Normalizar El Multiverso. Acceder A La Inteligencia Viviente

2

La consciencia humana es lo que verdaderamente cambia las reglas del juego:

no sólo altera nuestras percepciones del yo sino que también transforma cómo entendemos el mundo.

El conocimiento que tenemos del lugar que ocupamos en el mundo y de nuestro papel en el ‘panorama general’ es cuestión, en última instancia, de cómo “transceptamos” * (transmitimos-recibimos) la consciencia.

Cuando cambiamos la manera de recibir y expresar la consciencia humana, todo cambia. La consciencia es lo que conecta – el campo de información no-local que nos une a todos.

También podemos referirnos a ella como la inteligencia viviente que subyace a la matriz, al constructo, de nuestra realidad conocida. La inteligencia viviente es la consciencia profunda de la que surge toda la materialidad.

Como he comentado en el artículo previo de esta serie, actualmente en este planeta se está reafirmando una forma diferente de energía. Más aún, existe una interacción/inmersión – conducente a un estado de mayor resonancia – entre los campos de energía de la fisiología humana y los de nuestro medio ambiente.

La coherencia entre campos de información (biológico-ambiental-cósmico) está aumentando, dando lugar a lo que, especulo, es un acceso más fuerte a la inteligencia viviente.

Este contacto-comunicación más vigoroso se manifiesta en la(s) generación más joven que, en lugar de información adquirida (condicionamiento), parece exhibir una inteligencia intuitiva incrementada. Una manera de visualizarlo es considerar la calibración de nueva energía como algo similar a la entrada de una pauta diferente de sonido/vibración que altera los viejos patrones.

Veamos cómo las ondas de sonido/vibración pueden alterar la materia: la imagen inferior [ii] muestra cómo, en respuesta a cambios en las vibraciones sonoras, las partículas dispersas sobre una superficie se distribuyen formando nuevas figuras geométricas ordenadas.

diferentes patrones de partículas de tierra formados en respuesta a las vibraciones de diversas notas musicales

La entrada de una nueva firma energética – ‘vibración sonora’ – en nuestro campo colectivo no-local, re-calibrará la “transcepción” * de la consciencia hacia una nueva modalidad.

* N.T.: neologismos que hacen referencia a la función de un transceptor

El cambio en el ‘reconocimiento de patrones’ del campo de consciencia probablemente puede afectar la manera de filtrar e interpretar, y por tanto percibir, los constructos de nuestra realidad.

También podría abrir la “transcepción” humana de la consciencia a otras perspectivas dimensionales. En otras palabras, posiblemente la humanidad está en camino de re-calibrar su potencial de “transceptar” *otras modalidades de información no-local.

Al alterar nuestra capacidad de recibir otras longitudes de onda de información, la humanidad estará ampliando su conocimiento, comprensión y conexión con un rango más amplio de realidades dimensionales. En tal caso podríamos llegar a percatarnos de que nuestra percepción de la realidad y del cosmos están en consonancia con nuestra capacidad de acceder a la información viviente.

Una vez se altere este estado de acceso, surgirán nuevas percepciones.

Uno de estos nuevos estados de percepción probablemente sea el reconocimiento de que existe vida inteligente en una asombrosa profusión de multiversos. En ese momento nos veremos forzados a cambiar oficialmente nuestra anticuada mitología sobre ‘¿qué es la vida?’

Durante mucho tiempo el consenso científico dominante ha sido que habíamos tenido la suerte de encontrarnos en un universo ‘perfecto’ – un universo creado accidentalmente, por casualidad. Y ahora estamos luchando por la supervivencia en un pedazo de roca muerta lanzada a través del espacio ‘vacío’ en un universo hasta ahora inánime.

Sin embargo, según los cálculos del físico matemático Roger Penrose, la probabilidad aleatoria de dar con un universo como el nuestro – finamente sintonizado para la vida – es de 1 entre 1010123. 1

Dada esa increíble probabilidad sería estadísticamente más probable, lo que resulta más bien irónico, vivir en un universo inteligente. En este caso se diría que un patrón de pensamiento humano sesgado no puede aceptar que existamos en un universo que tiende hacia la vida.

Después de todo, la vida ha vuelto una y otra vez al planeta Tierra tras cada extinción masiva. [iii]

¿Se podría asumir que tal persistencia no sucedería en un universo aleatorio que no tendiese hacia la vida? No obstante, la mitología de vivir en un universo muerto ha sido compatible – me arriesgaría a decir que ‘útil’ – con la ideología dominante del consumismo que ha saturado la vida moderna.

Si estuviéramos viviendo una vida de azar ciego en un mundo de fuerzas materialistas sin vida, tendría más sentido que la humanidad explotase al máximo lo que le rodea en su propio beneficio.

En este escenario, la vida humana – nuestra existencia – no tiene mayor propósito o sentido. Sin embargo, existe un cambio en marcha en la manera en la que empezamos a entender qué queremos decir con la pregunta ‘¿qué es la vida?’

El científico Francis Crick, premio Nobel co-descubridor de la secuencia del ADN, no podía entender cómo incluso una sola proteína ensamblada podía haber surgido por azar. Crick estimó que la probabilidad de que esto sucediese era de 1 entre 10260, lo que es una cantidad increíble (e inmensurable) si se tiene en cuenta que se ha calculado que el conjunto de átomos existentes en la totalidad del universo visible asciende a ‘sólo’1080.

Tanto Francis Crick como el astrónomo Fred Hoyle creían que cuando la vida apareció por primera vez en la Tierra ya era demasiado compleja y por tanto debía haberse originado en algún otro lugar:bes decir, fuera del planeta.

Actualmente, Hoyle ha sido desacreditado por manifestar, de manera un tanto controvertida, que la probabilidad de que la vida compleja se hubiese originado por azar es la misma que la de que un huracán soplando por un patio de chatarra produzca un Boeing 747.

Hoyle también apoyó la hipótesis de la Panspermia natural [iv] que establece que en todo el universo existe vida que es distribuida por bacterias presentes en meteoros, asteroides y planetoides que pasan y se estrellan.

De igual modo, como es bien sabido, Crick afirmó que puesto que era sumamente improbable que las bacterias complejas de la Tierra hubieran surgido por azar era más presumible que hubiesen llegado a la Tierra por lo que se conoce como ‘Panspermia dirigida’. [v]

Esto es, que es posible que las simientes de la vida (quizá formas bacterianas primitivas de ADN) hayan sido deliberadamente propagadas por una(s) civilización(ones) extraterrestre(s) avanzada(s). Las razones para ello podrían ser numerosas, como por ejemplo una civilización avanzada al borde de la extinción; un medio para la terraformación de planetas, quizá para una colonización ulterior; o un proyecto para extender las semillas espirituales de la vida dentro de un universo/dimensión específico.

Crick concluyó su hipótesis afirmando que el ADN ‘no es de esta tierra’

Otro hallazgo reciente, inexplicable según el paradigma actual, es el descubrimiento de que en las estrellas se producen moléculas orgánicas. Lo que esto significa es que las sustancias básicas en las que se basa la vida (tal como la conocemos) ya se han producido en la evolución de las estrellas.

Las moléculas orgánicas necesarias para la vida son creadas en los hornos insondables de la evolución estelar y a continuación expulsadas al espacio circundante.

Estas moléculas pueden entonces revestirse de aglomeraciones de material interestelar que subsecuentemente se condensan en estrellas y planetas.

Esta comprensión puede ofrecernos otra imagen de cómo surge la materia orgánica en un universo que es una auténtica factoría de vida, con estrellas que bombean y eyectan las moléculas de la creación a modo de inmensos generadores desperdigados por todo el cosmos.

¡La idea de que vivimos en una roca sin vida se está convirtiendo actualmente en una idea muerta!

Una vez que aceptamos que existimos dentro de un inmenso universo rebosante de vida en potencia, el siguiente paso natural es preguntarse si existen otras consciencias inteligentes en el cosmos y si, siguiendo con las preguntas, los estados transpersonales de consciencia podrían establecer una conexión, un puente, con otras inteligencias y/o campos dimensionales.

Esto es, si un acceso más potente a la inteligencia viviente facilitaría igualmente un ámbito más amplio de comunión, conectándonos con otros seres sensibles que también estarían en comunión con el campo de inteligencia viviente no-local.

De hecho, esta cuestión no es algo nuevo – durante milenios ha estado en el centro de la experiencia humana.

El acceso transpersonal a la consciencia se ha conocido en diversas tradiciones desde hace miles de años, independientemente del hecho de que, en gran medida, haya sido negado y rechazado por nuestro paradigma científico racional.

Históricamente, aquellas personas más competentes para acceder a esta capacidad – como chamanes, místicos, profetas, etc.- a menudo lo han hecho en beneficio de sus comunidades.

Para quienes están acostumbrados a conectarse-comunicarse con esas esferas, las nociones de vida inteligente, multi-dimensiones y multi-versos son algo absolutamente natural.

Más aún, prácticamente todos los seres humanos tienen capacidad para acceder a estas realidades alternativas.

De hecho, mucha gente ya lo está haciendo sin darse cuenta realmente – desechándolo como si fuera,

  • coincidencia
  • casualidad
  • buena suerte
  • anomalía extraña

Sin embargo, en los últimos años ha habido un incremento significativo del número de personas que experimentan lo que se denomina estados ‘extra-sensoriales’.

Estos acontecimientos, más que anomalías, bien pueden corresponder a la primera oleada de experiencias que forman parte de la normalización entrante de la percepción humana.

En otras palabras, la ‘experiencia real de que existen estados extra-sensoriales puede ser la base de un futuro que incluya tales estados como un atributo generalizado.’ 3

Esas experiencias preliminares de unos pocos en el pasado forman parte de un proceso de aclimatación del ser humano a una realidad/estado, de manera que tales realidades puedan llegar a actualizarse y normalizarse.

Nuevas Perspectivas Dimensionales

El investigador de la consciencia Dr (Rick) Strassman cree que la comunicación con esferas transpersonales puede ayudar a la humanidad tanto en su propia evolución como con los problemas que en la actualidad estamos afrontando en la Tierra:

Establecer – con intención seria y altruista – procedimientos fiables y ampliamente disponibles de contacto con esos diferentes niveles de existencia puede ayudarnos a aliviar los asuntos urgentes a los que nos enfrentamos en este planeta en este continuo espacio-tiempo.

Incluso puede ser que la información y los recursos que recabemos en esos dominios no corpóreos sean más importantes para nuestras supervivencia – y en último término para nuestra evolución – que aquellos que obtenemos por medio de procedimientos estrictamente físicos.

La idea de contactar con dominios ‘no-corpóreos’ que tienen una función en nuestra evolución, ofrece a la vida humana una nueva, y potencialmente significativa, perspectiva dimensional.

La existencia de dominios no-corpóreos de la realidad se ha conocido durante milenios entre diversas tradiciones. Al igual que la práctica de una comunicación/interacción con otras inteligencias no-humanas ha sido ampliamente reconocida durante siglos en todas las culturas humanas.

Lo que siento que puede estar sucediendo a través de una variedad de fenómenos y anomalías socio-culturales – experimentación con drogas, estados transpersonales, tradiciones de sabiduría, prácticas para ‘salir del cuerpo’, abducción por alienígenas, y otras – es la preparación de la humanidad para su próxima fase de desarrollo evolutivo.

Estas etapas iniciales utilizaban individuos como canales – o “transceptores” – para influir sobre el estado energético-vibratorio colectivo de nuestra especie con un propósito de transformación. Asimismo, parte de esta transformación implica la creación de nuevos órganos de percepción con los que percatarse de aspectos de una nueva realidad emergente que es multi-dimensional.

En otras palabras, hemos estado trabajando hacia la normalización del multiverso, y por tanto ayudando a hacerlo realidad mediante las facultades perceptivas de la especie humana.

En lenguaje contemporáneo, estamos empezando a descargar el ‘panorama general’.

Como se ha mencionado previamente, la idea de que vivimos en un universo multi-dimensional poblado por otras inteligencias y formas de vida no es nueva para muchas tradiciones no occidentales y no ortodoxas y para muchas poblaciones indígenas del mundo.

Pero los procedimientos de acceso – la disciplina para entrenar la mente y el cuerpo para ser capaz de sustentar esta comunión – han estado disponibles en el pasado para relativamente pocos. Ahora es probable que todo esto esté cambiando.

El próximo paso, me parece, es un gran despliegue planetario – una masificación del proceso evolutivo.

Bien puede ser que la nueva generación de niños que está llegando a este planeta se incluya, de manera natural y orgánica, dentro de la primera oleada que se comprometa más plenamente con este impulso de desarrollo.

Re-Calibrar la Realidad

La capacidad para acceder a estados no-ordinarios de consciencia es la herencia natural de la humanidad.

Pero, a nivel fisiológico, puede que necesitemos preparación para ser capaces de mantener el estado energético relacionado con las percepciones incrementadas. Esta era la intención del proyecto de Yoga Integralde Sri Aurobindo, como adaptación para recibir la inmanencia de la Supermente.

Según el investigador de la consciencia Gopi Krishna, a la humanidad,

‘se la pondrá en contacto con otro nivel de creación, otras inteligencias y estados del ser que impregnan el universo, un universo que ahora está totalmente excluido de nuestra visión debido a la capacidad limitada de nuestros cerebros’.

Por consiguiente, la especie humana puede estar a punto de liberarse de su cuarentena perceptiva.

Las generaciones más jóvenes, con su inteligencia intuitiva inherente, serán la ola inicial de la transformación que está ocurriendo gracias a la consciencia recibida de la especie humana. Llegarán a reconocer – como una segunda naturaleza – que la humanidad comparte una vecindad cósmica con una profusión resplandeciente de otras inteligencias.

Nunca estuvimos solos – y recordaremos nuestro pensamiento anticuado y nos reiremos de nuestra miopía y nuestra falta de visión.

De la misma manera que recordamos los primeros tiempos de la televisión en blanco y negro y las películas mudas, cuando sabíamos que las imágenes reales existían en color pero no teníamos los “transceptores” capaces de recibir el ‘panorama general’.

Gracias a las nuevas generaciones que están llegando al mundo iremos introduciendo los patrones re-calibrados de consciencia en el proyecto colectivo de la especie humana.

Por fin, nuestros últimos descubrimientos científicos se están poniendo al día con un cuerpo de conocimiento percibido durante siglos entre ciertas tradiciones de sabiduría.

Por ejemplo, actualmente la biología cuántica revela que dentro del núcleo íntimo del cuerpo humano existe una energía multidimensional.

Cuando cada una de los 100 billones de moléculas del cuerpo humano emite su propio campo magnético, que se solapa con el siguiente, se alcanza un estado de coherencia cuántica. Esto crea un campo energético no-local que permite una comunicación instantánea a través de todo el cuerpo.

Con billones de campos superpuestos de ADN – cada uno con un mini campo electromagnético – se crea un estado cuántico unificado que se ha sugerido que puede tener propiedades multi-dimensionales. Se sabe que en el centro de la estructura atómica existen campos magnéticos a los que los físicos se refieren como campos inter-dimensionales.

Los físicos también están debatiendo sobre si en el centro de las galaxias existe energía inter-dimensional y si existen centros galácticos es un estado cuántico.

Esto se relaciona con la información aceptada por Ken Carey:

‘el sistema sensorial humano activado es algo más que un simple instrumento de comunicación inter-dimensional.

Reproduce en miniatura el patrón estructural de su campo bio-gravitacional, que es el mismo que se encuentra en los campos planetarios, solares, galácticos y universales.’

Los viejos patrones de consciencia no contribuían lo suficiente a “transceptar” los aspectos multi-dimensionales del campo de inteligencia viviente.

Sin embargo, la(s) nueva(s) generación(es) de humanos que está(n) llegando al planeta se encontrará(n) con un medio ambiente con una firma energética diferente, y su ADN se re-calibrará en consonancia.

Este cambio, especulo, facilitará un mayor acceso a la inteligencia viviente, lo que conducirá a patrones expandidos de consciencia recibida/expresada. Esta mayor resonancia con el campo de inteligencia viviente también conferirá un acceso parcial a la realidad de la existencia multidimensional.

Esta nueva comprensión de ser una parte de la existencia multidimensional será una herencia compartida por la humanidad, y no el territorio de unos pocos.

Experimentaremos la transición desde un tiempo en el que pensábamos que estábamos solos en un ‘universo muerto’ hacia el conocimiento de que somos parte de un universo inmenso, inconcebiblemente rico – uno entre muchos multiversos rebosantes de vida inteligente.

Habremos iniciado nuestro viaje para ingresar en la vecindad de la VIDA ** cósmica, lo que marcará el comienzo de una vida en resonancia con una nueva realidad sagrada:

‘…todas las criaturas habitan y viven dentro de un único campo de consciencia compartida, todas son proyecciones de un único SER, y esa totalidad – ángeles, humanos, animales, vegetales, microbios y minerales – son aspectos diferenciados de un todo consciente y coherente.

Reconocerlo es la piedra angular de la nueva Realidad Sagrada…’ 7

** N.T.: en el texto original L.I.F.E. (VIDA), acrónimo de – Living a more Integrated and Fulfilling Existence (Vivir una existencia más integrada y gratificante)
Cuando esta nueva percepción de la vida – planetaria, cósmica y dimensional – sea integrada y normalizada en la psique de la humanidad se producirá un cambio profundo y revolucionario en cada una de las esferas de la vida humana.

La humanidad establecerá una conexión sagrada con todas las formas de vida y con un cosmos viviente.

Reconoceremos colectivamente el impulso evolutivo en la humanidad y buscaremos promover el auto-desarrollo y el bienestar. Los valores humanos ya no se basarán en un paradigma de materialismo – realismo material – sino que promoverán,

  • la dignidad humana
  • la compasión
  • la tolerancia
  • la unidad

la actualización de nuestra moralidad más elevada

Finalmente, merced a esta nueva percepción y comprensión, trabajaremos como una especie colectiva en pos de la formación en la Tierra de una sociedad planetaria genuina.

No sucederá de un día para otro, ni dentro de una única generación – sino que al final ocurrirá a lo largo de un periodo prolongado. Es la expresión del impulso de desarrollo dentro de la consciencia creativa de la inteligencia viviente.

A su debido tiempo, cuando el impulso del amor alimente nuestro espíritu colectivo y nuestra intención creativa de construir un futuro para la humanidad dentro del cosmos, se producirá una transformación en el planeta Tierra.

Referencias

Citado en Pfeiffer, T & Mack, J E (eds) (2007) Mind Before Matter: Visions of a New Science of Consciousness. Winchester: O Books, p96

Crick, Francis (1981) Life Itself: Its Origin and Nature. New York: Simon & Schuster

Scott, Ernest (1985) The People of the Secret. London: Octagon Press, página 237

Strassman, R., Wojtowicz, S., Eduardo Luna, L., Frecska, E. (2008) Inner Paths to Outer Space: Journeys to Alien Worlds through Psychedelics and Other Spiritual Technologies. Rochester, VT: Park Street Press, página 80

Krishna, Gopi (1993) Higher Consciousness and Kundalini. Ontario, CA: F.I.N.D. Research Trust, página 197

Carey, Ken (1996) The Third Millennium: Living in the Posthistoric World, New York, HarperCollins, página 94

Carey, Ken (1988) Return of the Bird Tribes. New York: HarperCollins, página 169

Véase la ‘Parte II – Vida en Sivainvi’

Esto se conoce como Cimática – véase también http://es.wikipedia.org/wiki/Cimática

Las estimaciones del número de extinciones masivas en los últimos 540 millones de años oscilan entre las cinco grandes (https://es.wikipedia.org/wiki/Extinci%C3%B3n_masiva) y un total de más de veinte (https://es.wikipedia.org/wiki/Extinciones_masivas_del_C%C3%A1mbrico-Ordov%C3%ADcico#/media/File:Extinction_Intensity_ESP.png)

Véase https://es.wikipedia.org/wiki/Panspermia

Véase https://es.wikipedia.org/wiki/Panspermia

Fuente: Biblioteca Pleyades

logo productora final

Acerca de Fedex Despierta

Noticias, Investigación e Información sobre Civilizaciones Antiguas, Ufologia, Mitos, Leyendas, Profecias, Conspiraciones, Fantasmas, Arqueoastronomía, Criptozoologia, Viajes en el Tiempo, Dimensiones Paralelas, Exociencia, Esoterismo, Permacultura, Ecologia, Terapias Alternativas, Nueva Era y Mucho Mas…

Publicado el 30/11/2015 en Despierta Cordoba. Añade a favoritos el enlace permanente. Comentarios desactivados en Normalizar El Multiverso. Acceder A La Inteligencia Viviente.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: