fechas aceptadas por la mayoría de los historiadores y arqueólogos modernos.
Muchos arqueólogos creen que la primera civilización norteamericana importante era la sociedad Olmeca de México. Se estima que floreció aproximadamente de 800 A.C. hasta 400 A.C. Muy poco es conocido sobre los Olmecas sólo que dejaron atrás impresionantes ruinas incluyendo una gran pirámide. La existencia de la pirámide es una fuerte evidencia que había interacción entre el Viejo y el Nuevo Mundo en los años A.C.
Se cree que los Olmecas dieron nacimiento a la famosa civilización Maya que les siguió. La cultura Maya se extendió de México a Centroamérica y duró de aproximadamente desde 300 A.C. hasta las 900 D.C. Como los Olmecas, los Mayas eran aficionados a construir pirámides. Sorprendentemente, algunas pirámides mayas fueron cubiertas con una faz de piedra caliza como las más tempranas pirámides de Egipto. Los mayas también copiaron a los egipcios, momificando los cuerpos y sosteniendo similares creencias acerca de la vida física después de la vida. 
Según el historiador Raymond Cartier:
Otras analogías con Egipto son discernibles en el admirable arte de los mayas. Sus pinturas murales y frescos, y decoración de jarrones muestran una raza de hombres con rasgos Semíticos [Mesopotámicos] fuertemente marcados, comprometidos en toda clase de actividades: agricultura, pesca, construcción, política y religión. Solamente Egipto ha pintado estas actividades con la misma cruel verosimilitud [apariencia de verdad]; pero la alfarería de los mayas recuerda a la de los etruscos [una antigua civilización de Italia]; sus bajorrelieves recuerdan algunos de la India, y las grandes escaleras empinadas de sus templos piramidales son como aquellos en Angkor [Camboya, dedicado al culto del hindú].
A menos que hubieran obtenido a sus modelos de fuera, sus inteligencias deben haber sido construidas de tal manera que adoptaron las mismas formas de expresión artística como todas las otras grandes antiguas civilizaciones de Europa y Asia.
¿Saltó, entonces, la civilización, de una región geográfica en particular a otra y luego se extendió gradualmente en cada dirección, como el fuego en el bosque?
¿O apareció espontánea y separadamente en varias partes del mundo?
¿Algunas razas eran las maestras y otros los alumnos, o fueron todos autodidácticos?
¿Semillas aisladas, o un tallo madre emitió retoños en cada dirección?
Las coincidencias son demasiado fuertes para que las civilizaciones americanas hayan surgido independientemente de las sociedades del Viejo Mundo. Las teorías de Jung, de un “inconsciente colectivo” son escasamente satisfactorias. Las llamativas similitudes indican que las civilizaciones americanas eran parte de una sociedad global, aun cuando los antiguos habitantes americanos no eran conscientes de ello. Una situación similar existe hoy.
publi abre tu mente tv
En diferentes ciudades alrededor del mundo, encontramos rascacielos modernos que parecen notablemente iguales, sin importar donde están ubicados en el globo: de Singapur a África a los Estados Unidos. Podría ser más bien una sorpresa ver, en una remota nación africana, un rascacielos vítreo alto que sea casi idéntico a un rascacielos en Chicago.
La cultura circundante, sin embargo, puede ser sumamente diferente en cada país, indicando que el rascacielos en África no es un producto de la cultura nativa africana, sino que es el producto de una influencia global independiente. Una influencia global similar existió claramente hace más de un milenio, como es evidente por las notables similitudes entre las antiguas culturas mayas y egipcias. Esa influencia global parece haber sido la sociedad Custodial, porque en cuanto repasemos las escrituras americanas antiguas, encontraremos una vez más a nuestros amigos Custodiales.
Los Custodios fueron adorados por los antiguos americanos como “Dioses” semejantes a los humanos en apariencia que vinieron de otros mundos. Como en el Hemisferio Oriental, los Custodios en América fueron eventualmente ocultados con una capa de mitología. Como en Egipto y Mesopotamia, los sirvientes Custodiales en América eran los sacerdotes que mantenían considerable poder político, debido a su relación especial con los amos extraterrestres reportados por la humanidad.
Por consiguiente no es sorprendente encontrar evidencia de que la Hermandad existió en las antiguas Américas. Por ejemplo, la serpiente era un importante símbolo religioso a lo largo del antiguo Hemisferio Occidental. Varios historiadores francmasones exigen que existe evidencia de tempranos ritos Masónicos en las sociedades precolombinas.
El símbolo de la Hermandad, la esvástica, también era prominente, como lo señala el Profesor W. Norman Brown de la Universidad de Pennsylvania, en la página 27 de su libro, La Esvástica: Un Estudio de las Demandas Nazis de Su Origen ario:
Hay un curioso problema con la presencia de la esvástica en América antes del tiempo de Colón. Es frecuente en América del Norte, América Central y América del Sur, y tiene muchas formas variantes.
Las civilizaciones americanas tenían una historia similar a aquellas del Viejo Mundo. Estaban llenas de guerras, genocidios, y calamidades. Las ciudades y centros religiosos en la antigua América vinieron y se fueron. Una cosa que permaneció consistente fueron las construcciones de pirámides. Los Toltecas, una civilización que se levantó de la sociedad maya, continuaron la tradición de la construcción de pirámides, y construyó la fabulosa Pirámide del Sol en México. Esta pirámide es más grande que la Gran Pirámide de Egipto en el puro volumen, y es construida con la misma precisión de corte de piedra que caracteriza a su contraparte egipcio.
Cuando los españoles invadieron América en el siglo 16, deliberadamente destruyeron casi todo lo que pudieron de las antiguas culturas americanas, salvo el oro y metales preciosos, que fueron enviados a España. En ese momento de la historia, la Inquisición estaba en su auge y España era su abogado más celoso.
Los antiguos americanos fueron considerados paganos, y por eso, misioneros cristianos emprendieron una enérgica campaña para destruir todos los registros y artefactos relacionados a las religiones americanas. Desgraciadamente, esos registros incluían historia sin precio y textos de ciencia. El efecto de esta eliminación fue muy parecido a la destrucción de la Biblioteca de Alejandría por los cristianos: creó una sustancial “censura” (o pérdida del conocimiento), concerniendo gran parte de la antigua historia de la humanidad. Esto ha dejado un gran vacío y muchas preguntas sin contestar, sobre los mayas.
Por ejemplo, los mayas construyeron muchos fabulosos centros religiosos y luego los abandonaron. Algunos historiadores creen que el abandono fue repentino, y la causa de ello sigue siendo un misterio. Otros concluyen que sucedió gradualmente, al deteriorarse la sociedad maya. Los Mayas también fueron conocidos por practicar sacrificios humanos. Algunos historiadores creen que los sacrificios eran rituales poco frecuentes; otros piensan que los sacrificios se sumaron hasta la escala del genocidio, exigiendo 50,000 vidas por año. ¿Dónde esta la verdad?
Ha aparecido un libro que pretende ser un registro de antiguas creencias mayas. Es conocido como el Popol Vuh (“Libro del Concilio”). El Popol Vuh no es un trabajo genuinamente antiguo.
Fue primero escrito en el siglo XVI por un maya desconocido. Después fue traducido al español por el Padre Francisco Ximenez de la Orden dominicana. La traducción de Ximenez fue primero publicada en Viena en 1857 y es la versión sobreviviente más temprana del Popul Vuh.
Se dice que el Popol Vuh es una colección de creencias mayas y leyendas que ellos pasaban oralmente de una generación a otra a través de los siglos. Sin embargo está claro que muchas ideas cristianas están incorporadas en el trabajo, ya sea por el desconocido autor maya original, por su traductor, el Padre Ximenez, o por ambos. También es obvio que el Popol Vuh contiene muchos cuentos de pura ficción mezclados con lo que se dice que es la verdadera historia de la creación del hombre.
No obstante, varios segmentos del Popol Vuh merecen la pena considerarse, porque repiten importantes temas religiosos e históricos que nosotros hemos visto en otras partes, pero con mucha mayor sofisticación de lo que se encuentra en las escrituras cristianas. Esos temas son expresados por el Popol Vuh dentro del contexto de los múltiples Dioses de los antiguos mayas.
El Popul Vuh declara que la humanidad fue creada para ser un sirviente de los “Dioses.” Los “Dioses” son citados:
“¡Permítanos hacer a quien nos nutrirá y nos sostendrá! ¿Que haremos para ser invocados, para ser recordados en la tierra? Ya lo hemos intentado con nuestras primeras creaciones, nuestras primeras criaturas; pero no pudimos hacerlos alabarnos y venerarnos. Así, entonces, permítanos intentar hacer a seres obedientes, respetuosos que nos nutrirán y nos sostendrán.”
Según el Popul Vuh, los “Dioses” habían hecho criaturas conocidas como “figuras de madera” antes de crear al Homo sapiens. Se decía que se parecían y hablaban como los hombres, estas raras criaturas de madera “existían y se multiplicaban; ellos tenían hijas, ellos tenían hijos…”
Ellos eran, sin embargo, sirvientes inadecuados para los “Dioses”. Para explicar porqué, el Popol Vuh expresa una sofisticada verdad espiritual no encontrada en la Cristiandad, pero que se encuentra en las escrituras Mesopotámicas más tempranas. Las “figuras de madera” no tenían almas, relata el Popol Vuh, por lo que caminaban en todas las cuatro (¿patas, pies?) “sin objetivo.” En otras palabras, sin almas (seres espirituales) para animar los cuerpos, los “Dioses” encontraron que ellos habían creado criaturas vivientes que podían reproducirse biológicamente, pero que les faltaba inteligencia para tener metas o dirección.
Los “Dioses” destruyeron sus “figuras de madera” y celebraron largas reuniones para determinar la forma y composición de su próximo intento. Los “Dioses” finalmente produjeron criaturas a las que podrían atar seres espirituales. Esta nueva y mejorada criatura era el Homo sapiens *
* Según los textos sumerios, los Homo sapiens se parecían a los cuerpos Custodiales. Esto puede explicar porque los “Dioses” del Popol Vuh tuvieron éxito con el Homo sapiens, pero no con otros tipos de cuerpos: los seres espirituales estaban más dispuestos a habitar cuerpos que se parecieran a aquellos que ellos ya habían animado antes.
Sin embargo, crear al Homo sapiens no acabó con los dolores de cabeza Custodiales. ¡Según el Popol Vuh, los primeros Homo sapiens eran demasiado inteligentes y tenían demasiadas habilidades!
Ellos [los primeros Homo sapiens] fueron dotados con inteligencia; ellos vieron y al instante podían ver lejos, ellos tuvieron éxito viendo, ellos tuvieron éxito sabiendo todo lo que hay en el mundo. Cuando ellos vieron, al instante vieron a su alrededor, y contemplaron el arco de cielo y la faz redonda de la tierra a su vez.
Pero el Creador y el Fabricante no oyeron esto con placer.
“No está bien que nuestras criaturas, nuestro trabajo lo hablen; ellos saben todo, lo grande y lo pequeño,” dijeron ellos.4
Algo tenían que hacer. Los humanos (y por implicación, los seres espirituales que animaban los cuerpos humanos) necesitaban que se les redujera su nivel de inteligencia.
La humanidad tuvo que ser hecha más tonta:
“¿Que haremos ahora con ellos? ¡Permitamos que su vista alcance solo lo que está cercano; permitamos que sólo vean un poco de la faz de la tierra! No está bien lo que ellos dicen. ¿Por casualidad, no son ellos por naturaleza simples criaturas de nuestra fabricación? Tienen ellos que ser también Dioses?”
El Popol Vuh dice entonces, en simbolismo, lo que los Custodios le hicieron al temprano Homo sapiens para reducir la inteligencia humana y su visión intelectual:
Entonces el Corazón de Cielo voló una llovizna en sus ojos,
la cual nubló su vista como cuando se respira sobre un espejo.
Sus ojos fueron cubiertos y ellos podían ver solamente lo que estaba cerca,
sólo eso era claramente visible a ellos.
De esta manera la sabiduría y todo el conocimiento de los cuatro hombres
[los primeros Homo sapiens]… fue destruido. 6
El pasaje anterior le hace eco a la historia bíblica de Adán y Eva, en la cual “espadas rotativas” habían sido puestas para bloquear el acceso humano al importante conocimiento. También hace pensar en una intención Custodial de que los seres humanos nunca deben aprender acerca del mundo más allá de lo obvio y superficial.
El Popol Vuh contiene otro elemento que vale la pena mencionar, porque refleja la “confusión de idiomas”, tema de la historia bíblica de la Torre de Babel. El Popol Vuh relata que varios “Dioses” hablaban idiomas diferentes que las antiguas tribus mayas fueron compelidas a adoptar cuando caían bajo el gobierno de un nuevo “Dios.” Incluso en el Nuevo Mundo, los humanos fueron divididos en diferentes grupos lingüísticos por los “Dioses” Custodiales.
Para el tiempo en que los españoles aterrizaron primero en las Américas, a finales del siglo 15, los “Dioses” Custodiales ya no eran directamente visibles en los asuntos humanos, y no lo había sido ya durante siglos. Aunque se continuaron observando OVNIs alrededor del mundo, las personas ya no los vieron como vehículos de los “Dioses.”
La raza Custodial asumió un perfil bajo, lo que hizo parecer como si hubieran dejado la Tierra y se hubieran remontado de regreso a su hogar. Desgraciadamente, ellos todavía permanecían aquí, como lo revela el próximo, y quizás más ominoso capítulo.
Fuente: Veritas Boss
 graciela fanjul blog
flyer frecuencias chico

Acerca de Fedex Despierta

Noticias, Investigación e Información sobre Civilizaciones Antiguas, Ufologia, Mitos, Leyendas, Profecias, Conspiraciones, Fantasmas, Arqueoastronomía, Criptozoologia, Viajes en el Tiempo, Dimensiones Paralelas, Exociencia, Esoterismo, Permacultura, Ecologia, Terapias Alternativas, Nueva Era y Mucho Mas…

Publicado el 15/04/2016 en Despierta Cordoba. Añade a favoritos el enlace permanente. Comentarios desactivados en Dioses Voladores Sobre América.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: