RELATOS

Aqui vamos a subir relatos reales de personas de Córdoba y de toda Argentina. Si usted vivio una experiencia paranormal puede contarla al e-mail a despierta.cordoba@hotmail.com

La Llorona: 

leyendas y mitos de cordoba argentina 

La leyenda

 La leyenda de “la Llorona" tiene antecedentes históricos en México, precisamente tras la caída de Tenochtitlán, pero con el correr de los tiempos, cada región o país ha adaptado su relato.

Según la mitología americana es una mujer alta y estilizada, con vestido blanco.

Los relatos populares, afirman que su eterno penar se debe a que busca a un hijo recién nacido que asesinó arrojándolo al río para ocultar un pecado. Se la llama "la Llorona" porque sus gemidos son tan insistentes que hasta enloquece a los perros, cuando deambula por las noches.

Los relatos marcan además que es señal de malos presagios, un indicador de mal agüero: puede acercarse para enfermar a las personas, empeorar a los enfermos o traer desgracias a los seres queridos.

aquí en córdoba se dice que le fueron asesinados y ella se quito la vida y anda en pena en la busca de ellos.
Vecinos armados salen a cazar a “la Llorona”
Los vecinos vieron alterada la tranquilidad de su San Marcos por la supuesta aparición de "la Llorona". Los llantos y gritos angustiosos emitidos, lo que presumen la imagen de una mujer que recorre las calles en las madrugadas, como un alma en pena.

La intendenta María Lucía Baudrak fue contundente: No creo que se trate de una broma, sino de una persona desequilibrada mentalmente. Dijo que hasta ahora no produjo ningún tipo de agresiones. Sí asusta a los chicos y a los más ancianos

Sostuvo que;la llorona, ;suele aparecer en diferentes localidades y en esta época, la Cuaresma. Apareció en otras oportunidades acá. Es difícil saber cuándo aparece, pero lo está haciendo casi de manera diaria;, añadió.

Sin embargo, no descartó de manera rotunda que se trate de un hecho sobrenatural: No puedo descartar nada, pero creo no se trata de nada paranormal. Me parece que se trata de alguien que no está en su sano juicio o que quiere producir miedo;Hace ruidos, el llanto es desagradable, probablemente se trate de una grabación, deslizó la jefa comunal.

Baudrak narró a Radio Neo que una denuncia realizada en los últimos días dice de pasos sobre techos de una casa y luego el llanto, pero es difícil llegar para dar con esto.

;Mantuvimos reuniones con la Policía para incrementar la cantidad de efectivos, prever recorridos y extremar los medios para poner fin a estos sucesos;, indicó la intendenta, pero manifestó que ;si los llamados fueran preventivos sería mucho más fácil, si los hiciéramos ante movimientos raros… Si ven ingresar vehículos, pero todos llaman cuando todo pasó. En mi barrio pasó esto, y la persona escapó, insistió volviendo sobre su hipótesis.

Lo que preocupa a la mandataria es que un grupo de vecinos ha decidido salir por la noche a dar fin a estos hechos. "No podemos hacer justicia por mano propia. Le pedimos a los vecinos que dejen actuar a la Policía, expresó.

El Hombre Lobo:

Fantasmas

como también me contó mi nono que en Italia le dicen la bestia bruta el me comento que cuando era chico quería ir al cine con un amigo el padre osea mi bis abuelo le dio permiso pero que no viniera muy tarde xq andaba la bestia bruta el fue y salio y llego tarde a su casa allá me comento el que las casas tenían formas de cruces y había nevado y tenia medio metro de nieve le costaba caminar con el amigo en la nieve entonces el amigo se dirija a su casa y la del era la que daba de frente seria la punta de la cruz supongamos el sentía como los animales que estaban atados con cadenas se ponían locos los perros aullaban mucho ruido el  apresuro su caminata y se dio vuelta y ve algo que cruza corriendo por la calle de punta a punta el empiesa a gritarle al padre que le abra en eso aparece mi vis abuelo con una escopeta y le dice que se apure alla me agrega las casas tiene mas de 3 escalones y el lobizon no las puede subir porque nose la cuestio que el entra y mi bis abuelo le dispara una ves y cierra la puerta en la casa era todo un alboroto sube ala primera planta con el padre y el le dice que nose se asome y el muy curioso se asoma y dice que ve como este bicho grande enojado rascuñaba las paredes como queriendo trepar y mi bis abuelo dispara de nuevo y cierra la ventana al otro día había dejado un rastro de sangre por toda la nieve y que había varias gallinas y otros animales muertos nunca me voy a olvidar de eso bueno era algo que quería comentarles…

A mediados de la década del 80 la aparición de una bestia que, decían los testigos, lanzaba fuego por los ojos, tuvo en vilo a los cordobeses y a miles de policías que durante semanas lo buscaron incansablemente.

El lobizón, después de aterrorizar a los vecinos de San Vicente, se perdía inexorablemente en el cementerio. El acontecimiento contó con un gran despliegue policial y mediático. Al punto que un comisario inspector de apellido Moreno que participaba del operativo de búsqueda, contó con gesto desencajado al diario Córdoba que había podido ver a la bestia y era aterrador, “lanzaba fuego por los ojos”.  El lobizón como llegó desapareció pero el hecho le valió al uniformado ser rebautizado en la fuerza como “El Lobo Moreno”.

Casi 17 años después, el terror se apoderó nuevamente de los cordobeses pero esta vez en el barrio Sangre y Sol, donde se había podido ver un nuevo espectro que usaba una capa negra, uñas muy largas y que caminaba sobre las aguas.

Este lobizón, lejos de desaparecer como por arte de magia, fue capturado por la Policía cuando en una de sus salidas nocturnas intentaba atravesar el río.

Se trataba de un ermitaño, de allí las uñas largas y la capa negra en realidad era un trozo de pileta de lona que usaba el hombre para cubrirse del rocío. Dijo a la Policía que salía de noche para no ser molestado por los vecinos, pero la realidad es que era más manso que un cordero.

Texto Extra:

El Lobizon de San Vicente es mi Papá

Hoy hace 3 meses que estoy encerrado, tengo miedo de salir, todavia me parece escuchar los gritos de terror de la gente cuendo me veia. No tengo la culpa de esto, solo me paso y daria todo por no tener que sufrir esta tortura.
Hace 3 meses, 3 horribles meses, mi cuerpo cambio, como dicen los libros, una noche de luna llena, el septimo hijo varon, se convertira en lobo.
Lo que no dicen los libros es cuando iban a empezar los sintomas, esta maldicion estuvo latente en mi 30 años; si 30 años señores un dia de furia, en esos dias donde nada sale bien y lo que te viene pasando en tu vida no ayuda… simplemente ese fatidico 11 de febrero mi vida dejo de ser “Una vida de perros”paa pasar a ser una vida de lobo.
Tengo un consuelo, no soy el unico Lobo en mi familia, tenemos una casta Lupina.
Mi Bisabuelo llego de Europa a nuestras tierras con el gen del Lobo; el mismo fue un Hombre Lobo alla por 1930 a la edad de 60 años
Al hermano de mi abuelo lo pudieron controlar, ya que por ese entonces mi bisabuelo vivia y supo “domesticar” a Aureliano.
Nunca mas se toco el tema en mi familia. era el secreto mejor guardado del Mundo, hasta que en los 70´s mi viejo, en Plena lucha por los Derechos humanos fue capturado y segun cuentan algun testigo sobreviviente, en plena tortura, mi Viejo , se convirtio en lobo y escapo.
Las lenguas dicen que lo hicieron desaparecer, yo se que el siguio vivo. Los diarios lo cuentan como una “Noticia de Color” pero que me da señales de vida.
capaz que hayas escuchado hablar de él lo conocen con El Lobizon deSan Vicente

La Pelada de la Cañada:

mitos

Corría el año 1885, año en que se implantaba la Ley Nacional del Servicio Militar Obligatorio. Además en ese mismo año, Leopoldo Lugones fundaba el primer Centro Socialista. Por esos tiempos, todavía Córdoba se alumbraba por las noches, con farolitos a gas de carburo de calcio y la ciudad se constituía en una aldea esencialmente religiosa, que se acostaba con murmullos de rezos y se despertaba al tañer de las campanas de sus iglesias.

Se vivía en una época de duendes y fantasmas. La superstición o la credulidad del pueblo, se entremezclaba con creencias esotéricas, donde proliferaban sucedidos y leyendas que corrían en las tertulias familiares llegando esos comentarios a atemorizar las mentes infantiles, hasta en las horas de “las inevitables siestas”, creando duendes y fantasmas, merced al clima propicio de aquella sociedad.

En cada baldío o zanjón, la imaginación de aquellos habitantes creaba un fantasma, nos atreveríamos a pensar. Los lugares mas aprensivos por lo sombrío del panorama, solía ser La Cañada, culpable también de las inundaciones traicioneras.

Fue justamente en La Cañada, especialmente en el trayecto desde Las Cinco Esquinas hasta su desembocadura con él rió, que empezó por aquellos años a aparecer un fantasma, que durante largo tiempo provocó el temor de muchos cordobeses, para después convertirse en una leyenda.

Las características de este aparecido, según los comentarios, de los que decían que lo vieron: “Era movediza, tenía una lustrosa pelada, vestía de blanco y crecía y sé encogía con facilidad”. Tratábase de “La Pelada de la Cañada”. De Pronto se aparecía cerca de la Capilla del Niño Dios (que se ubicaba en la intersección de la calle San Juan y La Cañada), como por las inmediaciones de la vieja fábrica de porcelana, por la calle Rioja.

Tal vez aprovechando la fama de “la Pelada de la Cañada”, sin dudas, habrían aparecido algunos imitadores. Pero lo cierto es, que entre los asaltados por este fantasma, habría un comerciante “turco” que decía se le había aparecido por la fabrica de porcelana. Lo interesante del caso, era que del susto recibido, no podía bajarse del caballo que montaba, y pretendía por ese inconveniente, hacer la denuncia desde su cabalgadura. Cuentan que el comisario no encontraba la manera de hacer descender del animal al denunciante y al preguntarle el “por qué de su actitud”, contestole el turco de marras:

Pasar señur comesario, que la Belada de la Cañada, ha asustado al caballo mío y ahora no dejar bajar al pobre turco…

Preguntando en la oportunidad el Comisario:

Usted, ¿no se asunto, amigo?

Respondiendo el turco:

Yo simplemente ensuciar pantalones, señur comisario.

Para terminar de contar esta anécdota, diremos que tiempo después unos soldados del Regimiento 4 de Ingeniería que tenían sus cuarteles precisamente en la vieja fábrica de porcelana entre la calle Rioja y La Cañada, le hicieron una celada al fantasma. No se sabe si fue el autentico o no, lo que sí se sabe es que le dieron una soberana paliza.

La Mujer del Angelito:

Lobo

LA MUJER DEL ANGELITO

Los cocheros que hacían el recorrido entre Alta Córdoba y el Centro contaban con singular espanto terribles versiones que les sucedía a la vuelta al bajar por la avenida Roque Sáenz Peña. Decían que una mujer enlutada a la cual no se le veía la cara marchaba por los rieles en pos del tranvía llevando en sus brazos un pequeño ataúd sobre el cual había un candelero con velas de sebo. Adquirió tanta popularidad esta aparición que en las noches invernales se interrumpió por completo el trafico de peatones y los pocos vehículos que se animaban a pasar por la zona lo hacían acompañados por otro, nunca solos.

Así, el 1º de enero de 1926, en una larga evocación sobre la Córdoba de finales del siglo XIX, La Voz del Interior recordaba a la todavía fresca Mujer del angelito. La bajada de Alta Córdoba, como se la conocía en tiempos de la aparición paso a ser señalada como la ;Bajada del angelito muerto;. El barrio hacia poco que se había incorporado a una ciudad que, ya saturada en los alrededores de la plaza San Martín, se atrevía a subir a los altos. La estación de trenes del Ferrocarril Belgrano fue un punto de atracción.

La evocación del diario sostiene que el fantasma desapareció al instalarse en el barrio el R13 de Infantería, aquel cuerpo de artilleros que peleo en la intentona revolucionaria radical del 4 de febrero de 1905.

Pero para Azor Grimaut, en su libro Duendes en Córdoba, aun hasta 1915 se hablaba de la ;Mujer del angelito. Entonces, los niños pequeños fallecidos eran tenidos como angelitos y sus velorios eran toda una tradición festiva, celebratoria. Para ellos, los féretros se pintaban de blanco y ese era el color del cajoncito que transportaba la mujer.

Cuenta Azor Grimaut: El viaducto ferroviario, de noche parecía un enorme bostezo interminable. A los dos lados de la bajada se levantaban como murallones los cortes de las dos grandes barrancas de greda y arena colorada. El transito de vehículos, especialmente pasadas las 11 de la noche, no era nutrido, aunque de tarde en tarde la sensación de que intentaba iniciarse, cuando el tranvía a caballo, mas popularmente conocido como "la carreta", trabajosamente , por el agotamiento de las bestias, iniciaba su ascenso en dirección al norte. Mayorales y cocheros difundieron la versión (de la Mujer del angelito), que no dejo de preocupar hondamente a los supersticiosos, de que, regresar, siempre en el ultimo viaje cuando nadie -aparte de ellos- ocupaba el vehículo, se aparecía, corriendo por el terreno existente entre los rieles, delante de los caballos, una mujer de traje oscuro -quizás negro-, llevando en brazos un cajón fúnebre de angelito…

El fantasma, según la versión, se deslizaba de acuerdo a la velocidad del tranvía y finalmente a corta distancia del viaducto antes citado desaparecía como desvaneciendose.

http://www.paranormal.com.ar/archive/index.php/t-8759.html

 El Jinete en Llamas:

leyendas

En la bajada San Roque, hoy avenida Julio Argentino Roca, solía aparecer un jinete envuelto en llamas, según aseguraban los asustados paseantes nocturnos. Incluso, se cuenta que algunos personajes que andaban en tren de serenatas, ante la aparición, no titubeaban en huir y abandonar sus instrumentos.

"Este jinete, como los del Apocalipsis, se veía solo las noche en que iban a producirse hechos sangrientos por el contorno. Y no fallaba, porque como salía los sábados, era seguro que los vecinos del hoy Pueblo Güemes no iban a dejar pasar la noche sin darse algunas puñaladitas", decía La Voz del Interior, el 5 de febrero de 1930.

El Chancho Benedito:

brujas

Otro habitante de la Cañada aparecería en tiempos posteriores a las irrupciones de La Pelada, en el cruce del arroyo con la calle San Luis. Caminaba, hozando a intervalos en dirección al norte, para desaparecer misteriosamente cuando llegaba a la altura del pasaje Reartes;, cuenta Grimaut. Los vecinos lo llamaron;el Chancho Benedito, porque en el lugar donde aparecía había muerto un carrero llamado Benedicto. Sobre este ultimo personaje, también se hablaba como una aparición fantasmal: don Benedicto llegaba a la ciudad en un carro con seis mulas; un día, las mulas vinieron desbocadas y fueron a parar junto al hombre a la Cañada. Desde entonces, los vecinos empezaron a verlos aparecer por las noches, escuchaban su voz y también el ruido del carro.

http://www.paranormal.com.ar/archive/index.php/t-8759.html

El Hombre del Sombrero Negro:

 Hombre

Este es uno de los mas afamados y visto en sercanias de los barrios lindantes al del cementerio de san Vicente según aseguran muchos vecinos a este hombre alto se lo sabe ver rondando en sercanias al cementerio atrabesando las paredes o apareciendo parado en las puertas de las casas segun dicen es el que anuncia los malos agurios otros dicen que es el mismo ente rondando en el cementerio buscando encontré que no es solo en este lugar sino en distintas partes de la argentina y mundo.  

 La Batalla de las Brujas en San Vicente:

 cordoba
Brujas y Zánganos, Leyenda: Tradicionalmente se dice que las brujas son mujeres dedicadas a la práctica de las artes de magia negra para su beneficio particular y para desgracia de los demás. Según se cuenta salen todas las noches a volar desnudas bajo la forma de grandes pájaros negros y durante sus vuelos nocturnos se desplazan perturbando el sueño de las personas y fastidiando a los caminantes. A veces las han sentido haciendo ruidos siniestros sobre los techos de las casas. Según la tradición oral, las brujas se esconden en árboles llamados maitines, desde donde importunan a los viajeros con sus macabras carcajadas. Tiempo atrás, las madres llevaban a sus recién nacidos a que les echarán agua, para que las brujas no se pudieran llevar a los niños. Las leyendas hablan de que cuando un ave grande y negra ronda por los tejados, se le debe lanzar sal, mostaza o agua bendita. Si es una bruja al hacer alguna de estas cosas, caerá desnuda ya en su forma humana. En cambio, si se siente que el ave negra ha aterrizado en el techo y se sospecha que es una bruja hay que gritarle “venga mañana por azúcar y café”. La persona que al día siguiente llegue a la casa para pedir alguno de esos productos es la bruja. También hay hombres que se dedican a estas artes oscuras y en la zona no se les llama brujos sino zánganos.

cuenta la leyenda que en san Vicente vivían dos brujas que eran hermanas y que atraían a niños dejando les dulces o llamandoles y prendiéndoles muchos dulces los niños caían victimas de sus encantos sobre todo los niños de la calle que paraban en lo que se conose como la plaza del mercado en donde se comercializaba comida, vegetales etc. pero un día en su competencia una robo un niño a su hermana que había alimentado y engordado. la hermana muy enojada se lo reclamo y ella le dijo que era de ella y que no tenia nada que reclamar.su hermana muy enojada en un momento de distracción le arrebata al niño y comienza una batalla aérea en la plaza del mercado dejan caer al niño que se da ala fuga en la batalla que realizaban una cae muerta al piso justo en la entrada del mercado y desde alli se dice que la hermana quedo apenada y maldijo a todo el mercado y dijo que se cerraría para siempre..

El Burro de los Siete Chicos:

 El burro de los siete chicos. Quizá una de las apariciones más enigmáticas y extrañas de la Córdoba del miedo. Solía asomarse a la medianoche por el contrafrente del Colegio Santo Tomás, sobre Duarte Quirós. “No producía ningún ruido al caminar y los chicos parecían empalizados, ya que no se movían”, cuenta Grimaut. Al llegar a Bolívar, explotaba sin ruido y desaparecía junto con los chicos.

http://www.lavoz.com.ar/cordoba/vieja-ciudad-miedo

El Farol:

 echizos

El farol. Según una memoria de La Voz del Interior de 1951, en algún momento fue tan popular como “la Pelada”, y su escenario era el mismo, la Cañada. Cuentan que iba por el aire a la altura de una persona, a veces por la orilla, otras, sobre el agua del arroyo, hasta el puente de la calle Deán Funes o hacia El Abrojal. “No hacía nada mientras no se lo provocara; mejor dicho, mientras no se lo llamara. Y un silbido era llamado y provocación”. Luego, identificaba al provocador y lo golpeaba.

http://www.lavoz.com.ar/cordoba/vieja-ciudad-miedo

Los Degolladitos:

hombre en llama

Los degolladitos. Eran dos niños que, dicen, aparecieron degollados en Catamarca y bulevar Guzmán. Nadie supo quiénes eran, y hubo quien los vio en noches sin luna buscando sus cabezas alumbrándose con velas. Hubo incluso misas especiales para espantar sus fantasmas, pero poco a poco se convirtieron en ánimas milagrosas y la gente encendía velas en el lugar donde aparecieron. Ya no se encenderían luego de que provocaran un incendio en el aserradero Camporini, pero la creencia seguiría un tiempo más.

fuente http://www.lavoz.com.ar/cordoba/vieja-ciudad-miedo

La Dama de Blanco y de la Rosa   

pelada de la cañadaleyendas y mitos de cordoba argentina

Afirma que una mujer ascendió a su vehículo y que misteriosamente desapareció del asiento trasero. Quienes lo conocen dicen que es una persona seriay dan crédito a su relato. 

El taxista de Villa Dolores ( Cordoba) no puede creer lo que asegura haber vivido. Tiene temor. Quienes lo conocen afirman que es una persona seria y dudan de que esté inventando el relato.

La misteriosa desaparición de una pasajera cuando viajaba en el asiento trasero de su taxi le ha quitado el sueño, y no puede dejar de pensar en el tema.

El trabajador del volante contó a Cadena 3:;Anoche a las 20,30 levanté una pasajera en la central de Presidente Perón. Le abrí la puerta sin verle la cara, pero era una mujer de edad. con bestido de blanco.

Primero me pidió que la llevara a barrio Colón y luego me solicitó que la fuera llevando más adelante. Era una noche muy cerrada, sin luna. Habíamos avanzado un largo trayecto. Le hablé varias veces y no me contestó. Iba sentada del lado derecho. Le hablé otra vez, tampoco me contestó. No estaba. Había desaparecido, contó el hombre, como si se tratara de un relato de cine de suspenso.

Me asusté. Giré rápido en contramano con las luces altas y no había nadie en la calle. No sé qué pasó…, concluyó apabullado por la extrañeza de su relato. 

Escuchar audio del reportaje al Taxista 

(una vez abierto el link , 

http://www.cadena3.com/compartir.asp?audio=ARCHI_40273.mp3&titulo

 Un Remisero de la Ciudad de Córdoba Asegura que una Mujer Atreveso el Paredón del Cementerio de San Vicente.

un remisero de la zona de los naranjos aseguro que una mujer con una rosa en su mano le hace señas en las proximidades de la cañada en barrio guemes el se detiene y le dice buenas noche a donde vamos y ella responde con una voz media difícil de entender y ronca hasta el cementerio de san Vicente el remisero emprende viaje en el viaje trata de emtablar una conversacion el le pregunta porque lo de la rosa y ella le dice para ayudarte el mira por el espejo retrovisor sorprendido pero nota q ella tenia el pelo tirado hacia adelante para ayudarme si se que tenes muchos problemas y el le responde la verdad que si y le comenta lo que le venia sucediendo últimamente que no le alcanza el dinero muchas cosas por pagar el siempre hablando alo que la mujer le respondió con movimientos de cabeza el le dice ya llegados a cercanías del cementerio en donde déjame acá le responde ella acá responde el en la puerta del cementerio si y te dejo esta rosa y apoya la rosa en el asiento del pasajero le dice que todos los martes la cambi y que todo le va a ser favorable el mira así atrás y ve como la mujer desciende y atraviesa la puerta del cementerio con ataques de panico y gritos sale del coche y es asistido por vecinos del barrio de maldonado y se hace presente personal policial.

el hombre se encuentra en shok por estas instancias comento el comisario olivares a la cadena … 

Fuente: http://www.taringa.net/posts/paranormal/16856704/Leyendas-y-mitos-de-cordoba-argentina.html

Leyendas Urbanas de Argentina

EL PERRO EXTRAÑO
Cuentan en el barrio de La Boca, en la ciudad de Buenos Aires, que hace muchísimos años dos ancianos encontraron un perro abandonado. Sintieron lástima por el animalito que, pese a su aspecto extraño, los miraba con ojos de mucha ternura. Le dieron de comer y lo asearon, incorporándolo a la vida familiar. Cierta vez el perro presentó síntomas de decaimiento y lo llevaron al veterinario para que lo atendiese. El facultativo, tras revisarlo, no pudo encontrar las palabras adecuadas para decirles a los afligidos amos que lo que habían recogido no era un tierno ejemplar de raza canina sino una enorme rata.

EL VAMPIRO DE FLORES
Tiene como protagonista a Belek, un enano que llegó a Buenos Aires con el Circo de los Zares proveniente de la zona de los Cárpatos. Al igual que el conde Drácula, Belek fue expulsado luego de que Boris Loff, el dueño del circo, junto a dos testigos: la Mujer Barbuda y el Hombre Bala, lo encontraran prendido al cuello de una mona integrante de la troupe circense.
Pero el mito, apenas comienza aquí. El verdadero horror se desató cuando Belek se refugió en una casa abandonada del Bajo Flores y comenzaron a desaparecer misteriosamente todos los gatos del barrio. El relato cuenta que los vecinos protegieron sus casas con ristras de ajo mientras portaban crucifijos por las calles, por temor a ser atacados. Una noche de invierno, cerca de la estación Flores, los hombres del barrio lograron cazar al vampiro con una improvisada red, fabricada con la malla de un arco de fútbol, pero éste se les escapó furtivamente. Algunos aseguran que aún vive en el cementerio de Flores y sale de tanto en tanto a producir estragos entre los desprevenidos transeúntes.

LA CRIATURA ACECHANTE
Cuentan los vecinos de Ciudadela, Provincia de Buenos Aires, que cierta noche un colectivo de la –por entonces– línea 237 pasaba en su habitual recorrido por la Avenida Alvear. Al llegar a la altura del Cementerio Israelita, uno de los pocos pasajeros que viajaban a esas horas, vio una nube blanca que provenía del camposanto y que se acercaba hacia el vehículo. Cuanto más se aproximaba, se definían y perfilaban nítidamente sus rasgos de mujer. Durante un breve lapso, la extraña criatura acompañó el paso del transporte, flotando a la par, hasta que finalmente se desvaneció ni bien el colectivo abandonó la zona del cementerio

EL ACCIDENTE DEL CHOFER
Cuenta el relato que una noche en Rosario, Provincia de Santa Fe, frente al cementerio “El Salvador”, un chofer de colectivo de la línea 114 iba conduciendo el vehículo medio dormido, luego de una jornada de intensa labor. De pronto, una chica se le atravesó en la calle, cruzando de manera imprudente. El hombre intentó clavar los frenos, pero fue inútil: la muchacha fue arrollada. Asustado por lo sucedido y presa de la desesperación, el conductor decidió huir. Luego de varios minutos de escape a toda velocidad y sin detenerse en las paradas establecidas, vio por el gran espejo retrovisor que la víctima estaba sentada en el ultimo asiento del colectivo, mirándolo fijamente y llorando.

LOS FANTASMAS DEL SUBTE
Varias historias circulan en torno a los subterráneos de la ciudad de Buenos Aires, que tienen como escenario principal las estaciones de la línea A, la primera de la red inaugurada en 1913, que actualmente une Plaza de Mayo con Primera Junta.
Una de ellas cuenta que un antiguo operario de la estación Sáenz Peña concurrió a los sanitarios en horas de servicio y encontró en ellos a un hombre degollado sobre un charco de sangre. De inmediato el atribulado empleado dio el alerta al personal de seguridad de la estación, quien acudió rápidamente a inspeccionar el lugar, encontrando el sitio en perfectas condiciones y sin ningún rastro de violencia. El veredicto fue unánime: se trataba de una alucinación.
Al día siguiente, volvió a repetirse la situación, aunque el protagonista fue esta vez otro empleado. Durante largo tiempo, muchos fueron los trabajadores que afirmaban haber visto al degollado en el baño de esa estación.
Otra historia de aparecidos tiene como escenario el tramo comprendido entre las estaciones Alberti y Pasco, aunque su figura central esta vez es una extraña mujer en traje de novia. Cuentan los dichos que se trata del fantasma de una joven a la que su prometido abandonó ante el altar, circunstancia por la cual la muchacha habría salido intempestivamente de la iglesia y se habría arrojado a las vías del tren. Otra versión, más romántica aún, señala que la ceremonia del casamiento se realizó pero al tratarse de una unión concertada por los padres de los novios, la muchacha prefirió suicidarse al salir de la iglesia antes de contrariar su propia voluntad.

EL HOMBRE SIN OJOS
Relatan algunos habitantes que hace tiempo solía verse a un hombre sin párpados deambular por los vagones de la línea de ferrocarril Mitre. Numerosos testimonios daban cuenta de que siempre subía o bajaba del tren en la Estación Coghlan. Sobre su aspecto circulaban distintas explicaciones. Según algunos, se trataba del alma de un muerto que se había suicidado arrojándose a las vías. Según otros, era un hombre de la zona que al momento de morir padecía una terrible infección ocular. Más allá de estas discrepancias, todavía muchos vecinos del lugar buscan en el andén los ojos del hombre sin párpados, a los que se le atribuyen poderes mágicos.

EL TAXISTA DE CHACARITA

Esta es una de las historias incluidas en el libro Buenos Aires es Leyenda
(voy a ir escribiendolas, con mis palabras, para quien no lo leyo tenga idea de que contiene):

Una vez descubrieron muerta a una chica sobre la tumba de su difunta madre y sobre esto se supone que comenzaron varias teorias…pero la mas difundida en la zona es la del taxista.
Dicen que hay un taxi que merodea la zona de chacarita (y por lo tanto recomiendan no tomar taxis a la salida del cementerio) que a simple vista es un auto normal pero cuenta la historia que esta chica luego de salir del cementerio tomo este taxi…ella iba pensando en su madre y no prestaba atencion a su entorno y de golpe comenzo a sentir muchisimo frio…miro a las ventanas y estaba todo cerrado. En un momento decide preguntarle al taxista porque hacia frio y ve que era un individuo calaberico…pero cuando observa su propio reflejo en el vidrio ve que ella misma tambien se habia vuelto calaberica y fria…la muerte la habia venido a buscar…el taxi volvio al cementerio donde voces la llamaban desde adentro…no pudo hacer nada al respecto…ya estaba muerta.

Hay testigos que afirman haber estado en el taxi y haberse salvado…incluye un testigo que comentaba que iba en el taxi y si no hubiera sido porque vio a la imagen de su padre muerto andando en bicicleta al lado del taxi…cosa que lo “desperto” no hubiera podido salir…se tiro del taxi y cayo como pudo…y dice que aun actualmente siempre veia pasar a este taxi que lo miraba fijamente. Este supuesto testigo fue
entrevistado por el escritor del libro…y este cuenta que una semana luego de que le diera su testimonio, este hombre murio.
Varios taxistas que paran por la zona tambien afrman conocer a este taxista extraño..que jamas para con ellos sino que sigue de largo y nisiquiera lleva ficha…

MEDIA ESTACIÓN

Esta es una leyenda urbana que aparece en la seccion de “Fantasmas” del libro Buenos Aires es leyenda, transcurre en la zona de Congreso.

En la linea de subte A, entre las estaciones (o medias estaciones, depende a quien se le pregunte) Pasco y Alberti, corre un rumor que habla de que cuando se apagan las luces del subte, muchas personas han visto una misteriosa estacion màs.
Pero, no es cualquier estación, esta tiene compañia, dos obreros italianos que formaron parte de los trabajores inmigrantes empleados en la
construccion de esa linea. Sentados en el andèn, con los pies en el aire, miran pasar a los viajantes. Pero, hay un detalle, ellos estan muertos, fallecieron a causa de un desprendiemiento del terreno.
Por supuesto, el hecho se oculto, y el ingeniero a cargo de la obra, soluciono la situacion construyendo las otras dos estaciones.

EN LA FALDA, FANTASMAS NAZIS SOBREVUELAN EL EDÉN

Esta historia la confirman amigos míos que, si bien no viven en la falda sino en Rafaela (santa fe) van muy seguido.

Como muchos sabrán y otros no, la falda estuvo ligada al nazismo mucho mas de lo que pensamos. Allá por fines de 1800, se adquirieron las tierras (1250 hectáreas) donde mas tarde se levantaría el hotel “Edén” que después seria adquirido por el matrimonio Eichhorn. El hotel tenia todas las comodidades posibles, incluso tenia un águila en el frente, y una antena de comunicaciones en el techo para los generales nazis que alli se alojaban.
El matrimonio era uno de los grandes recaudadores de America para la campaña nazi, ayudados por gente del gobierno (que aunque a muchos no les guste tenian simpatia con Hitler)…
y aquí la leyenda:
Cuentan que, cuando un grupo de “guerrilleros” llegó al lugar (ya finalizando la guerra) para desalojar a los nazis, mataron a los perros de varios generales y militares de alto rango (ya que no podían hacerlo con ellos por ser considerado un crimen de guerra) y los enterraron en los campos que el hotel poseía. Dicen que por las noches, aun se escuchan a los perros aullar en donde fueron enterrados, lo mas curioso, es que uno deja de escucharlos en el mismo momento que cruza el limite del hotel pero aun puede ser escuchado por las personas que quedan dentro
(recordemos que la construcción mas cercana al Eden es a 2 o 3 cuadras sobre la avenida Eden).

IGLESIA DE SANTA FELICITAS calle Isabel la Católica, Barracas

Residencia del fantasma más célebre de Buenos Aires, Felicitas Guerrero de Alzaga. A los 15 se casó con el hacendado sexagenario Martín de Alzaga, con el que tuvo dos hijos que murieron en la infancia. A los 26 ya era viuda; seguía siendo hermosa y muy rica. Se la disputaban dos jóvenes impetuosos, Enrique Ocampo y el estanciero Sáenz Valiente. Felicitas se inclinó por el segundo; Ocampo, que la cortejaba desde siempre, no soportó el desprecio y pidió verla antes de la boda. Discutieron, y Ocampo la asesinó de dos disparos el 30 de enero de 1872. Según la familia Ocampo, los Guerrero mataron a Enrique; según los Guerrero, el desesperado pretendiente se suicidó. Como sea, la familia de la joven muerta hizo construir como homenaje la Iglesia de Santa Felicitas en la parte de atrás de la casa, donde hoy está la plaza Colombia.
La leyenda sorprende a Felicitas paseando por detrás de las rejas de la iglesia todos los 30 de enero. Llora. Algunos le dejan pañuelos atados a los barrotes. Cuando la iglesia fue restaurada por primera vez, el arquitecto descubrió que todos los ángeles de la fachada tenían el ala derecha caída –a Felicitas le dispararon en el hombro derecho–. Cuando hizo el arreglo, las campanas empezaron a sonar solas. La de Santa Felicitas es la iglesia menos elegida de Buenos Aires para celebrar casamientos. Hoy está en proceso de restauración: la gruta detrás del edificio principal, llena de bancos, tiene un órgano y muchas moscas. La puerta principal está tapiada, lo que obliga a ingresar por el costado. Eso si los vigilantes gatos –una cincuentena– permiten la entrada.

PALACIO DE JUSTICIA

Acá les tengo una leyenda urbana que no muchos conocen y me entere por un amigo que es periodista.
cuenta q hace mucho tiempo hubo un asesinato, un hombre había fallecido por una bala en la cabeza y se inculpaba a un conocido que le había prestado dinero, se abrió el caso y también se comenzó a hacer las investigaciones correspondientes para hallar al culpable.
en la posesión del sospechoso de hayo un arma, pero no había bala con que compararla ya que la bala en la cabeza del victimado no se encontró, y el sospechoso quedo libre…
se dice que todos los dias en la noche se ve a un hombre dirigiéndose al lugar donde se guardan los casos sin resolver, busca el archivo correspondiente a su caso se saca algo de la cabeza y la deja encima de su expediente.

CUIDADO CON LO QUE DESEAS (Prov. de Entre Rios)

Últimamente a Maria todo le salía muy mal

No tenía ningún éxito con los estudios, sus padres acababan de divorciarse y sus amigos le habían dejado de lado. Así que un día decidió suicidarse. Escribió una carta de despedida y eligió una soga para atársela al cuello. Empezó a temblar y le dio tanto miedo que al final decidió no hacerlo.

Ese mismo día había tenido una discusión con su mejor amiga, y pensó: ‘Ojalá fuera ella la que estuviera aquí en mi lugar, intentando quitarse la vida, y ojalá lo consiguiese’.

Al día siguiente, cuando Maria entró en clase, se encontró a su amiga Noemí que, hecha un mar de lágrimas, le preguntó: ‘¿No te enteraste? Sandra se ahorco, dejo esto para vos. Era una carta. Ponía lo mismo que su carta de despedida, era idéntica, salvo en una cosa, al final decía:

Gracias por tus pensamientos. Estuve a punto de tirar la toalla, como tú, pero tus palabras me dieron ánimo para hacerlo. Sé que llevarás la culpa toda tu vida de mi muerte y te dolerá hasta el aliento por haberme matado. Tus deseos se han cumplido. Deseaste que ojalá lo consiguiera y así lo he hecho. Hasta pronto, amiga mía.

Pocos días después, Maria corrió la misma suerte, arrastrada por los pensamientos de su amiga,supo que la unica forma de callarlos era terminar con su vida.

Algunos dicen que todavía se escuchan los llantos de desesperación de estas chicas y saben muy bien que son los de ellas, por una sensación de frío que corre por el cuello de todo aquel que las escuche.

Un consejo: aprende a pensar por vos mismo…

EL DIABLO EN EL ESPEJO (Prov. de Córdoba)

Esta historia ocurre en Villa Carlos Paz, y quien la cuenta afirma que le ocurrió al amigo de un primo suyo.

Estábamos todos tomando unas cervezas en un bar de mi ciudad. estábamos entre risas y tomando lo normal, cuando apareció un flaco moreno, con vestimenta gótica, de unos 21 años, como nosotros. Pablo, uno de mis amigos que allí se encontraban, lo saludó, puesto que eran amigos. Se sentó con nosotros y hablamos durante unas horas.

Al cabo de unas, más o menos, 3 horas, el tema de conversación pasó a ser historias de miedo, como que ya había anochecido y nos encontrábamos ahora en un descampado. Nos contábamos historias terroríficas y acabamos realmente asustados. Entonces Geronimo, el pibe gótico, dijo que conocía una forma de ver al Diablo. Lo escuchamos, la verdad, con la misma atención de cuando te cuentan un chiste. El procedimiento que hay que seguir es el siguiente:

(Textualmente)”En Nochebuena, justamente a las 12 de la noche, el Diablo hace la inspección en la Tierra, la única en el año, así que si queremos verlo tiene que ser ese mismo día a esa misma hora. Vete al baño, puesto que es el lugar más propicio para realizar el evento, y cerra la puerta. Encendé 12 velas, al poder ser negras, y cuando quede poco para que sean las 12, cerras los ojos y te paras frente al espejo. Manténlos cerrados hasta que quede solo una campanada de las doce que debe sonar. En ese segundo verás al Diablo en el espejo”

Todos nos lo tomamos en joda, pero David, otro amigo, dijo que lo haría sin problema. estábamos a 20 de Diciembre, así que en cuatro días lo haría, solo pedía que hubiese un testigo, y que sería en su casa. Ese testigo fui yo.

24 de Diciembre, las 23:55. Todo estaba preparado y nadie nos molestaría. Entró David solo, yo tengo mucho miedo a esas cosas. Se cerró la puerta y esperé sentado afuera. Las campanadas sonaron, y yo estaba al acecho de que alguien estuviese espiando para darme un susto, pero no pasó nada. Suspiré, aliviado, llamé a David. No contestó. Atemorizado, abrí la puerta de un golpe, y lo encontré en el suelo, agarrándose el corazón. Y en el aire se olía el inconfundible rastro del azufre. Llamé a la ambulancia y se lo llevaron al hospital.

Le diagnosticaron un infarto al corazón a causa de un sobresalto, una crisis nerviosa. Yo no pude dormir durante meses, hasta que fui tratado por un psicólogo. Cuando por fin David se recuperó, me dijo a mí sus primeras palabras:

“LO VI. . . TENGO MUCHO MIEDO”

Ahora ya conseguí dormir, pero David no es ya el mismo. Recuperó algo de su vitalidad, pero aún se le nota muy apagado, triste. Dicen que es porque el infarto lo deja a uno mal. No fue eso: fue lo que vio en el espejo. Y estará así hasta que se muera.

EL PRÓXIMO SOS VOS (Prov. de Buenos Aires)

Aquella noche todo fue muy extraño. Estábamos en un descampado cerca de mi barrio. Hicimos una fogata y nos sentamos alrededor del fuego a charlar, cuando Marcelo nos propuso jugar al juego de la copa. Yo tenía un poco de miedo por todo lo que había escuchado sobre ella, pero, pensándolo fríamente, ¿por qué voy a tener miedo es solo un juego?

Al final nos decidimos. Pusimos el tablero y todo, y empezamos a preguntar cosas. Sorprendentemente la copa se fue moviendo, y yo me quedé sin aliento. ¡Era increíble!

De repente, la copa explotó. Aquello fue demasiado. Decidimos que ya era hora de que cada uno volviera a su casa. Aquella noche me desperté varias veces porque encontraba la luz del baño encendida.

A la mañana siguiente le pregunté a mis viejos si ellos habían estado yendo al baño por la noche. Me contestaron que no. Pasé por alto ese incidente y no quise darle más importancia.

De camino al instituto pasé por delante de un banco donde había un hombre sentado. Cuando avancé un poco más noté que ese mismo hombre me seguía. Iba vestido con gabardina negra y sombrero oscuro. No me daba buenas vibraciones, así que aceleré el paso. Él también lo hizo. Para no parecer paranoico opté por otra estrategia: me paré en seco, como si me fuera a atar los cordones de los zapatos, para ver qué hacía él…

… Se me acercó al oído, y en un susurro me dijo: no juegues con fantasmas cuando no sabes qué son.

Me quedé de piedra. En cuanto pude, llamé a todos con los que estuve aquella noche y se lo conté. Quedamos otra vez en el descampado. Ninguno de nosotros habló porque no había nada que decir: habíamos jugado con fuego y nos habíamos quemado.

De repente, un hombre emergió de la sombra. Llevaba un instrumento afilado en la mano. Se dirigía hacia nosotros. Salimos corriendo. Cada uno a su casa. Pero a Marcelo y a Silvia no los vimos más.

Ahora, cuando miro sus fotos, siento como si me sonrieran y me dijeran: el próximo sos vos.

EL FAMILIAR

Según se dice, el Familiar es el demonio mismo, y por lo general se lo ha visto o se tiene conocimiento cabal de él en zonas de grandes establecimientos fabriles o ingenios.
Es comentado que los dueños de estas fábricas, realizan un contrato con el Diablo por el cual éste puede comerse unos cuantos peones para que la industria tenga un año próspero.

Mucha gente asegura que el familiar la mayoría de las veces con forma de gigantesco perro negro sin cabeza y que arrastra una pesada cadena, se pasea por las noches en medio de los cañaverales a la espera del que será su próxima víctima.

En otras provincias se dice que el Familiar tiene también forma de víbora negra y con pelos o tal vez de persona.
Como a la mayoría de estos seres, la forma de contrarrestar su ataque es con un rosario, una cruz, mucha valentía o Fe.

LA MULÁNIMA

También llamada Alma-mula, este engendro es una mujer condenada por pecados muy graves en contra del pudor. Galopa por los campos haciendo un ruido metálico, estruendoso – como si arrastrara cadenas -; echa fuego por la boca, los ollares y los ojos y mata a la gente a dentelladas o a patadas. Se la ve sólo de noche y su apariencia es la de una mula envuelta en llamas..

En Tafí del Valle se ha encontrado, en la “Ruta de Birmania” (camino que lleva al Ojo de Agua y que pasa por detrás de la Loma del Pelao), una piedra con una pisada de este animal.

Se comenta que sólo un hombre con mucha Fe o muy valiente puede escapar de su infalible ataque. Para repelerla o defenderse se debe repetir tres veces “Jesús, María y José”.

Algunas personas dicen que el Alma-mula es el Diablo mismo.

Elena Bossi en Seres Mágicos, nos cuenta que la Mulánima es una mujer condenada que se transforma de noche, con la primera campanada de las doce, en una mulita chica, que anda galopando y arrastrando cadenas, mientras da rebuznos estridentes y desesperados. La misma autora narra que el grito de la Mulánima es a veces como un relincho y otras como un llanto de mujer… y que el periplo de este ser termina en la puerta de una iglesia, emprendiendo el camino de regreso.
“Lleva las riendas suelta, de modo que al correr las pisa y se lastima la boca con el freno” cuenta Elena Bossi, lo que agranda aún más la desesperación del fabuloso animal. Hasta se dice que sale mayormente en tiempos de tempestad y que ataca las majadas, comiendo algunos animales y dejando otros heridos.
Juan Carlos Dávalos, el gran escritor salteño, relata que un peón suyo, “allá por los 20”, llevando un arreo en las cercanías de los nevados del Acay, se separó del grueso de la tropa para buscar un ternero perdido… le llegó la oración en la travesía y cuando volvía por una estrecha huella del cerro, vio a la lejanía una pequeña luz que se acercaba rápidamente… el viento que corría del mismo lado trajo el vaho azufrado… cuando se dio cuenta que es lo que se acercaba… era tarde… de frente y dando horrorosos alaridos y tirando fuego por los ollares, venía galopando desenfrenada una mula del tamaño de un caballo grande… Hallaron al criollo con el rostro desencajado y el pelo y los ensillados quemados… casi mudo… apenas pudo balbucear el encuentro y su corazón no resistió más… entre congelado y aterrorizado, el pobre no era más que un guiñapo… lo mismo que en la Ruta de Birmania, arriba mencionada, en esta senda del Acay también quedó marcada una huella en la piedra pelada… “que las hay… las hay”

NIÑITO MORO

Cuentan que en cierto lugar en la región cuyana existía, hace muchos años, un bosque impenetrable donde habían hecho su guarida unos temibles bandoleros.

Un día, pasó por las cercanías del bosque un matrimonio de paisanos que iban haciendo un largo viaje a caballo y llevando consigo un niñito de pocos meses. El niñito era moro, es decir, todavía sin bautizar.

De improviso, fueron sorprendidos los viajeros, por cuatro forajidos, los que sin hacer caso a las súplicas del matrimonio, dieron fin con ellos asesinándolos bárbaramente. En los últimos instantes la madre les había rogado que respetaran la vida del niño, pues era moro, sin lograr conmoverlos. Al contrario, tomando uno de ellos al niño por las piernitas lo estrelló contra un árbol. Entonces se oyó desgarrador, un ¡ay! que lanzó al expirar el niñito.

Internáronse los bandoleros en el bosque y al comenzar a repartirse el botín, vieron aparecer entre las sombras de la tarde que caía un enorme pájaro negro, totalmente desconocido para ellos y el que, luego de describir enormes círculos sobre sus cabezas, lanzó un grito que era como el de un ser humano, repitiendo por tres veces el ¡ay! desgarrador del niñito que acababan de ultimar.

Paralizados de espanto quedaron los bandoleros. Y cuando quisieron reaccionar, ya el pájaro había desaparecido.

Cuentan que los bandidos ya no tuvieron sosiego: que a toda hora los perseguía el ¡ay! del niñito moro. Y que, enloquecidos, fueron muriendo uno tras otro, agotados por la sed, el hambre y los remordimientos sin atinar a otra cosa que a taparse los oídos con sus manos para no oír el grito del niñito sin bautismo al que, junto con sus padres, tan bárbaramente asesinaron.

EL CAKUY

Es un ave de rapiña, nocturna, denominada Kakuy por los quichuas, Urutaú por los guaraníes, la Vieja y Mae da luna por los brasileños.
Cuenta la historia que dos hermanos vivían en el monte. La hermana era mala y el hermano era bueno. El le traía frutos silvestres y regalos, pero ella le correspondía con desaires y maldades. Un día él regresó de la selva cansado y hambriento, y pidió a su hermana que le alcanzara un poco de hidromiel. La mala hermana trajo el fresco líquido, pero antes de dárselo lo derramó en su presencia. Lo mismo hizo al siguiente día con la comida. El hermano decidió castigar su maldad. La invitó una tarde a recoger miel de un árbol que estaba en la selva. Fueron allí y el hermano logró que ella trepara a lo más alto de la copa de un quebracho enorme (para algunos mistol, para otros algarrobo). El, que subió por detrás, descendió desgajando el árbol de modo tal que su hermana no pudiera bajar. El hombre se alejó. Allí quedó la mujer, en lo alto, llena de miedo. Cuando llegó la noche, su miedo se convirtió en terror. A medida que pasaban las horas, comenzó a ver, horrorizada, que sus pies se transformaban en garras, sus manos en alas y su cuerpo todo se cubría de plumas. Desde entonces, un pájaro de vuelo aplumado, que sólo sale de noche, estraga el silencio con su grito desgarrador -¡”Turay”, “Turay” !- : ¡”Hermano”, “Hermano” !.

UMITA

Está historia es conocida mayormente en el noroeste argentino, con menos influencia en el norte de Jujuy.
Se cree que el nombre de Umita es un diminutivo castellanizado del vocablo quichua UMA que significa cabeza y, efectivamente, la leyenda se refiere a una cabeza de hombre (algunos obvian el sexo) con abundante y larga cabellera, ojos desorbitados, y tremenda dentadura que flota en el aire por las noches, gimiendo, llorando y provocando el terror entre quienes tienen la triste suerte de encontrarla.
Es un “alma en pena”, sin duda, que paga sus culpas con el errabundo y eterno vagar por los caminos solitarios. Nadie sabe por qué fue condenada al Purgatorio, ni por qué se empeña en provocar el susto. Alguna vez un paisano valeroso la enfrentó y lucharon toda la noche, hasta el alba. Ganó y la Umita se transformó en toro o en ternero. Previamente narró su culpa al vencedor pero éste, a sus vez, no pudo contarle a nadie, pues como precio a su hazaña perdió el habla para siempre.

EL YASIYATERE

Tal el nombre de un pajarito que vive en las selvas del nordeste argentino, cuyo silbido monótono se oye al amanecer y anochecer.
En noches de luna, en Enero, se oye un silbido: yateré…yateré… cada vez más cercano, cada vez más fuerte; entonces, las madres cuidan de no dejar solos ni un sólo momento a sus hijos pequeños.
Es un criatura de entre 2 y 6 años, de cara bonita, rubio, ojos azules o amarillos, sin orejas. Tiene un olor muy fuerte y desagradable.
Rapta niños que encuentra solos al mediodía o a la siesta. Sólo se lleva a los varones, a las mujercitas, por lo general las deja pues tienen el pelo tan largo como él. Lame sus frentes para quitarles el bautismo. Al rato de jugar un rato con ellos, los abandona envueltos en lianas y enredaderas, y los niños quedan mudos, atontados presa del su encantamiento.
Todos los años, para el aniversario del rapto, los chicos sufren ataques de epilepsia, para curarlos hay que bautizarlos de vuelta, cosa que no siempre funciona.
El Yasíyateré usa un gorro o boina roja. Su ropa es amarilla. Alrededor de su cuello tiene muchas llaves de oro y cinco anillos en los dedos. Lleva una varillita mágica, un bastoncito de oro muy brillante en el cual reside todo su poder; si alguien logra quitárselo comienza a llorar, pidiéndolo. Sin su bastón se debilita.
Cuando camina queda solo la huella del pie izquierdo, el derecho no se ve. Vive en lo profundo de la selva y come solamente huevos, miel y fruta. Es dueño de muchísimas alhajas y de tesoros.

EL PITAYOVAI
Llamado también Talonyovai, son genios malignos que tienen el aspecto de indiecitos y habitan en las selvas del Alto Paraná, en el litoral argentino, también en el Chaco paraguayo y se dice que son antropófagos.

Tienen los pies sin dedos y los talones para adelante (su nombre en guaraní significaitayovai atacando… talón frente a frente), de esa manera desconcierta a todo aquél que intenta huir de él.

Poseen como arma hachas de doble filo, y subiendo en los árboles, esperan a que alguien pase para tirarse encima y matarlo. Ahorcan, muerden, destrozan y devoran a la gente que atrapan.

Aún se recuerda cómo durante la guerra del Paraguay con Bolivia, en 1932, el Pitayovai mató a muchos soldados destinados al monte

LA DAMA DE LA VELA
Cuentan los habitantes de la ciudad de Corrientes que en el edificio de la Escuela Normal “Juan Pujol”, una antigua construcción señorial, suele verse por las noches a una bella joven, hermosamente vestida con un largo traje de encaje blanco y una capa de pana roja, recorriendo los pisos y escaleras de mármol con una vela encendida en la mano. Ante las primeras luces del alba, la misteriosa criatura se desvanece.

LA DAMA VESTIDA DE NEGRO
En San Gregorio, localidad cercana a Venado Tuerto, Provincia de Santa Fe, sus pobladores relatan que una mañana de cerrada llovizna, un abastecedor del frigorífico Maru de Rufino encontró en la ruta 14 a una mujer vestida de negro que hacía el tradicional gesto de autostop.

La llevó hasta la ciudad y cuando la dama se bajó, tras agradecerle por haberla acercado hasta escasa media cuadra de su casa, le dijo su nombre: Nancy Núñez. Poco después, el hombre se enteró de que Nancy Núñez había fallecido un año y medio atrás en un extraño accidente, cuando la avioneta que piloteaba su marido había perdido una de sus ruedas impactando en el auto que ella conducía, lo que le había causado la muerte instantáneamente.

El sorprendido abastecedor descubrió también que el lugar en donde había parado para levantar a la mujer, entre Cristophersen y San Gregorio, era exactamente el sitio donde había ocurrido la tragedia que poco antes había conmocionado a la localidad. Otros testimonios dan cuenta de la misma aparición, en la misma ruta, a la altura del lugar del accidente

LA DAMA VESTIDA DE BLANCO

En distintas ciudades de la Argentina circula este relato, con algunas variantes mínimas, que tiene como protagonista a un joven que concurre a una fiesta, baile o lugar de diversión nocturno. Allí conoce a una bella muchacha de vestido blanco a la que invita a bailar y de la que se enamora instantáneamente. A cierta hora de la noche se ofrece a acompañarla hasta su casa y le presta su abrigo para protegerla del frío. Al día siguiente, el muchacho vuelve a la casa de la joven con intención de verla nuevamente y es atendido por los padres de ella, quienes con sorpresa y estupor le informan que la muchacha ha muerto uno o dos años antes.

El enamorado no entra en razones, motivo por el cual los afligidos progenitores lo llevan hasta el cementerio con el propósito de que, al ver la tumba, el muchacho se convenza de la verdad de sus dichos. Al llegar a la tumba, la estupefacción estalla en los tres, al descubrir que sobre la lápida descansa el abrigo que el muchacho le había prestado a la joven la noche anterior

LA DAMA DEL CEMENTERIO

Un caso parecido es aquél que cuenta que un hombre quedó encerrado en el cementerio al terminar el horario de visitas. Inquieto comenzó a dar vueltas por el lugar en busca del sereno para que le abriera la puerta. No lo encontró pero advirtió que frente a una tumba estaba una mujer de pie (según las variantes del relato, puede tratarse de una niña, una adolescente o una mujer adulta). El hombre se le acercó entonces y le contó su situación, alegrándose de ver a alguien más por allí. La mujer le respondió que a ella le había ocurrido lo mismo y que no se preocupara, ya que conocía un lugar desde donde podrían salir.

Con la dama como guía, el sujeto la siguió entre las lápidas, hasta que ella se detuvo indicándole una de las paredes perimetrales del cementerio. Al comprobar que no había ninguna puerta, el hombre le preguntó cómo hacer para salir por ese lugar inaccesible. –Así le respondió la mujer mientras atravesaba el muro.

ROMEO Y JULIETA CRIOLLOS

Cuenta la tradición que la aristocrática familia Anchorena vivía en el actual Palacio San Martín con más de 150 sirvientes. Hacia 1920 sus miembros decidieron construir la iglesia del Santísimo Sacramento como futuro sepulcro familiar. Quiso el destino que uno de los Anchorena se enamorara perdidamente de Corina Kavanagh, una joven de familia adinerada, aunque no patricia. El romance no tuvo la aprobación de los padres del muchacho y finalmente los novios tuvieron que separarse.

Corina entonces pergeño una particular venganza, no de sangre, pero sí estética. Ordenó levantar en San Martín y Florida un edificio cuyo único requisito fue que le impidiera a la familia Anchorena la vista a la iglesia mencionada desde su soberbio palacio. Aún hoy pesa la “maldición” arquitectónica, ya que el edificio Kavanagh sigue obstaculizando la visión del templo católico.

LA CRIATURA ACECHANTE

Cuentan los vecinos de Ciudadela, Provincia de Buenos Aires, que cierta noche un colectivo de la –por entonces línea 237- pasaba en su habitual recorrido por la Avenida Alvear. Al llegar a la altura del Cementerio Israelita, uno de los pocos pasajeros que viajaban a esas horas, vio una nube blanca que provenía del camposanto y que se acercaba hacia el vehículo.

Cuanto más se aproximaba, se definían y perfilaban nítidamente sus rasgos de mujer. Durante un breve lapso, la extraña criatura acompañó el paso del transporte, flotando a la par, hasta que finalmente se desvaneció ni bien el colectivo abandonó la zona del cementerio.

EL ACCIDENTE DEL CHOFER

Cuenta el relato que una noche en Rosario, Provincia de Santa Fe, frente al cementerio “El Salvador”, un chofer de colectivo de la línea 114 iba conduciendo el vehículo medio dormido, luego de una jornada de intensa labor. De pronto, una chica se le atravesó en la calle, cruzando de manera imprudente.

El hombre intentó clavar los frenos, pero fue inútil: la muchacha fue arrollada. Asustado por lo sucedido y presa de la desesperación, el conductor decidió huir. Luego de varios minutos de escape a toda velocidad y sin detenerse en las paradas establecidas, vio por el gran espejo retrovisor que la víctima estaba sentada en el ultimo asiento del colectivo, mirándolo fijamente y llorando.

TERROR EN LA RUTA

Una de las historias populares más macabras entre las creadas en el siglo XX es la que hace referencia a un conductor que en el último momento decide no recoger a un viajante. Generalmente el narrador comienza diciendo: “¿Te conté lo que le ocurrió a mi amigo? Bueno, de hecho fue a su primo…” Y continúa así: Un automovilista va conduciendo por una carretera, cuando ve a un hombre joven con el pulgar levantado. Al disminuir la velocidad para recogerlo queda consternado al ver que detrás de los arbustos o árboles de la carretera asoman dos o tres compañeros suyos.

Considerando quizá que están abusando de su generosidad, o tal vez alarmado ante la posibilidad de que se trate de una banda de ladrones, el conductor decide en el último momento no recogerlos. Los viajantes se encuentran ya bastante cerca del coche, pero el conductor pisa el acelerador a fondo y se aleja tan rápido como puede. Los viajantes parecen enojados: gritan y chillan mientras el automovilista se aleja. Feliz de haber logrado escapar a tiempo, el conductor sigue su camino unos kilómetros sin detenerse. Después, al comprobar que el indicador de la gasolina se acerca al cero, se para en una estación de servicio.
Acto seguido observa que el operario de la estación de servicio, lívido como la cera, se aparta horrorizado del coche. El conductor baja para ver qué es lo que pasa, y queda paralizado de horror ante lo que ven sus ojos.

Atrapados en una de las manijas de la puerta hay cuatro dedos humanos.

EL HOMBRE DEL CABALLO NEGRO

Esta es una historia muy interesante desde mi punto de vista,le sucedio a mi bisabuelo: Froylan Carcamo,hace unos 120 años segun relatos de mi abuela..
Mi bisabuelo era alcoholico, llegaba durante la madrugada a su casa y en muchas veces lo hacia el dia siguiente..siempre buscaba un pretexto para emborracharse..

La aldea en la que vivia queda muy distante del pueblo, para llegar a ella se tiene que cruzar una quebrada…
Esa noche mi bisabuelo estaba muy triste su amigo habia muerto hacia unos dias atras y el se refugio en el alcohol (como siempre ) .
Era muy tarde y la señora de la cantina le dijo que era hora hora de irse.

Estaba super ebrio…Cuando llega a la quebrada y era el momento de cruzar…le aparecio un hombre con una capa y sombrero negro,montado en un caballo de igual color.
Imagino que hubo de ser aterrador..mi bisabuelo en esos momentos no sintio nada, el alcohol se lo impedia..ademas el decia que era muy valiente y que no le temia a nada..
El hombre lo saludo y le dijo que le haria el favor de llevarlo a su casa pues era tarde y la aldea quedaba muy lejos y mi bisabuelo no andaba a caballo..

Mi bisabuelo acepto pues no tenia consciencia de lo que hacia de tal modo que acepto la propuesta
El se subio al caballo y tomaron su camino..lo raro es que el hombre no cruzo la quebrada..sino que se alejo de ella y tomo la carretera que hay para salir del pueblo .. mi abuela cuenta que en esos instantes cuando mi Bis. se dio cuenta de lo que sucedia penso: “Es el Diablo” ,sintio el latir de su corazon a mil por hora..la piel se le erizo ..y sintio pesado el cuerpo..

Pero en esa misma carretera esta el cementerio… mi bisabuelo estaba en un punto en que el miedo se habia apoderado de el completamente…de repente al pasar por el panteon..mi bis. escucho una voz que le dijo:-“Y vos Froylan para donde crees que vas”-en ese mismo instante sintio una mano fria muy fria…que lo bajo de una manera brutal de aquel terrorico caballo…
Al dia siguiente ..Amanecio en la tumba del mejor amigo que acababa de morir dias atras.

Esta es una historia de la familia “Carcamo -Torres” es contada por mi abuela y por sus hermanos..segun nos relatan el amigo salvo a mi bisabuelo..de ese destino atroz…no se si dejo de beber ..lo que si les aseguro…que dejo de montarse a caballo con desconocidos…

EL BAÚL

Cuando era pequeño, mis padres no tenían mucho dinero. Hasta que un día, mi padre consiguió un trabajo que yo nunca supe de que se trataba, mi padre llegaba por las noche y siempre subia al atico y se dirigia hacia su gran baul. ¿Que tendria ese baul? la curiosidad me estaba matando. Entonces decidí abrir ese baúl que tanto mi padre me había prohibido…

Él era muy estricto, y si no se hacía lo que él decía, entonces me daba una muy buena paliza. Por eso, una noche, mis padres salieron por asuntos privados, y me dejaron a cargo de la casa (Yo era hijo único). Mi padre, una y otra vez, me repetía que no tocase el baúl que estaba en el ático, porque tenía cosas sin importancia y privadas (supuestamente del trabajo, papeles, etc).

Si lo abría, iba a recibir una buena tunda. Pero yo venía escuchando ese relato de que no abriese el cajón como unas mil veces, hasta que esa noche, decidí hacerlo. Pensé que serían papeles de su misterioso trabajo. Entonces apagué todas las luces (así si llegaban no me encontraban husmeando su ‘baúl’… Subí al ático, y encontré en un rincón su baúl. Olía a podrido… QUE SERÍA??!! Ahora me lamento, porque perdí el respeto de por mi padre.

Abrí el baúl, y encontré cabezas bañadas y manchadas en sangre… MI PADRE ERA VERDUGO!! Y ahí guardaba las cabezas de sus víctimas. Primero pensé que era una jugarreta. Pero cuando llegaron mis padres, me encontraron tirado en el suelo repitiendo la palabra VERDUGO una y otra vez… Creo que esa imagen de las cabezas me sigue quedando. Nunca hagan lo que sus padres les prohíben. Me quedó como una lección

LUISA, OH LUISA!!

Esta historia le ocurrió a una universitaria llamada Luisa que compartía su habitación con una amiga llamada Susana. Luisa había conocido a Susana tres meses atrás, porque iban juntas a la universidad. Entonces habían decidido alquilar un departamento en un pueblito para compartir los gastos. Lissa volvía de la universidad a las 11 PM, y Susana la esperaba con la cena, porque ella iba a las 5 PM.

Una noche, Luisa llegó más tarde, y decidió no despertar a Susana. Ellas dos dormían en una vieja cama matrimonial. Entonces, Luisa se desvistió, se puso el pijama y se acostó. Luego de unas horas, Luisa despertó por unos extraños gemidos y palabras que cantaban “LUISA, OHH LUISSAA!” con una macabra melodía. “Ya dormite, Susana” repetía. Y luego de unos minutos, la canción paró. A la mañana siguiente, Luisa se despertó, sintiendo humedad y olor a podrido. Prendió la luz, y vio a su queridísima amiga Susana muerta, con la cabeza en el piso, rodeada de sangre.

Esta historia se rumorea por el pueblo, ya que Luisa se suicidó y el departamento fue clausurado…
Tene cuidado con los alquileres… pueden a veces esconden algo siniestro !!

EL EXTRAÑO DEL HACHA

Esta historia le pasó a un íntimo amigo mío, quién viajaba con 2 amigos más por las montañas del sur. Ellos iban muy tranquilos recorriendo los valles y decidieron acampar, ya que eran las 9:00 PM. Entonces, cuando armaron el fuego y se pusieron a cocinar fideos, divisaron un hombre que caminaba extraño y tenía un hacha en la mano izquierda. Tenía pelo largo y no se le veía la cara.

Ellos se acurrucaron cerca del fuego, atemorizados de ese extraño hombre. El señor se sentó a su lado y hacia gemidos amenazantes. Ellos le ofrecieron fideos, pero el hombre se quedó fijo, ‘”mirandoles”. Luego de un rato se fue, entonces ellos empezaron a reirse, para disimular sus nervios….

Al otro día, fueron a un Parque Nacional, donde había un Guardabosques y otra mujer, y les contaron la anécdota sobre el hombre del hacha. La mujer, muy inquieta y alterada buscó ansiosamente entre una carpeta de “BUSCADOS”. Los chicos se impacientaron, cuando la mujer le mostró una foto de un hombre con pelo largo, estatura media y agarrando un hacha. “Este hombre escapó hace 4 meses del manicomio central. Llevamos buscándolo, porque habita entre los Parques y la montaña y es un asesino serial con problemas psiquiátricos”.
Dicho esto, los tres viajeros salieron de la oficina dejando todas sus pertenencias, y tomaron el primer colectivo.

LA CASA DEL OTRO LADO DEL RÍO

Dicen que en Tierra del Fuego, hay una casa al otro lado de un pequeño río, muy hondo.
Un día, un chico cuyo el nombre no conozco, que será Tomas, decidio cruzar el río con unos amigos para entrar en la casa y mirar si había algo interesante… Al cruzar el río se dieron cuenta de que faltaba un chico, Jaime, que creyeron que se asustó y no cruzó el río.

Entonces al entrar en la casa, lo primero que vieron fue una gran estantería y una butaca delante de hoguera. Lo más asustadizo es que en el cuadro de arriba de la hoguera, estaba un hombre dibujado, que parecia hasta moverse. Empezaros a mirar todas las habitaciones. En una, había unos botes de cristal que contenian una especie de chucheria. Despues se dieron cuenta de que eran partes desechas de un cuerpo humano, y salieron corriendo de la habitación.

Cuando quisieron salir de esa casa la puerta estaba cerrada, igual que todas las ventanas. En el cuadro no había nadie dibujado, por lo tanto, no tardaron ni una milésima de segundo en darse cuenta de que no era un cuadro, si no una espécie de ventana con un cristal. Oyeron un grito desde fuera de la casa, era el de Jaime. Entre todos lograron tirar la puerta al suelo pero era demasiado tarde, Jaime estaba colgado de un arbol.

Se cerraron las puertas y se dieron cuenta de que faltaba Laira. Se quedó dentro. Al cruzar de nuevo el río, a Raquel la agarraron del pié y se la llevaron hacia dentro del agua. Solo quedaron Tom y hocks.

Se dice que más adelante la casa fué sometida a una inspección policial y no encontraron nada. La casa al mes y medio fue vendida y al tercer día en que los inquilinos vivian en ella desaparecieron. Se dice que fueron allados las huellas dactilares de los inquilinos y los niños dentro de botes en los que antes los niños creían haber sido chucherías.

KAREN

Bueno siempre se suelen crear muchas leyendas urbanas, pero esta puede decirse que puede llegar a pasar…
Hace un año en un instituto entraba una nueva alumna como puede ocurrir en cualquier instituto, se llamaba Karen, Karen era una chica bastante cerrada en si misma y muy poco habladora, incluso podía dar miedo…..
Al principio todo el mundo vio a Karen como una chica bastante rara, entonces empezaron a burlarse de ella, a reírse de su manera de ser y demás.

Karen cada día odiaba más a la gente de ese colegio, a las personas que le había hecho daño y entonces un día entre lágrimas decidió acabar con su vida, grabándolo con el video dijo “Por fin conseguiran lo que quisieron siempre, deshacerse de mi pero…no acabará mi pesadilla”. Después de decir estas palabras dejo el celular en un lugar en el que se viera bien el lugar donde quería morir, después Karen llorando se tiró a la calle y murió al instante.

Sus compañeros, todos, se sintieron fatal, habían destrozado la vida de la pobre chica pero no duraría mucho su tranquilidad. Sus compañeros descubrieron en la chaqueta que siempre llevaba Karen una lista, en la lista ponía todos los nombres de su curso, iban por orden de personas que le habían hecho daño. No tenía amigos asi que no había excepciones.

Jaime y María eran los primeros de la lista, se asustaron mucho al pensar que les podía pasar algo, no tardaron en darse que cuenta de que tenían razón.
Una semana después Jaime fue encontrado en su habitación descuartizado, en cambio María fue encontrada ahogada en la ducha y con la cara rajada. Asi fue cayendo poco a poco la gente de la lista, parecía que la venganza era cierta, no se salvaba nadie, solo quedaban dos personas de todo el curso, Pedro y Lola, sabían que iban a morir pero no querían y entonces para romper una maldición decidieron que se suicidarían en el lugar donde murió Karen, esa noche murieron pero en vez de terminar la maldición todo fue peor, desencadenaron una ira terrible al haberse suicidado y no muertos por Karen, entonces Karen para que nunca termine su venganza, cada vez que alguien muere por la presión social y deja una lista de las personas que le hicieron daño…

….Muere en extrañas razones, así que nunca trates mal a nadie.

Se sabe esta historia porque Karen fue una alumna de mi instituto, pero nadie del instituto es capaz de afirmar la leyenda por miedo a que morir.

Espejos y su Poder Paranormal. Leyendas E Historias Paranormales de Espejos

La magia de los espejos radica en su capacidad de reflejar al mundo y mostrar la realidad frente a los ojos de las personas. En el mundo ibérico antiguo los espejos eran utilizados como oráculos, siendo su mezcla con agua el que le confería poderes paranormales.En la catoptromancia, se sumergía un espejo en este líquido, y según reflejara a la persona bajo estas condiciones, se le pronosticaba corta o larga vida. También se le consideraba un elemento religioso con poderes de clarividencia, y aquél que tuviese el don, podría predecir acontecimientos futuros a ocurrir con su ayuda.

También al espejo se le confieren poderes que atraen a los espíritus y otras entidades incorpóreas. No pocos son los relatos que mencionan sombras, mujeres, hombres, ancianos y demás entidades que buscan despedirse de sus seres queridos, o hacer un vínculo con el mundo de los vivos. Esto sucedió porque de ser oráculos, los espejos pasaron a ser parte de las “Historias Populares” como artefactos con poderes de invocación.

Una de las leyendas mas conocidas sobre el poder de invocación de los espejos es la leyenda de Verónica (en inglés “Bloody Mary”) que reza mas o menos lo siguiente: “Si te paras frente a un espejo con unas tijeras abiertas en tu mano y pronuncias su nombre nueve veces, ella aparecerá y te pedirá que adivines la fecha de su muerte. Si lo logras, ella te concederá un favor. Si no, ella te matará por haberla invocado en vano”.

En la cultura oriental se cree que los espejos, si son bien usados, pueden reflejar y multiplicar la fuerza de la energía que ronda un área (el principio básico del feng shui), alejando las malas energías y los malos espíritus.También se relaciona a los espejos regularmente con portales a otros universos que actúan como puertas para entidades extra corpóreas.

El mundo del la literatura y del cine se han encargado de plasmar todas estas leyendas en guiones o historias que reflejan las creencias populares. En Drácula de Bram Stocker, el vampiro no se refleja en el espejo, ya que los vampiros no tienen alma y lo que se refleja en el espejo es esta. En la segunda parte del libro “Alicia en el país de las maravillas” de Lewis Carrol, La protagonista en enviada a través de un espejo donde tiene que superar una serie de pruebas que se dificultan por ser todas al revés, como el reflejo del espejo.

Hollywood ha sacado películas como “Mirrors ” y “Mirrors 2″, que, a pesar de ser malísimas, llevan al mismo punto que estamos tratando aquí. La energía paranormal de los espejos y como el ser humano es capaz de controlarla para abrir portales a otros mundos.

Experiencia propia: Personalmente, no me gusta mirar un espejo de noche, y menos con las luces apagadas. Es escalofriante y se siente una sensación muy extraña. Es como si hubiese alguien allí, a pesar de no haber nadie mas que yo. Me encuentro con este problema cada vez que voy por un tentempié a medianoche o cuando debo ir al baño a esa misma hora, y realmente es muy incómodo. Pensamientos bonitos, mirada al suelo y no hablar son las reglas de oro para que nada pase (XD).

%d personas les gusta esto: