Conciencia y Consciencia – El Ser y Su Estado

conscious_universe635_01_small

No son pocas las ocasiones en las que me encuentro con confusiones en las que la CONCIENCIA y la consciencia son usadas como sinónimos o incluso como una única definición para ambas, y por supuesto no solo no significan lo mismo sino que son cosas distintas y como mínimo deberíamos tener claro que es que en estos temas, porque si no diferenciamos entre consciencia y CONCIENCIA no sabremos que somos y en que estado estamos.

Es sencillo caer en el error y seguramente sean pocas las personas las que encuentren la diferencia, o siquiera se han planteado dedicarle un momento a este pensamiento, en principio entre ambas palabras solo existe una “S” intercalada que las diferencia, por lo tanto puede llegar a ser comprensible la confusión, y la tendencia a la celeridad hacen el resto.

Habitualmente usamos la conSciencia, para definir el estado consciente, de alerta o despierto, esas horas de vigilia en la que estamos conScientes son los momentos en el que operamos y vivimos conscientes de nuestro entorno y la interacción con el y el resto de seres que lo pueblan.

La conSciencia no es más que la definición de nuestro estado, sabemos, qué somos
que existimos
que vivimos,
…es por defecto cuando el Ser es conSciente de lo que es.

Según nos enseñaron las ciencias y la Fe, el Ser humano se diferencia de los animales (bestias) porque uno es conSciente de su existencia y el otro no, por supuesto esto es una falacia, pero sirva como ejemplo, de como habitualmente se distingue un ser conSciente de otro, que no lo es.

conscious_universe635_02

El despertar, ese movimiento global, se definió así erróneamente o con una intención sesgada, ya que no se trata de despertar de ningún letargo, sino que se trata de ganar conSciencia, ser conScientes de quien somos, de dónde venimos y hacia dónde queremos ir, si hacerlo juntos o continuar en ese perpetuo estado InconSciente que es la sinrazón del enfrentamiento, la diferencia y la disociación cognitiva en la que vivimos.

Hoy por hoy no somos conScientes de lo que somos, ni de dónde venimos y menos aún adonde queremos ir a parar, no poseemos identidad y asumimos el rol que nos dan, por eso no estaremos realmente despiertos hasta que no seamos realmente conScientes.

Como siempre nos persigue el perpetuo error de creer, ese error nos obliga a tropezar una y otra vez en el mismo lugar, la ignorancia.

Nos hicieron creer que despertamos, nos metieron en esa ilusión de hacernos partícipes de un conocimiento inútil que para nada nos hacía conScientes de nosotros mismos, mentiras y más mentiras, que se fueron sumando a otras mentiras aún mayores y aún más viejas, mentiras que nos empujaron a creer, en un estado conSciente al que nunca llegamos, nunca tuvimos y nadie jamás tendrá si seguimos por este camino, es una iluSION mas, creer que somos más que nadie porque mi estado de creencia es distinto, esos paradigmas que solo son juegos de malabares de un prestidigitador que juega con nuestras creencias y esconde hábilmente nuestro conSciente.

Por lo tanto una vez tenemos claro que no se trata de estar despierto sino de estar conScientes, es cuándo podremos comenzar nuestro proceso de búsqueda de nuestra CONCIENCIA, que es donde se encuentran todas las respuestas y nuestra resolución existencial.

Por lo tanto tener claro que Saber (no creer, sino Saber) que estar conScientes es saber quién eres, saber que existes, y saber de dónde vienes.

Culturalmente se nos incoa a no mirar atrás, a no recordar, a no tener memoria, hay millones de canciones que te dicen eso de “no mirar atrás”, pero ningún pueblo puede avanzar sin conocer su pasado, nadie puede dar un paso firme hacia delante, si saber dónde se apoyan sus pies, no se puede más que errar una y otra vez, como así ha sucedido desde hace milenios, por no tener memoria, por no saber y no Ser conScientes de nada.

Despiertos habrá muchos, conScientes ninguno, nadie sabe quién es y nadie sabe nada de sí mismo más de lo que le etiquetaron al nacer y pone en su documento de identidad.

La CONCIENCIA no es un estado sino la esencia de lo que somos, es nuestro Ser primigenio, lo que fuimos y lo que seremos, sin tiempo, sin vida y sin muerte, somos CONCIENCIA por encima de todo, y la finalidad de nuestra existencia hoy aquí es lograr hacer conSciente tu CONCIENCIA, esa es la esencia del despertar, no buscar iluminatis en Youtube.

Todos tenemos CONCIENCIA o eso me gustaría creer, algo que en la práctica, se puede demostrar casi empíricamente que no.

Muchos al no ser conScientes de nada, nacen y mueren con la CONCIENCIA sin usar, y es precisamente cuando mueren, cuando la descubren, quizá demasiado tarde, quizá demasiado precipitado, el caso es que para muchos la CONCIENCIA es un estorbo, ya que es esa vocecita que te guía por los retorcidos senderos de la corrección, la ética y el bien en estado puro, pero en una sociedad como la nuestra en el que todo está invertido, y lo correcto es lo incorrecto, la CONCIENCIA se torna en un copiloto incomodo y demasiado cascarrabias.

Tienes CONCIENCIA, búscatela, por algún lado la tienes, si tienes un mínimo interés en saber, tienes que encontrarla necesariamente, si quieres respuestas tienes que localizar tu CONCIENCIA, porque tu CONCIENCIA eres Tú, es lo que eres realmente, no eres un nombre y un número, eres primero y ante todo CONCIENCIA.

No eres cristiano o musulmán, no eres europeo o americano, no eres blanco o negro, ni siquiera eres hombre o mujer, eres CONCIENCIA y esa esencia es lo que nos une a todos los seres, en todos los lugares y en todos los planos de este, y todos los universos.

Ese es el primer todo que has de encontrar.

De qué sirve buscar a Dios sino encontraste el vínculo que te une a esa idílica figura paternal, si no sabes si tienes CONCIENCIA, solo acabarás por creer lo que cualquiera te diga, no tendrás esa brújula que te guíe por el buen camino, no encontraras un sentido a tu existencia, solo serás un organismo pluricelular más, vivirás en el más completo y absoluto vacío existencial y en la total y absoluta ignorancia.

Si encuentras tantas diferencias entre los que te rodean, si para ti hay argumentos sobrados para enfrentarte y rebatir hasta lograr el trofeo inútil de la razón, si los otros solo son actores secundarios de tu película, es porque no eres conSciente de tu CONCIENCIA, o quizás ni la tengas.

Es por ese error de no encontrar y escuchar a su CONCIENCIA que muchos acaban cayendo en manos de guías, gurús, almas gemelas o cualquier otra patraña que este sistema perverso se saque de la manga, solo hay una cosa que existe, es real y es verdad, es tú CONCIENCIA, lo demás solo es marear la perdiz, comeduras de coco, lavadoras de cerebros, azúcar para una mente en blanco ansiosa por abrazar cualquier cosa que calme el ruido que su CONCIENCIA hace.

Si haces un poco de memoria y repasas la historia y las religiones con las que nos han ido entreteniendo, esas historias de héroes y dioses a los cuales debíamos adorar, te darás cuenta que solo fueron la escusa y el recurso que unos pocos emplearon para someter a muchos, hasta ahí nada nuevo, pero no conozco ningún texto “sagrado” en el que la CONCIENCIA reciba la importancia que se merece, no conozco ningún mesías, ningún mito, dios o heredero directo de él, que mencionara jamás la CONCIENCIA ya sea o no, terrenal.

Si hilamos un poco más fino, nos podremos dar cuenta que lo único que nos une entre nosotros, lo único que da sentido, crea y mueve el universo, lo único que se puede ligar a esa inteligencia divina a la cual llamamos Dios, es la CONCIENCIA y siempre se nos ha negado el conocimiento o la existencia de ella, solo se nos dan teorías y más teorías, argumentos de ciencia, filosofías, metafísica, quántica, fe, espiritualidad, teosofías, técnicas, ritos, cultura, razones y más razones, mentiras y más mentiras, solo para que creas y no sepas que eres CONCIENCIA y que esa CONCIENCIA es lo que forma parte de todo lo que es y será, lo que eres y serás siempre, eternamente.

Eres CONCIENCIA y tu estado ha de ser conSciente, es así de sencillo y complejo, por eso no me canso de decir que no hay trucos, ni atajos, ni técnicas, solo trabajo, trabajo, trabajo…

No hay despertar de la CONCIENCIA, sino una CONCIENCIA conSciente, esa es la única meta, ese es el único estado verdadero del Ser.

P.D.: La “S” en consciencia aparece en mayúscula solo para que aprecies la diferencia de ambos términos, y así te sea más sencillo diferenciarlos y apreciar los distintos matices que diferencian ambos términos.

Fuente: Biblioteca Pleyades

logo productora final flyer frecuencias

Acerca de Fedex Despierta

Noticias, Investigación e Información sobre Civilizaciones Antiguas, Ufologia, Mitos, Leyendas, Profecias, Conspiraciones, Fantasmas, Arqueoastronomía, Criptozoologia, Viajes en el Tiempo, Dimensiones Paralelas, Exociencia, Esoterismo, Permacultura, Ecologia, Terapias Alternativas, Nueva Era y Mucho Mas…

Publicado el 01/02/2016 en Despierta Cordoba. Añade a favoritos el enlace permanente. Comentarios desactivados en Conciencia y Consciencia – El Ser y Su Estado.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: